Publicado el: Mie, Dic 24th, 2014

Agencias de viaje se preparan para llevar turismo masivo a Cuba.

Agencias de viajes entre EEUU y Cuba preparan salto y auguran grandes cambios

Cuando se dio a conocer la noticia de que Washington y La Habana iban a reanudar relaciones diplomáticas, los teléfonos en InsightCuba empezaron a sonar día y noche con estadounidenses interesados en viajar a la isla.

InsightCuba y otras agencias de amistad entre los pueblos, las cuales tienen licencia para organizar viajes a Cuba que promuevan las relaciones entre los estadounidenses y el pueblo cubano, anticipan que habrá más viajes. Pero algunas de ellas afirman que se avecinan cambios aún mayores, y que incluso puede que se permita a viajeros autorizados viajar por su cuenta en lugar de hacerlo como parte de una gira organizada.

“Todo es aún bastante tentativo porque el Tesoro todavía no ha establecido las nuevas regulaciones de viaje”, dijo John McAuliff, director ejecutivo del Fondo por la Reconciliación y el Desarrollo (Fund for Reconciliation & Development), el cual ha trabajado por la eliminación del embargo de EEUU desde 1985. “Pero está claro en en lenguaje en que está expresado el anuncio del Presidente que se está hablando de todos los estadounidenses, no sólo las organizaciones”.

McAuliff, quien ha organizado jiras de amistad entre los pueblos — la más reciente en noviembre — dijo que espera que el proceso entero de los viajes a Cuba tendrá grandes cambios, y que los cambios podrían hacer los viajes a Cuba más accesibles a un grupo demográfico más amplio de estadounidenses.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro (OFAC) federal envió un correo electrónico la semana pasada a todos aquellos involucrados en el negocio de los viajes a Cuba diciendo que las nuevas regulaciones se darían a conocer en un par de semanas. Cuando Obama autorizó de nuevo los viajes de amistad entre los pueblos a principios del 2011, demoró casi seis meses dar a conocer las regulaciones, y los primeros viajes de amistad entre los pueblos no empezaron hasta agosto de ese año.

Desde entonces, el Tesoro ha aprobado o renovado las licencias de 463 operadoras de viajes de amistad entre los pueblos, las cuales van desde grupos de graduados universitarios al Museo Metropolitano de Arte, el Fideicomiso Nacional por la Preservación Histórica y Elderhostel.

Tom Popper, presidente de InsightCuba, dijo que él esperaba que el negocio de los viajes a Cuba se haga mucho más competitivo, y que se permita vender boletos a cualquier agencia de viaje que cumpla con las nuevas regulaciones.

El basa su interpretación en este párrafo de una hoja informativa de la Casa Blanca dedicada a los cambios que permitirán a los viajeros que caigan dentro de 12 categorías visitar Cuba sin pedir aprobación previa del gobierno de EEUU:

‘Los viajeros de las 12 categorías de viajes a Cuba autorizadas por la ley podrán hacer sus gestiones a través de cualquier agencia de servicios que cumpla con las regulaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de EEUU que gobiernan los servicios de viajes a Cuba, y licencias generales autorizarán la prestación de dichos servicios”.

En la terminología de la OFAC, una licencia general significa que un viajero no tiene que pedir aprobación previa al gobierno de EEUU para viajar siempre y cuando ellos se reporten a sí mismos como que caen dentro de una de las 12 categorías.

“Creo que he leído ese párrafo 150 times”, dijo Popper. “Los viajes a Cuba acaban de ponerse muchísimo más fáciles”.

Aunque Phil Peters, quien dirige el Centro de Investigación sobre Cuba (Cuba Research Center) y cuenta también con una licencia de amistad entre los pueblos, está de acuerdo en que habrá una gran liberalización de los viajes a Cuba, él no está tan seguro de que la interpretación de que se permitirán los viajes independientes a Cuba esté en lo cierto.

“Es posible, pero no está claro”, dijo. “Ha habido muchas experiencias en las que el gobierno ha dado a conocer pautas generales y luego las regulaciones como tal causan sorpresa”.

Aunque EEUU permite que las personas con familiares en Cuba viajen libremente a la isla, la mayoría de los estadounidenses sólo pueden ir legalmente a Cuba participando en una jira de amistad entre los pueblos. Y no se supone que las mismas sean vacaciones en la playa.

A la representante republicana del sur de la Florida Ileana Ros-Lehtinen le preocupa la expansión de los viajes. Es “preocupante porque la historia ha demostrado que muchos de estos viajes tienen propósitos meramente turísticos, lo cual se supone que esté en contra de las leyes de EEUU, y a su vez inyectan millones de dólares directo a los bolsillos del régimen de Castro y las fuerzas armadas cubanas”, dijo.

Ella considera asimismo “una contradicción patente en la política de la administración de Obama cuando esta promueve más viajes a Cuba al mismo tiempo que emite advertencias de viaje afirmando que el régimen de Castro puede detener en cualquier momento a ciudadanos de EEUU sin dar explicaciones”.

Robert Burke, matemático retirado de la Universidad de Rutgers que vive ahora en Boston, fue esta semana uno de los estadounidenses que estuvieron esta semana en una jira de amistad entre los pueblos en La Habana.

El dijo que todo el que piensa que esas jiras se dedican sólo a visitar iglesias famosas está equivocado. “Ellos nos llevan a donde está la gente. Yo diría que hemos recibido algunas opiniones muy interesantes, que no suenan como la línea del gobierno”, dijo. “También nos encontramos con un diplomático retirado que prestó servicio en EEUU. Él estaba mucho más cerca de la opinión gubernamental”.

Karen Armatorio, residente de The Villages, y su hijo estaban esperando a unirse al resto de su grupo de amistad entre los pueblos en el Hotel Nacional. Ella también comentó sobre la libertad con la que ha intercambiado opiniones con los cubanos. “Me parece fantástico. Ellos han sido muy abiertos sobre todo, incluyendo sus opiniones políticas”, dijo.

Popper, entretanto, está esperando para capitalizar en el creciente interés en los viajes a Cuba por medio de acelerar sus planes para añadir nuevos viajes to Cuba.

“Todo explotó” después del anuncio de Obama, dijo. “Hemos reservado desde entonces cinco veces más pasajeros de lo que hacemos normalmente”.

El lunes, él anunció 70 fechas adicionales de partida para viajes a Cuba en el 2015 y el 2016.

“Ya estábamos planeando añadir más partidas, pero la respuesta que hemos tenido aceleró nuestra decisión. Más partidas se volvió algo imperativo”, dijo.

Este año, InsightCuba tuvo 170 partidas de pequeños grupos de 16 a 24 personas y envió a unas 3,000 personas a Cuba.

Entre las nuevas ofertas de InsightCuba en el 2015 están un crucero y un viaje que llevará a estadounidenses a Cuba para correr en el maratón Marabana de La Habana el 15 de noviembre. [Aquellos que participan en eventos deportivos caen dentro de una de las categorías que ya no necesita de aprobación previa de OFAC.]

OFAC ha rehusado permiso tenazmente a aquellos que quieren ofrecen servicios de trasbordador (ferry) o cualquier otro servicio marítimo de pasajeros a Cuba. Pero el crucero de InsightCuba está estructurado de modo que sus viajeros viajan a Cuba, suben a bordo de un crucero ofrecido por una compañía canadiense en Cienfuegos, se encuentran con su chofer y guía cubanos en cada puerto en que hacen escala y luego desembarcan en Santiago de Cuba.

El crucero, el cual navega alrededor de la isla, comienza y termina en Jamaica para sus pasajeros no estadounidenses. Popper ya tiene la aprobación de OFAC para el crucero.

“No creo que la población estadounidense en general sepa que pueden viajar a Cuba legalmente, pero ahora muchos más se han enterado de la existencia de esa posibilidad”, dijo Popper. También ha habido interés por parte de personas que quieren ir ahora en caso de que el próximo presidente revierta la política, dijo.

“Ahora es el momento de venir”, dijo Chris Cornell, quien vive en Montreal y estaba de visita en Cuba la semana pasada. “Todo va a cambiar drásticamente” con la reanudación de las relaciones entre EEUU y Cuba.

El corresponsal de McClatchy Tim Johnson contribuyó a este reportaje desde La Habana.

The 12 categorías de authorized travel

viajeros in 12 categorías will be able to visit Cuba under general licenses without seeking formal permission from the Office de Foreign Assets Control. That means they won’t have to submit prior paperwork y may only need to sign an affidavit when buying their tickets.

viajeros who fell into some de these categorías, such as journalists y those on family visits, were already allowed to travel under general licenses. Now, no one in these categorías will need to specifically apply for a license:

1. Those on family visits

2. viajeros on official business de the EEUU government, foreign governments y “certain intergovernment organizations”

3. Journalists

4. Professionals engaged in research or who are attending meetings in Cuba

5. Those participating in performances, clinics, workshops, y athletic y other competitions

6. People engaged in religious activities

7. Those pursuing educational activities

8. People engaged in activities that support the Cuban people

9. Individuals or groups engaged in humanitarian projects

10. Those carrying out the activities de private foundations or research or educational institutes

11. People engaged in the export, import or transmission de information or information materials

12. Those engaged in export transactions authorized under existing regulations y guidelines

Source: Casa Blanca

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>