El parlamento finalmente aprobó, en sesión ordinaria, un acuerdo que insta a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a respaldar la aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana (CDI) para sancionar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El documento establece que la OEA “debe acudir con urgencia” a los mecanismos señalados en el artículo 20 de la CDI como lo son las gestiones diplomáticas, incluidos los buenos oficios, “que promuevan la normalización de la institucionalidad democrática”.

La bancada de oposición -mayoritaria- apoyó la convocatoria inmediata del Consejo Permanente de la OEA, este martes 21 de marzo, y pidió a los estados miembros del organismo definir acciones que garanticen la celebración de elecciones en Venezuela, la liberación de los presos políticos, el canal humanitario para abastecer de alimentos y medicinas al país, el respeto a la institucionalidad de la Asamblea Nacional y la independencia de poderes.

El diputado Luis Florido presentó el acuerdo ante la plenaria y pidió un reconocimiento a Luis Almagro por sus gestiones en pro de la aplicación de este mecanismo internacional, que puede devenir en la suspensión de Venezuela como miembro.

Florido subrayó que no solo deben convocarse las elecciones regionales y municipales que corresponden al calendario electoral, de acuerdo con la Constitución, sino que además deben celebrarse comicios presidenciales porque “la salida de la crisis pasa por un cambio de Gobierno”.

La discusión de la Carta Democrática fue diferida una semana. Los retrasos se relacionaron con el proceso de renovación de la tarjeta de Primero Justicia, partido al que pertenece el presidente de la AN.

Fuente: Efecto Cocuyo