dolar paralelo

Baja el valor del dólar paralelo en Venezuela

-El denominado “innombrable” experimenta una marcada desaceleración

-El valor en el mercado negro es un índice de ajuste desmedido de precios en algunos comercios

(CNAagency).- Un mercado controlado de precios y una gigantesca diferencia entre el valor oficial del dólar y su cotización en el mercado paralelo o “negro” atenazan la estabilidad de los precios y los salarios. Con una cotización de Bs 6,30 por dólar frente a un mercado no regulado de cerca de 60 Bs por dólar  las distorsiones y presiones sobre los precios están acelerando la incontenible crisis económica del país petrolero y propiciando tensiones sociales y políticas  que podrían desestabilizar el precario equilibrio del país.

La arremetida de Nicolás Maduro contra comerciantes  expresada en saqueos a  establecimientos  y medidas de privación de la libertad ha desestimulado, transitoriamente,  el comercio importador  con la consecuencia de restringir el volumen de demandantes de dólares destinados a  mantener la oferta de bienes.  El comercio en Venezuela se caracteriza por la importación anticipada de bienes antes de obtener  divisas del mercado oficial. El ciclo de reposición de inventarios conduce a que se paguen las facturas al importador con dólares del mercado paralelo y una vez obtenidas las divisas al cambio oficial parte de  estas se destinen a obtener ventajas cambiarios que representan utilidades astronómicas.

Pero la importación de mercaderías de inmediato está comenzando a demandar menos dólares para mantener inventarios lo que se refleja en un descenso temporal del valor de la divisa en el mercado negro.

Al observar la actividad cambiaria en los mercados de la frontera colombiana, especialmente la ciudad de Cúcuta, se observa un incremento sustancial de colombianos comprando bolívares para trasladarse al interior de Venezuela y adquirir mercaderías a precios de remate gracias a la abrupta congelación de valor aplicada por el gobierno de Nicolás Maduro.

El gobierno venezolano continúa tratando de hacer abstracción de  las reglas inmutables del mercado, por eso,  lejos de favorecer políticas que estimulen la oferta de bienes y servicios y la competencia empresarial y así abaratar los precios se sitúa a contramarcha del mercado.  Olvidan los políticos del gobierno que en la medida que se impongan precios irrisorios están estimulando  la demanda  de esos bienes y, así, abriendo las compuertas de la escasez.

Pareciera que el chavismo, al menos en materia económica,  está acorralado y sin salida pues las medidas adoptadas están operando en contra de sus propios propósitos de desmontar la especulación. Desmienten la inveterada pretensión de creer que obligando a bajar precios “manu militaris” resuelven el problema central que no es otro que  la inexistencia de una producción sostenida de bienes y servicios.

La cotización del dólar libre habrá de repuntar pues siempre es un buen negocio pagar muchos bolívares por pocos dólares que al ser convertidos en mercancías transables generarían bolívares en abundancia para perseguir nuevamente el dólar paralelo.  Tal vez no es que no haya dólares sino que son muchos bolívares insaciables  tras la  divisa norteamericana.

Noticias Relacionadas

Un Comentario

Aporte su Opinión
  1. edopar
    dic 10, 2013 - 06:43 PM

    estoy  totalmente  de acuerdo  con  la  accion  del  gobierno  , ya era  hora que le pararan  el  trote a  estos  ladrones  de cuello blanco  que  se enrriquecen   a  costila  de  los  pobres  y  clase  media.

    Reply

Aporte su Opinión

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *