Publicado el: Mar, Jul 11th, 2017

10 lecciones que puedes aprender del éxito de Steve Jobs, por Edith Gómez


Hace 10 años, se lanzó el primer dispositivo iPhone de Apple. En teoría, el dispositivo no era nada extraordinario: carecía de conectividad 3G (que ya se estaba convirtiendo en un estándar alrededor del mundo), su batería tenía problemas para lograr que el dispositivo estuviera encendido hasta el final día y la resolución de su cámara era de apenas dos mega píxeles. También venia con un precio poco asequible y, en muchas partes del mundo, con un contrato obligatorio de dos años con AT&T. Y todo eso, era por la versión que tenía menos almacenamiento apenas 4GB.

Pero con todo eso en contra, no era el iPhone lo que se veía como si se hubiera quedado atrás. Era todos los demás productos de la época. En retrospectiva, luego de ver el mar de cambios que nos separan de aquella era, la respuesta es obvia: el primer Iphone, un dispositivo de 10 años, luce como algo que podría ser encontrado en los bolsillos de los usuarios de hoy en día, mientras que sus competidores de aquel entonces se ven todos como autenticas antigüedades.

Pero ¿cuál fue el secreto del éxito de este dispositivo? Hay varios factores, pero sin duda alguna, un factor determinante fue la extraordinaria visión del fallecido presidente y fundador de Apple, el sin par Steve Jobs. Si eres fan de su particular estilo de liderazgo, te invitamos a leer esta recopilación de frases inspiradoras de Steve Jobs en Gananci.

Ahora, aprovechando el aniversario del icónico dispositivo de Apple, acompáñanos a descubrir estas 10 lecciones que puedes aprender de la vida de este visionario:

  1. Amaba lo que hacía: su compañía, la gente que trabajaba allí, sus productos

Apple era la vida de Jobs – incluso después de ser despedido de la compañía. Todos tenemos malos empleos en algún momento de nuestras vidas. Pero la pregunta que debes hacerte es esta: ¿Esté es el trabajo correcto para mí? ¿He encontrado la empresa correcta? ¿Estás son las personas con las que quiero trabajar? ¿Todo esto me llevará a realizar un trabajo gratificante y por lo tanto, a tener una carrera que me satisfaga?

Si la respuesta es sí, muy bien. Si no, asegúrate de cambiar las cosas sin perder tiempo. La vida no dura para siempre. Aprovecha el ahora para encaminarte en el camino correcto lo más pronto posible.

  1. No permitas que la negatividad se asiente en tu entorno

A lo largo de su vida, Steve Jobs no dejaba que la negatividad proliferara en sus compañías. La razón para ello, es que las personas y las situaciones pesimistas o negativas te quitan energía a ti y a las personas brillantes que trabajan para ti. Los fatalistas toman malas decisiones. Los pesimistas contratan a otros pesimistas. Las personas negativas toman decisiones negativas para la empresa. Por eso, no los puedes dejar hacer raíces en tu entorno.

  1. No puedes hacerlo todo tú mismo

Durante el tiempo que Steve Jobs estuvo lejos de Apple, logró convertirse en un mejor gerente para las personas. Aprendió que no puedes hacerlo todo tu mismo si quieres hacer realidad tu visión, y mucho más si esa visión es una empresa global.

Necesitas de las personas. Necesitas de personas talentosas que estén inspiradas. Se les debe dar la oportunidad de fracasar por sí mismas y no solamente ser una marioneta sujeta a la voluntad de una gerencia tiránica e inflexible. En resumidas cuentas, debes ser un gran líder para tu personal, si deseas que tus grandes ideas y trabajo duro rindan frutos.

  1. Si quieres vender una idea, producto o servicio, ponte en el pellejo de tu público

Si tuviéramos que elegir una sola cosa que hacía especiales a Steve y a Apple comparada con todas las compañías que vinieron antes, tendríamos que decir que es que Apple – más que cualquier otra compañía de nuestro tiempo – siempre era la mejor imaginándose un nuevo producto que nosotros jamás hubiéramos podido siquiera soñar de antemano pero que se nos hacía necesario poseerlo cuando lo sosteníamos entre nuestras manos. Eso es empatía. Eso es ver el mundo, no como es, sino como debería ser.

  1. Está bien ser el mejor en tu campo pero no seas tan exclusivo como para que la mayoría de la gente no pueda experimentarlo por sí mismo

Puede que tengas las mejores ideas en el mundo para lo que sea a lo que te dediques dentro de tu nicho del mercado pero no harán la diferencia a menos que encuentres una manera de llevarlas hasta las masas. Gracias a la magia del internet, puedes que seas un fabricante de tapetes en Tombuctú, pero si tus productos y servicios son buenos, la gente podrá encontrarte. Solo asegúrate de que tu producto es accesible para cuando te encuentren.

  1. No tienes que derrotar a la competencia en su juego. Tienes que redefinir el juego

¿Cómo logró Apple pasar de estar a 3 meses de la bancarrota a introducir el éxito que fue iPhone hace 10 años? Simple, ellos no jugaron con el esquema que todo el mundo estaba usando. En aquel entonces, apareció Napster y básicamente la música se volvió gratuita. Apple creó básicamente lo que era el siguiente “Walkman” en la forma del iPod, el cual obligaba a sus usuarios a pagar por la música.

Por su lado, el iPhone cambió tanto el panorama de los dispositivos móviles, que durante los primeros años la gente se refería al dispositivo como el “Mesías de los Teléfonos.” No tienes que derrotar a la competencia. Solo “Piensa diferente” y crea un nuevo juego con tus reglas.

  1. Cuida tu salud

Es bueno que hoy estemos aquí leyendo y aprendiendo de la vida de Steve, pero la cruda realidad es que el debería seguir entre nosotros. Y probablemente sería así, si él hubiera tratado su cáncer cuando sus doctores lo detectaron por primera vez. En vez de ello, Steve buscó un montón de soluciones naturopáticas que no lo ayudaron. Cuando finalmente decidió seguir el consejo de sus doctores, ya era demasiado tarde.

  1. Nunca te duermas en los laureles

Apple pasó de las puertas de la bancarrota a convertirse en la empresa dominante en el mercado de los dispositivos móviles en apenas 10 años. La mayoría de las compañías en su situación se hubieran relajado. Otros se hubieran dedicado a seguir adelante sin hacer mucho esfuerzo (especialmente después de 10 duros años de reconstruir la compañía).

Apple decidió seguir mejorando. Pero incluso tras haber tomado esa sabia decisión, en estos momentos, se encuentran en una lucha titánica contra Samsung y Google por una porción del mercado. Imagínate si hubieran decidido dar todo por sentado en los años que siguieron al exitoso lanzamiento del iPhone.

  1. No se trata solamente del empaque, la presentación también es importante

No importa en qué negocio estés, tu producto tiene que ser bueno. Sin embargo, la naturaleza humana es caprichosa y es normal sentirse traído por todo el ruido que genera algo. Jobs no fue el primer hombre de negocios en darse cuenta de que los productos tienen que tener vida. En vez de quejarse de lo injusto que es que otros no te den el reconocimiento que crees que se merece tu compañía. ¿Por qué no tratas de infundir esa chispa de vida a tus sólidos productos?

  1. ¿Estarías orgulloso de mostrarle el trabajo que estás haciendo a tus amigos y familiares?

Muchas empresas dejan que sus empleados se salgan con la suya a la hora de asumir responsabilidades, esto crea líderes desconectados de las bases de la compañía. Y si nadie corrige los problemas que van surgiendo, tienes una receta segura para el desastre. Apple siempre ha tenido una política de buscar responsabilidades. Esto no quiere decir que las cosas siempre salgan a la perfección. Pero hay consecuencias visibles.

En este caso, la regla de oro sería esta: ¿el trabajo que estás haciendo es algo de lo que estarías orgulloso de mostrar a tus amigos y familiares? Y eso es lo que ha hecho que los estándares de Apple sean tan grandes ya que a cada uno de los miembros de la compañía se le transmite este mensaje por medio de la cultura empresarial y ellos lo plasman en cada tarea que realizan.

Edith Gómez editora – gananci.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>