Publicado el: Jue, Ene 21st, 2016

Ayuntamiento de Miami no quiere que se abra un Consulado Cubano en la ciudad

embajada de cuba (600 x 400)
Comisión del Miami-Dade vota en contra de la apertura de un consulado cubano
La resolución “urge” a Obama a no autorizar consulado en Miami
Comisionados temen “riesgos de seguridad”. Llamaron a seguir debatiendo el tema porque esperan cambios en la relación con Cuba en el futuro

La Comisión del condado Miami-Dade aprobó el miércoles una resolución que “urge” a la administración del presidente Barack Obama a que no autorice la apertura de un consulado cubano en el área metropolitana.

El comisionado Esteban Bovo, promotor de la resolución, hizo una apasionada defensa del texto y señaló que quería enviar un mensaje claro a Obama: “que Miami-Dade no es un lugar que daría acogida a un consulado hasta que no haya libertad en Cuba” y que los opositores cubanos como Guillermo Fariñas “pudieran decirle al presidente de su país que no están de acuerdo con él sin miedo a ser golpeados”.

Los comisionados Rebeca Sosa, José “Pepe” Díaz y Audrey M. Edmonson defendieron la iniciativa invocando la necesidad de ser “sensible” con la comunidad que representan y evitar “puntos de fricción”. Sosa recordó, por ejemplo, que las regulaciones aún vigentes en Cuba prohíben a los cubanoamericanos, como varios de los comisionados presentes, viajar a la isla por vía marítima.

Aunque la resolución reconoce que el condado tiene la mayor comunidad cubanoamericana en Estados Unidos, señala que menos de la mitad de los cubanoamericanos que viven en la Florida apoyan el establecimiento de un consulado en la ciudad, según una encuesta de Bendixen&Amandi reportada por el Miami Herald.

Asimismo, el texto señala que el establecimiento del consulado “podría inflamar las pasiones y crear riesgos de seguridad” por posibles protestas y agrega que existen opciones más viables como las ciudades de Tampa y New Orleans.

Sin embargo, incluso algunos comisionados que votaron a favor, llamaron la atención sobre la necesidad de continuar debatiendo sobre el tema pues eventualmente, con la normalización, los lazos comerciales con Cuba podrían beneficiar a Miami. En ese sentido el comisionado Juan Carlos Zapata introdujo una enmienda para acotar el rechazo al consulado con la frase “hasta que exista democracia en Cuba”, propuesta que fue secundada por los que votaron a favor.

Pese a apoyar la iniciativa de Bovo, Zapata manifestó su preocupación por la posibilidad de que el grueso de los vuelos a Cuba podrían trasladarse hacia otro aeropuerto más cercano al nuevo consulado, lo que acarrearía pérdidas económicas al condado, un argumento que retomó luego el presidente de la Comisión, Jean Monestime.

“Voy a ser cándido con ustedes, voy apoyar la resolución en primer lugar porque realmente no tenemos control” sobre la eventual apertura de un consulado, dijo y agregó que en el futuro “tendremos que tomar decisiones duras que nos van a herir a algunos”.

Solo tres comisionados votaron en contra: Xavier Suárez, Danielle Levine Cava y Barbara Jordan. La resolución había sido retirada en la mañana de la lista de los asuntos que se aprueban sin discusión, por Levine Cava y Sally A Heyman. Esta última dijo que creía que un consulado en la ciudad sería “conveniente” para las familias cubanoamericanas, quienes no tendrían que viajar fuera.

Por su parte Jordan votó en contra porque el texto “cerraba puertas” en una intervención en la que citó a Nelson Mandela. Ningún ciudadano se presentó para hablar sobre el tema durante la sesión.

Anteriormente, el alcalde de Miami, Tomás Regalado también había amenazado con una demanda judicial para bloquear cualquier intento de abrir un consulado cubano en la ciudad.

En un intercambio en la mañana, los comisionados mostraron su preocupación por el impacto que el posible arribo de miles de cubanos varados en Costa Rica podría tener en los servicios locales. El alcalde Giménez comentó que el pasado año fiscal habían llegado a Estados Unidos más de 40,000 cubanos, algunos a otros estados, y que el sur de la Florida había podido manejar este volumen de inmigración.

“Estamos preparados”, aseguró Giménez, y agregó que continuaba monitoreando la situación de los cubanos, en caso de que fuera necesario solicitar más recursos, en contraste con la posición de Regalado, quien ha insistido en que el gobierno federal asigne más recursos para ayudar a los inmigrantes, pues considera que las autoridades locales no tienen la capacidad suficiente para hacerlo.

La comisionada Sosa aprovechó el intercambio para traer a colación el debate sobre los beneficios que recibían los inmigrantes cubanos. Mencionó que recibía muchas llamadas de los residentes de su distrito, quienes llamaban la atención sobre el hecho de que algunos trabajadores recibían cheques de la Seguridad Social al retirarse, de menor cuantía que la ayuda recibida por cubanos recién llegados.

Sosa ha apoyado públicamente al senador y candidato presidencial Marco Rubio, quien presentó un proyecto de ley junto al representante Carlos Curbelo para cortar los beneficios a los inmigrantes cubanos.

elnuevoherald.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>