Publicado el: Jue, Dic 19th, 2013

Banesco compra a Novagalicia Banco por € 1.003

El grupo presidido por Juan Carlos Escotet no recibirá ayudas públicas para protegerse frente a pérdidas futuras y absorberá la cartera de activos fallidos de la vieja caja

El mayor banco privado de Venezuela, Banesco, se ha alzado como vencedor indiscutible de la subasta de Novagalicia Banco. Puso sobre la mesa 1.003 millones de euros y no exigió ningún tipo de ayuda pública, aunque la oferta inicial del Estado ya ofrecía garantías para cubrir, entre otros costes, los derivados del arbitraje de las preferentes, de la supresión de las cláusulas suelo y de la indemnización a compañías de seguros. Una propuesta «imbatible», según la definieron sus competidores, que logró derrotar a gigantes nacionales comoSantander, Caixabank y BBVA, y fondos de inversión como Guggenheim, al tiempo que apartó las desconfianzas que despertaba la nacionalidad del comprador. La entidad que preside Juan Carlos Escotec logró también invalidar una segunda ronda de pujas que se daba por segura en el sector, pues su oferta fue al menos 200 millones más que la siguiente y la superaba en más de un 50%.

El 40% del pago se abonará al formalizarse la compra y el 60% restante en sucesivos plazos hasta el año 2018, según explicó el FROB en el segundo de sus comunicados de ayer tarde. La oferta incluye también la compra de dos carteras de fallidos, esto es, de préstamos morosos. Fuentes financieras explicaron que de los 1.003 millones, unos 910 son el precio base ofrecido por la entidad y los 93 restantes, el precio pagado por esos fallidos.

Banesco estructura su oferta a través de Banco Etcheverría, que compró en diciembre de 2012, y asume el compromiso de «mantener la gestión, la sede, la obra social en Galicia, y el empleo». Además, la entidad se compromete a conceder nuevos créditos a familias y pymes «por un importe superior a los 9.000 millones de euros», según dijo Banesco en un comunicado.

La entidad venezolana se hará con el 88,3% del capital de NCG. De este total, el 63% pertenece al FROB (que ingresará por tanto 632 millones), mientras el 15% restante es propiedad de los bancos españoles a través del Fondo de Garantía de Depósitos (que recibirán 371 millones). El otro 12% está en manos de algunos preferentistas que no acudieron el canje y a los que Banesco deberá ahora hacer una oferta para resolver su situación.

La victoria de Banesco supone un espaldarazo al Gobierno de Alberto Núñez Feijóo, quien había mostrado su preferencia por esta oferta por respetar tanto la «galleguidad» de la entidad como la mayor parte de los 4.000 empleos en juego.

Sorpresas de última hora

La recta final de la subasta de las antiguas cajas gallegas estuvo repleta de sobresaltos. La renuncia a un esquema de protección de activos (EPA) frente a pérdidas futuras fue, sin duda, la más dulce, pues NCG ya ha recibido más de 9.000 millones en ayudas públicas, contando una inyección de 802 millones del FGD, y se daba por sentado que ningún comprador se atrevería a pujar sin esa red. Ahora bien, a pesar de no conceder un EPA, el FROB sí ofreció cubrir el 85% de algunos costes que Banesco tendrá que afrontar en el futuro. Por ejemplo, tendrá cubierta, por ese porcentaje, la indemnización de hasta 430 millones que la aseguradora Aviva reclama a NCG por la rotura de su acuerdo de bancaseguros, y lo mismo con el contrato con Caser Seguros.

Además, el Estado correrá con la mayor parte de la factura de compensar a los titulares de participaciones preferentes a los que el arbitraje reconozca el derecho a indemnización, así como con las posibles reponsabilidad que pueda afrontar la entidades por sentencia judicial. Por otro lado, Novagalicia, tras sentencia del Tribunal Supremo, eliminó las cláusulas suelo de todas sus hipotecas y comenzó el proceso de devolución del dinero cobrado de más a sus clientes por ese concepto. Esa compensación aún no ha terminado y seguirá generando gastos futuros a la entidad.

Dentro del ámbito hipotecario, el Fondo también sufragará el 85% de la responsabilidad derivada de la concesión de contratos de cobertura de tipos de interés vinculados a hipotecas concedidas a familias y autónomos. En el caso de los ajustes comprendidos en determinados puntos del contrato de transmisión de activos a la Sareb o banco malo, la compensación será del 100%. Todo esto incluye créditos hipotecarios y suelo, entre otros ativos que estarían protegidos y por tanto, y aunque el FROB no lo llame así, según fuentes del sector, tiene el mismo efecto que una EPA.

El interés de Banesco por invertir en España era muy fuerte, pues en buena parte busca diversificar su negocio y esquivar la complicada situación política de Venezuela. Pero la victoria de Banesco no estaba clara y a las dudas que despertaba la estabilidad de la entidad se unieron los criterios fijados por el FROB para determinar la idoneidad de la oferta ganadora.

Lo cierto es que Banesco partía con desventaja en relación con sus homólogos españoles. Según la nueva normativa de solvencia de la banca, el comprador de NCG puede deducirse hasta 2.340 millones en créditos fiscales, del total de 4.600 que acumula la entidad gallega. El problema es que no todos los candidatos podían hacer, previsiblemente, un uso simétrico de estas deducciones. Uno de los perjudicados era el banco venezolano.

Además, el FROB redobló en el último momento las exigencias necesarias para pasar a una segunda ronda de pujas. «Siempre que la oferta mejor valorada no supere en 200 millones y sea un 50% mejor que la segunda, se abrirá una segunda fase de la subasta en la que solicitará ofertas definitivas a las tres entidades mejor valoradas», rezaba un comunicado del lunes del FROB en el que anunciaba que seis entidades estaban pujando por la entidad. Inicialmente, sin embargo, se había establecido que si una propuesta cumplía sólo una de las dos premisas sería la vencedora. Este cambio de última hora buscaba forzar el paso a una segunda ronda, para aumentar la competencia y presionar al alza las ofertas.

Seis ofertas vinculantes

El FROB recibió el lunes seis ofertas vinculantes por el 88% del capital de Novagalicia (el 12% restante quedará en manos de los preferentistas que no acudieron el canje). A Caixabank, BBVA, Banesco, Santander y Guggenheim se unió en el último momento una oferta más, la alianza entre JC Flowers y Oaktree.

Desde su comienzo, la subasta ha estado plagada de polémica y han sido muchas las críticas que se han vertido contra la gestión realizada por el FROB. Los candidatos extranjeros denunciaron que los criterios fijados para determinar las bondades de las ofertas estaban orientadas a favorecer a la banca española. Desde los círculos políticos se ha denunciado reiteradamente la falta de transparencia del proceso.

El Fondo se defendió ayer de esas críticas y argumentó los motivos que le llevaron a no valorar la renuncia al uso de los créditos fiscales. Entre sus alegatos, por ejemplo, «la enorme dificultad de valorar si un comprador estaría en condición de aprovecharlos» . Además, el FROB no tuvo en cuenta las promesas de mantenimiento del empleoy de concesión de nuevos créditos, debido a las dificultades de control, de valoración técnica y por la disconformidad de Bruselas a tener en cuenta los llamados «efectos» de segunda ronda de las desinversiones que se realicen.

ABC

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>