Published On: Sab, Nov 23rd, 2013

Argentina: Economía en caída libre y dólar en alza

La devaluación toma más velocidad: el dólar oficial llegó a $ 6,09

En la semana, se perdieron 983 millones de dólares. La devaluación fue del 1,3%

Más restricciones al dólar y siguen los controles de precios

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, coincidieron en que se debe frenar la caída de reservas. También sobre cómo bajar la inflación: con más controles.

El Gobierno comenzó a marcar el rumbo de la política económica para los próximos dos años. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, coincidieron en la necesidad de combatir la caída de las reservas a partir de evitar que se vayan dólares en productos o servicios que no serían imprescindibles para el funcionamiento de la economía. Sobre la inflación, el titular del Palacio de Hacienda dijo que combatirán los aumentos con acuerdos de precios y apuntarán a que las firmas incrementen la productividad.

Habían pasado menos de 24 horas desde que habían asumido en sus nuevos puestos, y Capitanich y Kicillof ya habían planteado su visión sobre los principales problemas macroeconómicos que hoy presenta la economía argentina:cuestión cambiaria y caída de reservas; inflación y subsidios. Horas después, los dos fueron a Olivos y se reunieron con la Presidenta.

El jefe de Gabinete y el ministro coincidieron en que el Gobierno debe priorizar los dólares para financiar las importaciones de máquinas e insumos, en lugar de que las divisas se filtren por el turismo o por importaciones de bienes de lujo. “Es mucho más importante para los argentinos tener un insumo esencial para el desarrollo de la cadena productiva de carácter industrial, que promueva la exportación y el empleo, que comprar un auto lujoso ”, opinó Capitanich. También coincidieron en la necesidad de incrementar la oferta de dólares y ratificaron que continuarán con el actual esquema de flotación administrada del tipo de cambio. Sin embargo, Kicillof realizó una aclaración al mencionar que las reservas sufrieron “alguna baja”, pero se mantienen en niveles altos en términos históricos.

Las compañías del sector automotriz estiman que el Gobierno implementaría un incremento en la alícuota para las ventas de autos de lujo, que superen determinado monto. Hasta ayer a la noche en la AFIP no tenían información sobre una modificación en este sentido y cerca de Kicillof dijeron que las medidas están en estudio, pero que todavía no está definido cómo la implementarán.

La administración del comercio será un tema clave en este mismo sentido. El economista que reemplazará a Guillermo Moreno en la Secretaría de Comercio Interior,Augusto Costa, ya comenzó a preparar su desembarco en el edificio de Diagonal Sur y ayer se contactó con las autoridades de la AFIP para interiorizarse en el funcionamiento de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI). También participó, junto a Kicillof, de una reunión en la Secretaría con Guillermo Moreno para trabajar en la transición.

El tándem Capitanich-Kicillof también coincidió en el diagnóstico sobre la inflación. Si bien el ministro habló de “variación de precios”, el funcionario aseguró que para contrarrestar los aumentos es necesario aplicar acuerdos de precios e implementar políticas que apunten a incrementar la productividad de las firmas. “Creemos que ahí debe actuar la capacidad regulatoria del Estado para que haya estímulos para producir más y mejor, y que el productor tenga la compensación necesaria pero que el consumidor pague un precio justo”, añadió en el mismo sentido el jefe de Gabinete. Esta frase no pasó desapercibida para los economistas que argumentan que la inflación debería combatirse con medidas fiscales y monetarias.

El Gobierno destinará este año unos $90 mil millones en concepto de subsidios energéticos, según las estimaciones de Miguel Bein, y estas transferencias son las mayores responsables del rojo en las cuentas públicas. Kicillof habló de las “fuertes inequidades” y enfatizó que “en algunas regiones del país dónde no hay gas de red y el precio de las garrafas es más alto que pagan quienes reciben el servicio por red”. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, dijo “no tenemos pensado ningún aumento en transporte”. Kicillof confirmará hoy su equipo económico: Adrián Cosentino (Finanzas), Beatriz Paglieri (Comercio Exterior), Costa (Comercio Interior) y Emmanuel Álvarez Agis (Política Económica). Todavía falta confirmar quién ocupará la Secretaría Legal y Técnica.

La devaluación toma más velocidad: el dólar oficial llegó a $ 6,09

Al cierre de la primera semana de los cambios en el gabinete de Gobierno, no se tomaron nuevas medidas, pero algo es ya incontrastable.

La devaluación del peso argentino se aceleró. En solo cinco días el peso se devaluó 1,3% al saltar el dólar de 6 pesos redondos el viernes pasado a 6,09 pesos ayer.

A diferencia de los días previos, esta vez el Central no se desprendió de dólares, pero la intervención corrió por cuenta de otro organismo público: el Banco Nación, que, según fuentes del mercado financiero, se desprendió de 60 millones de dólares.

Así, el Gobierno terminó perdiendo 983 millones de dólares en la semana, acentuando la sangría de las reservas monetarias.

La caída del stock de dólares en poder del Banco Central es seguida con atención por el mercado. Y los analistas consideran que la tibieza de las primeras medidas –apenas más impuestos a los automóviles importados– son apenas un inicio. Y apuestan que el fin de semana largo será el tiempo que se tomará el nuevo equipo económico para delinear nuevas medidas.

Se especula que el Gobierno maneja cuatro alternativas, como adelantó ayer Clarín. Un desdoblamiento acotado al turismo y las compras por Internet, devaluación fiscal para fomentar la competitividad de determinados sectores de la producción, acelerar las mini devaluaciones diarias o aplicar una brusca depreciación del peso del 15%.

A la par de los rumores, el mercado de bonos y acciones mantiene el alza después del bajón del lunes. Ayer, volvieron a subir con fuerza el Merval y los títulos públicos.

Pese a que no hay información certera sobre medidas de fondo –al mercado no le alcanza con el impuestazo a los autos de alta gama y la promesa de mantener vigentes los controles de precios– la apuesta es que no habrá desbordes o que, de última, se activarán mecanismos para lograr enderezar la nave. Hay mucha expectativa por las negociaciones que están llevando adelante los fondos buitres con los bonistas que entraron al canje, para solucionar ese frente conflictivo, lo mismo que los juicios del CIADI y el Club de París. Pero lo cierto es que las señales de más de lo mismo no condicen con la recuperación de las cotizaciones de títulos públicos y acciones.

Clarin

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>