Publicado el: Mie, May 27th, 2015

Allanadas las instalaciones de la CONCACAF en Miami Beach

El escándalo de la FIFA también salpica a Miami
Las oficinas de la Confederación de Fútbol de América del Norte, Centro, Sur y el Caribe CONCACAF en Miami Beach fueron allanadas por las autoridades estadounidenses

A las seis de la mañana en punto del miércoles, dos docenas de agentes del FBI y del Servicio de Rentas Internas, allanaron las instalaciones en Miami Beach de la Confederación de Fútbol de América del Norte, Centro, Sur y el Caribe (CONCACAF), de donde retiraron un número indeterminado de cajas con documentos y material informático.

La operación se dio después que el presidente de la entidad deportiva regional, Jeffrey Webb, fue arrestado por la policía suiza en Zurich en el marco de un escándalo de corrupción, que ha estremecido los cimientos de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) y condujo al arresto de otros seis ejecutivos suyos, acusados de recibir más de 100 millones de dólares por parte de empresas privadas, para otorgarles los derechos de eventos de ese deporte como la Copa del Mundo, la Copa Libertadores, la Copa Oro y el campeonato nacional brasileño. Al final de la tarde, DIARIO LAS AMÉRICAS supo en exclusiva que la CONCACAF ha nombrado como nuevo presidente interino al hondureño Alfredo Hawit, secretario de la federación de fútbol de su país.

Otro de los arrestados es el exsecretario general de la CONCACAF, Charles Blazer, quien ha aceptado su culpabilidad en 10 cargos que van desde conspiración postal, lavado de dinero y evasión de impuestos. Según diversas fuentes, desde el año 2013 Blazer ha colaborado con las autoridades en las investigaciones de la corrupción dentro de la FIFA, a punto de realizar grabaciones secretas de conversaciones entre los dirigentes de la entidad mientras discutían detalles de los sobornos.

Por otro lado, en el caso se encuentran involucradas tres empresas que gestionan los derechos de eventos deportivos, entre ellas Traffic Group, que tiene su sede principal en Brasil y una subsidiaria, Traffic Sports International y Traffic Sports USA Inc., cuyas oficinas estadounidense se encuentran en el sur de Florida. Al parecer, Traffic Sports pagó ilegalmente 25 millones de dólares a la CONCACAF por los derechos de la Copa Oro, organizada por el ente regional y que se celebra en julio, ha dicho una fuente de la entidad deportiva que pidió no ser identificada.

En diciembre, el presidente y dueño de Traffic Group, el empresario televisivo brasileño, José Hawilla, de 71 años, se declaró culpable de cargos de conspiración para sobornar, lavado de dinero y fraude postal. En ese momento, el acusado entregó a las autoridades 25 millones de dólares, el primer pago de una multa total de 151 millones.

Los demás acusados, con negocios en Estados Unidos, son el presidente de Traffic Sports USA Inc., el brasileño naturalizado estadounidense Aaron Davidson, de 44 años, el ejecutivo principal de Torneos y Competencias S.A., el argentino Alejandro Burzaco, 50, y los argentinos Hugo y Mariano Jinkis, directivos de Full Play Group S.A., de 70 y 40 años respectivamente.

El acta de acusación desvelada por la secretaria de justicia, Loretta Lynch, menciona otro acusado, bajo el alias de ‘Co-conspirador #4’. Al final de la tarde se supo que se trata de Enrique Sanz, quien fue el sucesor de Blazer en la secretaría general de la CONCACAF el año 2012. Hasta entonces, Sanz era vicepresidente de Traffic Sports. Aparentemente su nombre no fue mencionado, a modo de respeto por su privacidad, porque padece de leucemia.

Los investigadores permanecieron más de ocho horas en las instalaciones de la CONCACAF en Miami Beach y sus empleados fueron impedidos de acudir a sus puestos de trabajo. Algunos tuvieron que realizar sus rutinas diarias desde sus casas. Una de las principales tareas fue el rediseño de todo el material publicitario de la Copa Oro donde aparezca el nombre del ahora defenestrado presidente de la entidad deportiva regional, supo Diario Las Américas.

Al principio de la tarde, la CONCACAF emitió un comunicado, sin la firma de ninguno de sus directivos, donde manifiesta su “profunda preocupación por los hechos de hoy con el arresto de funcionarios internacionales del futbol, incluyendo algunos que pertenecen a nuestra confederación”, y aseguró que continuará a cooperar con las autoridades en las investigaciones del caso.

“En estos momentos, la CONCACAF no se encuentra en la posición de comentar acusaciones especificas, que deben ser colocadas a nuestros abogados a través de los canales pertinentes”, dijo el comunicado, tampoco sin indicar el nombre de los letrados.

Por lo demás, la entidad “seguirá operando con toda normalidad, atendiendo a todos los torneos futuros de modo exitoso y en tiempo, incluyendo la Copa Oro de la CONCACAF del 2015”.

Diario Las Americas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>