Published On: sáb, Dic 8th, 2012

Alemania amenazada de caer en recensión

El Bundesbank advierte de que Alemania no es inmune al frenazo del conjunto de la eurozona. La economía del país podría entrar en terreno negativo este trimestre y en el arranque de 2013. La institución rebaja drásticamente sus previsiones de 2012 y el próximo año, que será peor.

 La recesión económica que ha llegado ya a nueve de los 17 países del euro amenaza con arrastrar también a la primera potencia europea, Alemania, que hasta ahora había conseguido esquivarla gracias a la fortaleza de sus exportaciones. No obstante, el persistente debilitamiento de la actividad en Europa, un frenazo que también ha llevado al conjunto del PIB de la Eurozona a tasas negativas de crecimiento, empieza a hacer mella en la llamada locomotora del Viejo Continente, tal y como este viernes ha reconocido el Bundesbank (banco central).

Según las nuevas previsiones que ha presentado esta mañana la institución y que recogen una drástica revisión a la baja, el producto interiorbruto (PIB) de Alemania podría caer en el último trimestre de 2012 y en el arranque de 2013, con lo que se cumpliría la definición técnica de recesión de dos trimestres consecutivos a la baja. Este mayo deterioro de lo previsto se explica por el impacto en sus exportaciones del deterioro de las economías de su entorno, que comprarán menos productos alemanes, y las dificultades para enjugar esta caída con las ventas en China, ya que el gigante asiático también muestra signos de desaceleración

Por los mismos motivos, el Bundesbank prevé ahora un crecimiento del 0,7% para todo ejercicio 2012, cuando antes auguraba un avance del 1%. No obstante, la revisión más dura se da en las cifras sobre 2013, para cuando espera un exiguo repunte del 0,4%, muy lejos del 1,6% que calculaba con anterioridad. Además, en cuanto al empleo, también vaticina un cambio de tendencia frente a la mejora registrada en lo que va de 2012.

Pese a ello, pronostica que el mercado laboral logrará atravesar las dificultades “en buena forma”, gracias especialmente al efecto contracíclico de la reducción de jornadas, aunque espera una moderada subida del desempleo hasta el 7,2% en 2013. En 2014 volverá a bajar, hasta el 7%.

La actualización que ha hecho el Bundesbank se esperaba y llega apenas unas horas después de que el Banco Central Europeo (BCE) rebajase sus propias previsiones sobre el conjunto de la Eurozona. Pese a esta sucesión de revisiones a la baja, tanto el Bundesbank como el presidente del instituto emisor confían en estos momentos se está atravesando la peor fase del actual periodo de recesión, opinión que comparte el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

En este sentido, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, afirma que es “probable que la zona euro se recupere antes de lo esperado y que la economía global se acelere con mayor rapidez de lo contemplado en estas proyecciones, lo que permitiría a Alemania aprovechar oportunidades adicionales de crecimiento”. Por este motivo, el antiguo emisor del marco sostiene que en 2014 “el PIB real podría subir un 1,9% si la crisis bancaria y de la deuda soberana de la zona euro no se agravan”.

Alemania atravesó su última recesión entre el segundo trimestre de 2008 y el primero de 2009. Desde entonces, solo se contrajo en el último tramo de 2011, cuando su PIB cayó una décima y ha logrado esquivar los problemas que acechan a buena parte de sus socios.

El Pais

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>