Publicado el: Lun, Dic 14th, 2015

Candidatos latinos del Partido Republicano con posibilidades de ganarle a Trump

debate republocano 3-
Cruz y Rubio pugnan frente a Trump por el cartel republicano
El inesperado hundimiento en los sondeos de Jeb Bush permite que los dos senadores de origen cubano se afiancen como alternativas

La política de EE UU gira desde hace seis meses en torno al fenómeno Donald Trump. Con su discurso xenófobo y su estilo fanfarrón, el magnate ha marcado el ritmo de la precampaña de las elecciones de 2016 y se ha situado en las encuestas como favorito para ser nominado candidato del Partido Republicano. El inesperado hundimiento en los sondeos de Jeb Bush permite que dos senadores de origen cubano, Ted Cruz y Marco Rubio, se afiancen como las principales alternativas a Trump en la pugna por la candidatura presidencial.

De forma discreta, Cruz y Rubio han ido ganando terreno de forma paulatina entre los electores. La nominación presidencial es una carrera de fondo en la que aún puede haber numerosas sorpresas, pero Cruz, senador por Texas, y Rubio, por Florida, parece que ya han presentado de forma nítida sus credenciales para competir con Donald Trump.

El showman sigue liderando los sondeos con una amplia ventaja sobre el resto de aspirantes conservadores, pero Cruz, con un 15% de apoyo, se ha situado en segundo lugar, desplazando así a un advenedizo como el neurocirujano Ben Carson. Y Rubio ha escalado hasta una cuarta posición que le permite acariciar la posibilidad de ser elegido candidato.

Tanto Cruz como Rubio son conscientes de que si Trump cae finalmente ellos son los mejor situados para ser los candidatos.
Cruz y Rubio, de 44 años ambos, son dos candidatos que responden mejor que Trump al canon republicano. Aunque los dos son muy conservadores, con visiones ultraortodoxas en materia económica o en polémicas sociales, Cruz es más doctrinario que Rubio, que entiende la política de forma más pragmática. Si en algo se han diferenciado en su trayectoria es ante la inmigración. Sin llegar a la radicalidad de Trump, Cruz es partidario de la mano dura, mientras que Rubio fue uno de los ocho senadores que en 2013 promovió una ambiciosa propuesta conjunta de republicanos y demócratas para hacer una reforma migratoria, iniciativa que fue abortada finalmente por los conservadores. Esta reforma daba una salida a un conflicto enquistado como es la situación irregular en la que viven 11 millones de inmigrantes.

Voto hispano
La designación de uno de los dos como candidato podría aliviar, en cierta manera, la imagen de los republicanos entre los votantes hispanos, que se suponen decisivos en las elecciones del próximo año. Trump ha despreciado este segmento de la población con su discurso contra la inmigración, especialmente contra los mexicanos, a los que ha identificado con traficantes y violadores. Así lo cree Sebastián Arcos, director asociado del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida, quien considera que tanto Cruz como Rubio atraerían a parte del voto hispano, que en las dos últimas elecciones, en las que se impuso Barack Obama, se ha inclinado por el Partido Demócrata. “Los dos lo arrastrarían, pero Rubio más porque ha estado más cerca de la raíz cubana de Miami, ha estado más en contacto con el exilio tradicional”, dice Arcos, quien recuerda que, a diferencia de Cruz, el senador por Florida habla un español muy fluido.

Discrepa en este punto Ric Herrero, un asesor político experto en temas cubanos. “No sería significativo. El resto de hispanos ve a los cubanos como algo diferente porque no tienen los beneficios de la ley de ajuste cubano”, afirma Herrero. Esta ley excepcional permite a los ciudadanos de la isla obtener la residencia al año de pisar terreno estadounidense.

Tanto Cruz como Rubio son conscientes de que si Trump cae finalmente (algo que muchos predicen desde hace tiempo, aunque de momento no ha ocurrido) ellos son los mejor situados para ser los candidatos. De ahí que en las últimas semanas se miren de reojo y se hayan cruzado, bien directamente o a través de sus candidaturas, varios dardos. Rubio ha reprochado a Cruz su voto en una iniciativa sobre seguridad nacional, mientras que el senador de Texas ha recordado a su compañero de Florida su pasado acuerdo con los demócratas sobre la reforma migratoria.

Ventaja del senador tejano
Los últimos sondeos conocidos este fin de semana apuntan a un avance del senador tejano Ted Cruz entre los contendientes republicanos en el decisivo Estado de Iowa. Según The Des Moines Register / Bloomberg Politics, Cruz lograría el 31% de apoyos, 10 puntos por delante de Donald Trump, con el 21%. Este se apresuró a exhibir una presunta encuesta de CNN que le daría a él el 33% en Iowa frente al 20% de Cruz, informa AFP.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>