Publicado el: Jue, Oct 19th, 2017

4 recomendaciones para evitar la rotación de personal, por Edith Gómez

El talento humano es uno de los activos más importantes en una organización. Es genial que tengamos una plataforma súper tecnológica, un producto de primera y precios accesibles, pero si el personal de atención el cliente no hace su trabajo de la manera correcta, estaremos en serios problemas. Si has perdido clientes por la razón que sea, mira en Gananci cómo recuperarlos.

Las personas que trabajan en una organización son los representantes de la misma frente a los clientes, proveedores, aliados comerciales, proveedores y más. Por esta razón deben estar totalmente alineados con los valores, así como la visión y misión de la marca.

Esto se hace complicado cuando existe una alta rotación del personal, porque las personas nunca terminan de reunir la experiencia necesaria dentro de la organización. Obviamente esto se convierte en un problema porque el personal se mantiene en la fase de inducción y no llegan de crecer dentro de la empresa.

Esta situación ocurre por diversas razones, sueldos pobres, falta de motivación, poca oportunidad de crecimiento dentro de la organización, clima laboral hostil, entre muchas otras. Las causas son de peso y tienen que ver con la realidad de cada individuo. Nadie renuncia a su trabajo y se queda sin su fuente de sustento por puro placer.

Sin embargo, traigo buenas noticias, no solamente nos quedaremos en esos problemas que están afectando al recurso humano, sino que a continuación encontrarás también una serie de recomendaciones para que puedas solucionarlo:

-Admite que tienes un problema que hay que solucionar: una vez estuve en una oficina donde el personal rotaba constantemente, por lo que la empresa siempre se encontraba en el proceso de selección y reclutación aun cuando no había un departamento para ello.

Esto era claramente un problema porque una de las dueñas -y gerente- debía agregar esto como un extra a sus ya excesivas responsabilidades, lo que le restaba productividad. Lo peor es que esto era un ciclo infinito que duró por años y la gente seguía yéndose, ostentando un promedio de duración no mayor a 3 meses.

¿Qué pasaba? La dueña se quejaba de que la gente se iba porque no quería trabajar, pero nunca llegó a asumir su responsabilidad en el proceso, por lo que todavía dicha empresa sigue teniendo anuncios en los periódicos solicitando personal. Si no admites que hay una situación que necesita ser resuelta, se mantendrá así hasta que decidas abrir los ojos y trabajar en ello.

-Respeta a tus empleados: todas las personas merecemos respeto, sin que influya la clase social a la que pertenezcamos o el trabajo que desempeñemos. El empleador tiene que ser el primero en dar ejemplo de respeto a sus subordinados y no tratarlos como seres inferiores a él.

Todo ser humano tiene derecho a que su dignidad sea respetada y el respeto no significa nada más dar los buenos días al llegar al trabajo, sino respetarles en sus necesidades, en ofrecerles una paga justa por sus servicios, entre otros.

-Fortalece la cultura organizacional: la cultura organizacional es algo que debe estar bien establecido en las empresas. Es un conjunto de reglas y normas que regirán el comportamiento de todas las personas que hagan vida dentro de la organización cuando se encuentren en sus predios o fuera de ella usando algún distintivo que les identifique como parte de esta.

Cuando la cultura organizacional no está bien arraigada, los trabajadores muy difícilmente se van a  sentir identificados con ella, para ayudarte en este tema, aprende cómo fidelizar a tus empleados.

Si no cuentas con una cultura organizacional bien diseñada, pide ayuda a un profesional en el tema y enfócate en este tema para que veas cómo a partir de la puesta en práctica de esta herramienta, muchos otros empezarán a alinearse.

-Escucha opiniones: una de las quejas más frecuentes que tienen los empleados es que sus opiniones no son tomadas en cuenta -ni preguntadas-, y no solo eso sino que ni siquiera son consultados por temas que le conciernen directamente a ellos. No quiere decir que harás todo lo que tus empleados dicen, pero pedir sugerencias y escucharlas cuando estas sean buenas y sensatas no le hace mal a nadie.

 

Edith Gómez
Editora – Gananci

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>