Publicado el: Dom, Ago 24th, 2014

Argentina sufre nuevo reves internacional

-Revés en la OMC, otro dolor de cabeza para atribulada economía argentina

El fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para castigar a Argentina por sus barreras al comercio es otro dolor de cabeza para el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en medio de la batalla legal por el pago de la deuda y la recesión económica.

Mientras persisten dudas sobre el éxito de su estrategia para pagar en Buenos Aires los vencimientos de la deuda y en el marco de una economía en picada, con 16.7% de inflación a julio y una nueva huelga general el jueves próximo, el fallo de la OMC luce como un fósforo en medio del incendio.

“Hoy el foco del problema no está en este asunto con la OMC. Esto no mueve el eje del problema macroeconómico que tiene Argentina que es, en el plano externo, el litigio con los ‘buitres’ y en el interno una inflación que se proyecta al 40% anual y la presión que eso le pone al dólar”, dijo a la AFP el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica.

La OMC castigó el viernes a Argentina al dar curso a un reclamo presentado en el 2013 por Estados Unidos, la Unión Europea y Japón que acusaron al país sudamericano de imponer restricciones a las importaciones de esa procedencia.

Argentina, marginada de la financiación en los mercados financieros desde que declaró el default en el 2001, se ha aferrado al superávit comercial como vía casi exclusiva para obtener divisas, aún a costa de arriesgarse a sanciones.

En ese sentido aplicó licencias de importación que en la práctica sirvieron como instrumentos de regulación del ingreso de mercancías, entre otras medidas, denunciadas como barreras al comercio.

“Es una muestra más de los inconvenientes que le trae a Argentina todo lo que está haciendo para defender a capa y espada su saldo comercial porque los dólares que ingresan por ahí son los únicos que tiene”, dijo el analista.

El fallo llega en medio de la feroz batalla judicial que Argentina mantiene con fondos especulativos en la justicia de Estados Unidos que bloqueó sus pagos de deuda reestructurada y la empujó a un default parcial.

El gobierno está abocado a defender con uñas y dientes la reestructuración conseguida en canjes hechos en el 2005 y el 2010 con el 93% de los acreedores y con quitas de hasta el 70%, pero para ello debe conseguir que sigan cobrando los intereses, bloqueados por orden judicial en Estados Unidos.

Para eso, esta semana impulsó un proyecto de ley —que aún debe ser tratado en el Congreso— que habilita el cobro en Buenos Aires, pero su éxito es incierto y depende de la voluntad de los acreedores de aceptar el cambio.

Además en el frente interno debe capear la tormenta que se avecina con los sindicatos en pie de guerra ante una inflación que exprime los bolsillos, la actividad económica en caída libre y la presión sobre la moneda que volvió a devaluarse esta semana y perdió 1.54% frente al dólar pese a las restricciones a la compra de divisas.

Estos controles hicieron florecer el mercado informal de cambio donde la brecha con la cotización oficial supera el 60%.

Un reciente informe de la consultora internacional Capital Economics vaticina que “la ecomonía (argentina) se contraería entre el 2% y el 3% este año, mientras la moneda puede devaluarse a 10 pesos por dólar para finales del 2014 y hay un riesgo creciente de que la recesión se extienda al 2015”.

El fallo de la OMC es lluvia sobre mojado pero el tiempo en una variable fundamental para salir del asunto.

“En este contexto el fallo de la OMC es algo negativo, pero peleas comerciales hay en todos los rincones del planeta y Argentina todavía puede apelar”, dijo Castiñeira.

El país tiene 60 días para presentar su descargo y la OMC otros 90 para expedirse y en caso de ratificar su fallo Argentina cuenta con un plazo de un año para adecuarse.

“Eso hace que el problema le quede en realidad al próximo gobierno”, remarcó el analista al recordar que el segundo mandato de Fernández vence en el 2015 y su sucesor se definirá en las presidenciales de octubre del año próximo.

Para el economista Fausto Spotorno, de la consultora Orlando Ferreres & Asociados “el gran problema del gobierno no es éste sino la escasez de divisas que puede generar un estrangulacimiento de la actividad económica con caída del empleo”.

“Esto de la OMC empeoraría el escenario si no fuera porque lo plazos lo dejan fuera de este gobierno, esperemos que el próximo haga las cosas mejor que éste”, dijo.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>