Publicado el: Mar, Nov 21st, 2017

4 tips para ahorrar dinero impulsivamente, por Edith Gómez

Cuando se trata de gastar dinero todos somos expertos, pocas veces hemos tenido una cantidad en el bolsillo “sin saber qué hacer con ella”. La publicidad y el marketing han sido aliados de las empresas para enseñarnos muy bien a gastar para suplir nuestras necesidades naturales y las creadas. Eso es absolutamente normal hoy en día.

Sin embargo, cuando se trata de ahorrar al parecer si hay que tener planes, estrategias y demás. Se entiende, hay tantas cosas a nuestro alcance que es difícil no sucumbir ante las tentaciones, las cuales están colocadas específicamente para hacernos caer. Claro, hay personas que son más propensas a caer que otras, si eres de esas, mira este listado de trucos para aprender ahorrar.

Uno de los trucos más populares para ahorrar es ser consciente de los gastos, de evitar realizar compras de manera impulsiva. Ese mismo principio se puede aplicar al revés con los ahorros, es decir, no tengas miedo de ahorrar impulsivamente. Pero ¿Qué es eso? Se trata de que no debes esperar a tener una razón de peso que requiera que guardes dinero para empezar a hacerlo.

No es que esté satanizando el hecho de que ahorres para después gastar. Me refiero a que, es genial que ahorres para unas vacaciones en familia o porque quieras adquirir una nueva residencia o coche, pero también puedes ahorrar solo por precaución o para darte a ti mismo una bonita sorpresa a final de año.

Si te agrada la idea, sigue leyendo porque a continuación encontrarás algunos tips bastantes funcionales para que empieces a ahorrar impulsivamente desde ya.

-No lleves mucho dinero en efectivo contigo: una de las maneras en que más gastamos dinero -sin darnos cuenta- es en las pequeñas cosas que se nos antojan en la calle. Quizá una simple bebida o un helado no te va a descuadrar el presupuesto, pero si esto o haces varias veces al día, todos los días, la historia cambia.

Si nos ponemos a sacar cuenta de cuánto gastamos en pocas cantidades, en aquellas nimiedades que no entran en ninguna categoría, nos llevaríamos una sorpresa. Esto lo puedes evitar saliendo de la casa con el dinero justo que necesitarás, así será más difícil hacer gastos menores que suelen ser en efectivo.

-Camina o usa el transporte público: si tu ciudad cuenta con un sistema de transporte público decente, es mucho mejor usarlo que gastar en gasolina, la cual está bastante costosa en la mayoría de los países.

Si vas a un lugar cercano, no es necesario que lleves tu propio coche, puedes ir caminando, lo cual no solo será bueno para tu salud física y financiera, sino también para el ambiente.

-Cuando vayas a comprar, lleva el dinero exacto que necesitarás: uno de los lugares donde más gastamos dinero de manera “inesperada” -porque en realidad ya sabemos lo que va a suceder- es cuando estamos de compras. Entras al supermercado por unas manzanas y terminas gastando el dinero de la semana de trabajo, típico.

Si ya sabes que serás tentado, es mejor ir preparado. Ve al supermercado -y a hacer las compras en general- solo con el dinero que tenías pensado gastar. Así, aunque estés dispuesto a ceder, tu bolsillo no te lo permitirá.

-Ten una alcancía o una hucha: si ahorras solo 2$ al día, al cabo de un año tendrás 730$ libres de impuestos y de cualquier responsabilidad. Ese dinero lo puedes meter en un afore o invertirlos en algo. Ahorrar dinero en una hucha ni siquiera tiene que ser algo demasiado consciente.

Mete las monedas que encuentres sueltas en tu bolsillo, las que tienen rato en el portavasos de tu coche, las que a veces encuentras en alguna gaveta y la vuelves a dejar ahí porque no le ves importancia, en fin. Así te parezca poco, es dinero libre de preocupaciones que se estará juntando y al tiempo -debes tener paciencia- cuando decidas sacarlo, podrás hacer algo significativo con ese dinero.

Ojo, estas estrategias son para ayudarte un poco a que des tus primeros pasos en el ahorro informal, pero es importante que cuentes con una base más sólida para que puedas reaccionar ante cualquier imprevisto que ocurra. Si crees que tu situación económica está muy difícil y es imposible ahorrar para ti, te recomiendo leer en Gananci cómo ahorrar en tiempos de crisis.

Edith Gómez
Editora – gananci.com

 

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>