Publicado el: Lun, Oct 5th, 2015

América Latina ante desafío de crisis de las materias primas

El barril ronda desde hace más de un año los 50 dólares y el FMI dio por hecho esta misma semana que los precios bajos se prolongarán al menos hasta 2017

La inminente subida del tipo de interés en EE UU, tras más de seis años anclados en el 0%, y el frenazo de la economía china, que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde atribuye a “la transición a un nuevo modelo” marcan el fin de una etapa, dos décadas en la que las economías emergentes han tirado del carro del crecimiento mundial.“Ambos movimientos son necesarios y saludables. Son buenos para China, buenos para Estados Unidos y buenos para el mundo”.

Lo llamativo del discurso pronunciado el pasado miércoles por Lagarde, es que hablaba también de los factores que alimentan la incertidumbre en los mercados, que llevarán a “un crecimiento global más débil este año”.Los países avanzados, con la aún tímida excepción de Estados Unidos, aportan una recuperación renqueante, lastrada por el legado de la crisis financiera de 2008. En suma, el crecimiento global apenas llegará al 3%, el comercio internacional se estanca y los retos (reducir pobreza, desigualdad y desempleo) se agigantan.
“El papel de locomotora de la economía mundial es cada vez más difícil de asumir: la esperanza de que los emergentes interiorizasen ese rol ha dejado de estar garantizada, Estados Unidos está ahí, pero no como antes, y los demás países occidentales siguen con un tono débil”, sintetiza Juan Tugores, catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona.

“El crecimiento en los países latinoamericanos se frena de forma acusada”, constató Lagarde. En algunos se ha dado la vuelta: a la nítida recesión de Venezuela y el retroceso argentino se ha sumado la economía brasileña, cuyo pronóstico empeora mes a mes. El mercado internacional de materias primas ofrece el síntoma más claro de que algo no marcha, con el petróleo como termómetro: si tras la Gran Recesión el crudo recuperó con rapidez los 100 dólares, lo que se tomó como señal de fortaleza de la demanda emergente, y singularmente de China, ahora el argumento se ha revertido.

El barril ronda desde hace más de un año los 50 dólares y el FMI dio por hecho esta misma semana que los precios bajos se prolongarán al menos hasta 2017. En sus simulaciones sobre cómo afecta este bajón a una economía exportadora de materias primas (detraerá entre un 1% y un 2,25% anual al PIB), los técnicos del Fondo se fijaron “en una economía latinoamericana típica”, por ejemplificar la dependencia de los productos básicos. Y la batería de soluciones que proponen también tiene a la región como referencia.

“El frenazo de China y la caída de precios de las materias primas hace preocupante la situación de América Latina por el impacto en los ingresos fiscales y porque la caída de exportaciones deteriora el balance externo”, señala Juan Ruiz, economista jefe para América del Sur de BBVA Research. “Los países del cono sur van a verse más afectados por esa caída de las materias primas”, añade Federico Steinberg, investigador del Real Instituto Elcano y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid.

En su último pronóstico, el Fondo mantenía que el PIB de la economía latinoamericana crecería aún un 0,5% este año, pero es seguro que lo revisará a la baja la próxima semana. “Pensamos que puede retroceder hasta un 0,5% este año, y quedarse cerca del 0% el próximo”, apunta el economista del servicio de estudios del BBVA, “pero mientras los países de la Alianza del Pacífico [Colombia, Chile, México y Perú] crecerán en el entorno del 2,5%, los de Mercosur [Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Bolivia] retrocederán un 2%”.

El deterioro de la economía brasileña, el representante latinoamericano entre la flor y nata de los emergentes, se sigue con lupa en las finanzas globales. El real se ha depreciado un 40% en un año para cambiarse a cuatro dólares. Y la súbita debilidad de la divisa y la salida de capitales han hecho que la capitalización (el valor en dólares) de las empresas que cotizan en la Bolsa brasileña haya encogido en dos tercios desde 2011, para ver amenazado de nuevo el liderazgo regional por la plaza mexicana.

Con información del país.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>