Published On: jue, Ene 17th, 2013

40 rehenes extranjeros a punto de ser ejecutados por islamistas en Argelia

Sube la tensión alrededor de la central de gas en Argelia, donde más de 40 rehenes extranjeros y 150 argelinos permanecen encerrados desde ayer por la tarde. Lo último que se sabe es que los secuestradores han pedido a los rehenes que se coloquen cinturones con explosivos y amenazan con volar el lugar si se intenta un asalto.

Cerca de las 9 de la mañana, la cadena de televisión francesa «France 24» anunciaba los progresos de las fuerzas armadas argelinas, que habían conseguido rodear la central gasística. Ahora, rehenes y secuestradores piden que se retire el cerco para poder negociar.

«Pedimos al Ejército argelino que se retire para abrir las negociaciones sobre los rehenes», dijo uno de los secuestradores, identificado como Abu al Bara, al canal «Al Yazira».

A la petición de diálogo se suman ahora tres rehenes. «Pedimos negociaciones para evitar más pérdidas humanas», dijo uno de ellos, identificado como Dick, en una conversación telefónica con el canal catarí, que previamente había hablado con uno de los secuestradores.

Sin embargo, el Gobierno argelino se mantiene firme y se niega a entablar ningún tipo de conversación con los terroristas.

Dos muertes confirmadas

El ministro de Exteriores de Reino Unido, William Hague, ha confirmado este jueves la muerte de un ciudadano británico en el marco del secuestro que el grupo islamista «Firmantes de sangre» llevó a cabo ayer en una estación de gas natural ubicada en el este de Argelia.

«Lamentablemente, puedo confirmar la muerte de un ciudadano británico», ha dicho Hague a la prensa a su salida del Parlamento del estado australiano de Nueva Gales del Sur, en el marco de su visita al país oceánico. Interrogado por el resto de ciudadanos británico, Hague ha rehusado confirmar las informaciones de la prensa local que apuntan a que hay decenas de ellos entre los secuestrados. «En este momento, no puedo confirmar el número exacto de rehenes», ha dicho.

Además, el canciller ha advertido en contra de vincular el secuestro en Argelia con la intervención francesa en Malí para expulsar a los islamistas del norte del país africano, según informa el diario «The Australian», que cita a la agencia de noticias APP.

«Es una excusa conveniente, pero normalmente las operaciones de este tipo necesitan un tiempo para prepararse», ha explicado, por lo que ha considerado que «se trata de un asesinato a sangre fría». Horas antes, el Ministerio de Exteriores de Reino Unido ha confirmado la presencia de ciudadanos británicos entre los rehenes de «Firmantes de sangre» y ha anunciado la creación de «un equipo político y consular de crisis».

Nacionalidades identificadas

La cadena de televisión «France 24» confirma que entre los rehenes se encuentran siete estadounidenses, dos británicos, tres japoneses, nueve noruegos, un austriaco y un número indeterminado de holandeses, rumanos, malayos, filipinos, colombianos, tailandeses y sur coreanos

La pesadilla comenzó ayer, cuando milicianos de «Firmantes con sangre», liderado por el ex dirigente de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) Mojtar Belmojtar, irrumpieron en la estación gasística de la wilaya de Illizi y tomaron como rehenes a al menos una veintena de trabajadores argelinos, estadounidenses, británicos, franceses y japoneses.

Según el último comunicado del Ministerio de Interior de Argelia, hay dos fallecidos, que serían un argelino y un británico, así como «un número indeterminado» de extranjeros.

El grupo islamista ha solicitado abandonar Argelia junto a los rehenes y el fin de la «brutal agresión» francesa en Malí, advirtiendo a París y a los demás países de origen de los rehenes de que serán «responsables» de lo que les pueda pasar, si no cumplen sus demandas.

Colaboración internacional

El canciller japonés, Fumio Kishida, y el subsecretario de Estado de EEUU para Asia Pacífico, Kurt Campbell, acordaron hoy en Tokio cooperar estrechamente en torno al secuestro de decenas de extranjeros, entre los que hay nipones y estadounidenses, en Argelia por un grupo yihadista.

El diplomático estadounidense, de visita en Japón hasta hoy, explicó, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo, que ambos países intercambian información de manera continua tras conocerse la situación en el país norteafricano, que calificó de «muy grave».

Campbell, que llegó ayer a Tokio, agregó que Kishida atenderá a una serie de sesiones informativas una vez aterrice en Washington, a donde tiene previsto trasladarse mañana, viernes, para reunirse con la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Mientras que algunos medios del país asiático han hablado de hasta cinco rehenes japoneses, un parlamentario ha explicado a la agencia Kyodo que el Gobierno considera que existe una «alta probabilidad» de que tres nipones hayan sido secuestrados, probablemente empleados de la empresa de ingeniería japonesa JGC.

Sin embargo, ni Tokio ni Washington han especificado el número exacto de ciudadanos con pasaporte nipón y estadounidense que han sido secuestrados en Argelia.

ABC

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>