Publicado el: Lun, Dic 15th, 2014

Australia: policía interviene en toma de rehenes dejando 3 muertos

La policía de Nueva Gales del Sur ha informado de la muerte de tres personas en el asalto de este lunes a una cafetería de Sídney (Australia), incluido el secuestrador, Man Haron Monis, un refugiado iraní que portaba una bandera islámica. Los otros dos fallecidos son dos de los rehenes, un hombre de 34 años y una mujer de 38 de los que la policía no ha facilitado más información. Cuatro personas más han resultado heridas en el rescate. El sospechoso fue alcanzado por las balas durante la operación y evacuado hacia un hospital, donde los médicos confirmaron su muerte posteriormente, según ha anunciado la policía en una rueda de prensa.

La operación de rescate comenzó durante la tarde del lunes, cuando se produjeron una serie de potentes explosiones en el momento en que comandos especiales de las fuerzas de seguridad entraban por una puerta lateral del Lindt Chocolate Cafe, donde Man Haron Monis había secuestrado a la clientela que se encontraba en el interior. Un robot para desactivar bombas penetró en el local y durante la operación, al menos seis rehenes salieron corriendo en medio de una gran confusión. Los restantes, unas siete personas, han ido saliendo, varios con las manos en alto, según el canal 7. Algunos han sido llevados en camillas y asistidos por equipos médicos, según constataron en directo periodistas de la agencia France Presse. Al parecer habría entre dos y cuatro heridos, según fuentes policiales. Un portavoz declaró a la prensa que no podía confirmar la muerte de dos personas, extremo del que han informado algunos medios, y tampoco ofreció datos concretos del número de heridos y de qué ha sucedido con el secuestrador, el iraní Man Haron Monis, pero sí confirmó que en la operación se utilizó munición real.

El secuestrador se ha identificado como Man Haron Monis, de origen iraní. El atacante entró armado sobre las 9.30 —23.30 del domingo, hora peninsular en España— y obligó a los rehenes a sostener una bandera contra el aparador del establecimiento, en pleno centro de la ciudad más grande de Australia. La bandera negra con letras blancas reza en árabe: “No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su profeta”. Australia es uno de los países de primera fila en la coalición militar encabezada por Estados Unidos contra el avance en Irak y Siria de los extremistas suníes del Estado Islámico.

MÁS INFORMACIÓN
La policía australiana mata a un presunto terrorista yihadista
Australia desarticula una célula supuestamente vinculada al EI
El EI llama a matar a ciudadanos de la coalición contra el EI
Man Haron Monis, de 50 años de edad, fue condenado en 2012 por enviar cartas amenazantes y ofensivas contra los familiares de ocho soldados australianos muertos en Afganistán, como protesta por el papel de Australia en el conflicto (el país es fiel aliado de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo, aunque nunca había sufrido un atentado terrorista islamista), según medios locales que cita la agencia Reuters. Monis tiene antecedentes, además, de agresiones sexuales, según fuentes policiales. El diario Sydney Morning Herald añade que fue acusado en 2013 de ser cómplice en el asesinato de su exmujer.

No se ha confirmado si el secuestrador pertenece a algún grupo terrorista islamista o si actúa solo. Durante las últimas horas hasta tres televisiones y radios australianas han recibido llamadas de los rehenes desde el interior de la cafetería y, según han contado, el secuestrador estaría pidiendo hablar con el primer ministro australiano, Tony Abbot, y también habría solicitado que le llevaran una bandera del Estado Islámico (EI). La portavoz policial ha precisado a la prensa que no puede confirmar informaciones sobre las supuestas demandas del hombre armado. La corresponsal policial del canal australiano ABC, Lucy Carter, ha informado de que su medio conoce la identidad del hombre armado pero que, a instancias de la policía, no lo divulgarán. El periodista Hugh Riminton ha asegurado que el medio para el que trabaja, el canal TEN Eyewitness News, ha recibido un vídeo en el que un rehén traslada las peticiones del secuestrador. En la misma línea que el canal ABC, Riminton dice que la policía ha pedido que no se informe sobre la identidad del hombre armado o de sus motivaciones.

Australia elevó el nivel de alerta a alto en septiembre, después de que el Gobierno decidiera unirse a la coalición liderada por EE UU contra el Estado Islámico. Esto quiere decir que el riesgo de ataque es “probable” y es el nivel más alto decretado desde que se implantó este sistema de alerta en 2003. Ese mismo mes, 15 personas de origen afgano presuntamente próximas al grupo terrorista fueron detenidas en Sídney, acusadas de planear un atentado en Australia, y la policía abatió a un presunto terrorista a las afueras de Melbourne, después de que este hubiera apuñalado a dos agentes.

Cientos de agentes de seguridad han aislado este lunes un área de varias manzanas alrededor del lugar del secuestro y evacuado a los residentes. Las autoridades han asegurado que hasta el momento no hay indicios de que haya heridos. Burn ha afirmado que las autoridades están negociando con el atacante. “Hemos estado en contacto durante el día y de varias formas”, ha afirmado. “Una parte muy importante de la negociación es que no hablemos de algunas de las tácticas o de la información con la que se está trabajando”, ha añadido, y ha explicado que el sistema que la policía utiliza para comunicarse con el secuestrador es “de primera clase”.

En un comunicado televisivo, el primer ministro australiano, Tony Abbot, ha afirmado: “Este es un accidente muy doloroso, es profundamente espantoso que gente inocente esté siendo retenida por una persona armada que expresa motivaciones políticas”. Cuarenta organizaciones musulmanas de Australia han condenado el secuestro, al que han definido como un “acto despreciable”, informa France Presse.

Decenas de policías armados están desplegados en la zona del secuestro. Los autobuses han sido desviados y los trenes no paran en la estación de metro de Martin Place, a pocos metros del establecimiento. El suceso ha trastocado el corazón financiero de Australia. Si bien en otros puntos del distrito continuaba la actividad habitual, los sucesos de la mañana estaban en boca de todos los viandantes. No en vano, Martin Place es la sede de los principales bancos, empresas e instituciones financieras, tanto australianas como internacionales.

24 HORAS DE SUSPENSO

Un hombre armado retiene a un número indeterminado de rehenes en una tienda de chocolates Lindt con cafetería en la ciudad australiana de Sidney.
Según los últimos reportes, cinco personas salieron del local ocupado, aunque no se sabe si escaparon o si fueron liberados por el secuestrador.
El comisionado de la policía del estado de Nueva Gales del Sur, Andrew Scipione, explicó en una comparecencia ante la prensa que las negociaciones continúan, ocho horas después de que el hombre armado irrumpiera en la cafetería.
Señaló que “no es apropiado explicar las tácticas” ni dar detalles, y en esa línea, ni confirmó ni desmintió si las luces del café se habían apagado, tal como había informado el canal local Channel 7.
Además, Scipione subrayó que “el único objetivo es sacar a la gente que está retenida de forma segura de ese café”.
Fueron unas declaraciones similares a las ofrecidas una hora antes por la vicecomisionada de la policía del estado de Nueva Gales del Sur, Catherine Burn.
“Están siendo negociaciones muy delicadas”, matizó.
“Y nuestro objetivo es solucionarlo de forma pacífica”.
Por ello, evitó dar mayor información, como el número de personas que permanecen retenidas en el edificio o las peticiones del hombre armado.
Cordón policial
El edificio de la Ópera de Sidney fue evacuado.
“Tenemos que lidiar con él a nivel de negociación policial. No podemos entrar especulaciones”.
Así, insistió en que “la prioridad es la seguridad” de los rehenes.
Y añadió que por esa misma razón las negociaciones “llevarán un tiempo”.
Por eso, el martes por la mañana continuará el cerco de seguridad en Martin Place, dijo.
En una rueda de prensa anterior, Burn confirmó que los agentes habían logrado establecer contacto con el hombre que permanece en el café.
“Negociadores de la policía establecieron contacto y lo mantienen, y trabajaremos en esto como lo hacemos, con nuestros negociadores”, informó Burn en rueda de prensa.
Anteriormente, el primer ministro de Australia, Tony Abbott, precisó que “no sabemos todavía si este suceso tiene motivaciones políticas”.
Imágenes de la televisión australiana mostraron a personas con sus manos contra las ventanas y una bandera negra con escritura árabe.
————————————————————————————————
Lo que se sabe
Un hombre armado retiene desde la mañana del lunes -hora local- a un número indeterminado de personas en el café-tienda Lindt, en el centro de Sidney
Al menos tres personas fueron vistas con las manos apoyadas en las ventanas del local
También se pudo ver una bandera negra con escritura árabe
El café se encuentra en Martin Place, un centro comercial del distrito financiero de Sidney
En un gran despliegue policial, los agentes acordonaron la zona y pidieron al público que no se acercara
La vicecomisionada de la policía del estado de Nueva Gales del Sur, Catherine Burn, confirmó que los negociadores establecieron contacto con el hombre armado
Burn informó también de la salida de tres rehenes del café
El edificio de la Ópera fue evacuado y las funciones del lunes fueron canceladas
————————————————————————————————–
Zona acordonada
El director ejecutivo de la empresa Lindt Australia escribió en la red social Twitter que en el local hay diez miembros del personal y alrededor de 30 clientes.
La policía acordonó la zona alrededor de Martin Place, centro comercial situado en el centro financiero de Sidney donde está la tienda.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>