Published On: mar, Nov 11th, 2014

8 muertos deja enfrentamiento entre bandas paramilitares en Catatumbo

A viejas pugnas por el control de vías del narcotráfico y el contrabando de combustible, entre los grupos paramilitares de Los Rastrojos y Los Urabeños que operan entre los estados Táchira y Zulia, y la frontera con Colombia, adjudican la matanza de al menos ochos hombres de nacionalidad colombiana, seis de ellos acribillados con fusil y dos degollados, que fueron hallados -el sábado- en dos puntos distintos del municipio Catatumbo.
Desde el sábado se especuló que se trató de un enfrentamiento entre los grupos paramilitares Águilas Negras y Los Urabeños, e incluso se mencionó que los autores fueron integrantes de una columna de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, que opera en el sur del Lago; sin embargo, fuentes ligadas a la investigación revelaron que las víctimas supuestamente pertenecían a Los Rastrojos y que los victimarios son de Los Urabeños.

La fuente calificó el hecho como una emboscada y no un enfrentamiento, como se manejó inicialmente, pues en Caño Motilón los asesinos hasta tuvieron tiempo de “apilar” seis de los cadáveres, una vez les dispararon. A los otros dos hombres los degollaron el mismo sábado en la mañana, pero en el sector Río Chico, vía El Guayabo.

Es más, no descartan que pudieran ser más de ocho los cadáveres que los asesinos dejaron esparcidos a lo largo del sur del Lago; desde horas de la mañana del sábado hablan hasta de 30.

En este sentido, en Táchira, comisiones mixtas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc-La Fría, Ejército, Sebin y Guardia Nacional, hacia el mediodía del mismo sábado iniciaron el rastreo en busca de supuestos cadáveres entre Tres Islas y Río Grita, una vez que los moradores aseguraron que hubo varios muertos, luego de una acción bélica registrada en la zona montañosa.

Se creía que, de haber ocurrido una masacre de este lado del Táchira, los autores de la misma pudieron trasladar los cadáveres hasta Colombia, práctica que han puesto de manifiesto últimamente los grupos irregulares.

Al menos 10 horas le llevó al Cicpc, delegación San Carlos del Zulia, el rescate de los cadáveres, que fueron posteriormente trasladados a la morgue del hospital de Santa Bárbara del Zulia, donde familiares reconocieron e identificaron a cuatro de ellos.

José Francisco Calderón, de 24 años de edad, nativo de Puerto Santander, obrero de una finca en El Guayabo, uno de los dos degollados; el segundo permanece sin identificar. Entre los acribillados reconocieron a Guillermo León Troche, de 45 años de edad, natural del Cauca, residía en El Guayabo; Jesús Manuel Cuadrado, de 27 años, del departamento del Cauca, vivía en El Guayabo desde hace dos meses, y Carlos Abril, de 33 años de edad, oriundo de San Martín, departamento del Meta, en Colombia, dos años residenciado en El Guayabo.

Dados de baja “comandante Juan”

y alias “Balín” de Los Rastrojos

Mientras las autoridades del estado Zulia se encargan de las investigaciones y tratan de identificar al total de los fallecidos, confirmar el móvil y la autoría de la matanza, fuentes policiales del Táchira aseguran que entre los muertos se encuentran el “comandante Juan”, máximo cabecilla de Los Rastrojos (una vez fue detenido en Colombia el anterior, conocido como “Chucho Tony), y uno de sus lugartenientes o escoltas, conocido con el alias de “Balín”.

Se dice que seis de las víctimas fueron torturadas, previamente a ser acribilladas y sus cuerpos apilados, uno sobre otro, todas ellas sorprendidas por integrantes de Los Urabeños el sábado en la mañana, cuando se movilizaban en motocicletas por Caño Motilón.

Tras asesinarlos, los despojaron de sus motocicletas y, supuestamente, de las armas que portaban. En el sitio colectaron entre las evidencias, específicamente entre las ropas de uno de los muertos, la credencial de un militar de nacionalidad colombiana, del cual investigan si participó en la balacera, si se lo llevaron como rehén o realmente le pertenecía a esa persona.

Información extraoficial indica que otros cuerpos fueron hallados, pero en tierras colombianas, y que estos pudieran estar implicados con la masacre registrada en el estado Zulia; sin embargo, esta información no se confirmó.

“Por el punto donde se hallaron y la forma en que los mataron, hablamos de grupos armados rebeldes. Las heridas de alto calibre son hechas por armas que los irregulares usan. Los cuerpos presentaron heridas de arma larga que, según las primeras pesquisas, fueron provocadas por AK 47. Los asesinados llevaban una vestimenta similar, que consistía en botas de caucho y armillas verdes militares. Estaban maniatados con tirro y colocados muy cerca uno de otro”, detalló la fuente.

El diario Noticia Al Día aseguró que los muertos “no vestían prendas militares, pero presuntamente pertenecían a un grupo armado dedicado al cobro de “vacuna” a productores de los municipios Catatumbo y Jesús María Semprún, en la frontera con Colombia”.

Mientras que personeros colombianos y venezolanos no se habían pronunciado hasta ayer sobre la masacre, los pocos familiares que llegaron a la morgue zuliana para reclamar a sus parientes manifestaron su consternación y clamaron justicia.

Intención de Los Urabeños: apoderarse de toda la zona

De Los Urabeños, según indican fuentes confiables, son más de 300 los hombres que en Táchira, al mando de alias “Cepillo” y “Nacho”, estarían dispuestos a tomar toda la zona norte del estado, aun pasando sobre las autoridades, en lo que mayormente comprende el municipio García de Hevia, que limita con Colombia.

Mientras se dedican a cometer las acciones delictivas que les provoca, incluso aseguran los moradores que en horas nocturnas, entre Tres Islas y Boca de Grita, instalan retenes o “puntos de control” móviles, de los que se han valido para detener a un nutrido grupo de personas, que aún permanece retenido.

Garantizan que, fuertemente armados, los insurgentes se encuentran “enconchados” en una finca denominada “El 16”, en Tres Islas, situación que mantiene en vilo a los moradores de la zona, pues impunemente de allí salen a delinquir en cualquier localidad y regresan, sin que las autoridades policiales y militares hayan hecho nada por proteger a la comunidad, evitando su impune accionar.

LA NACION/ TACHIRA/ VENEZUELA

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>