Publicado el: Dom, Jun 7th, 2015

Barça campeon de Europa

El Barcelona salió coronado de Berlín como el mejor equipo de este comienzo de siglo, por si había dudas al respecto, después de un esforzado ejercicio de todos sus jugadores ante la Juventus de Turín. También de Messi, cuya influencia en cualquier disputa futbolística es abrumadora. No hubo esta vez gol para la videoteca, pero sí destellos de su enorme clase, como la arrancada que dio origen al gol de Suárez que encarrilaba el título.

A pesar de la pléyade de talentos que lo han arropado a lo largo de su carrera, este conjunto será recordado siempre como el Barça de Messi, no solo por el peso de las estadísticas (segundo triplete de la historia del club, tercera Champions para el genio argentino), sino por una maravillosa colección de escenas sin guión previo, de vertiginosas correrías,de magia con precisión.El Barcelona, con cinco Copas de Europa en sus vitrinas, iguala con Bayern Múnich y Liverpool en la tercera posición de la tabla de campeones, detrás solo de Real Madrid (10 títulos) y Milán (7).

La Juve, representante del viejo fútbol italiano de siempre, cauteloso y letal al fallo del prójimo, vendió cara su derrota tras resucitar cuando nadie lo esperaba. Sufrió el efecto Messi como tantos otros: es privilegio del 10 azulgrana convertir en ingenuo incluso al más taimado. Decía Chiellini, ausente ayer en el Olímpico de Berlín por lesión, que Messi no les haría un gol como el que marcó al Athletic en la final de Copa del Rey. No hizo falta una filigrana así para tumbar la resistencia de los «bianconeri», rivales formidables que se saben de memoria hasta los apuntes al margen del manual de fútbol. Su presión en el centro del campo con jugadores como Pogba, llamado a grandes cosas en el fútbol europeo, o el hiperactivo Vidal, no fue suficiente.

El conjunto piamontés se encontró con un escenario muy inquietante cuando todavía resonaba el eco del himno de la Champions. Sin tanteo como suele ocurrir en estas finales, llegó un gol del Barcelona fabricado con tanta limpieza y espectacularidad que los defensores casi no daban crédito: ocurrió por el carril izquierdo tras una combinación de tiralíneas entre Messi, Alba, Neymar, Iniesta y Rakitic, que fusiló a placer a Buffon.

La inercia estuvo a punto de costarle un nuevo disgusto a los italianos, pero esta vez su portero sacó un duro remate de Alves. La impotencia de la Juve en esos primeros minutos eléctricos del Barcelona tuvo su reflejo en Vidal, que se empleó con dureza sobre Busquets y fue amonestado. El chileno coqueteó con la expulsión tras varios rifirrafes, especialmente con Alves.

Busquets, ejemplar
La rápida circulación del balón, con un Busquets ejemplar, descuadernó el plan de los hombres de Allegri, que se encomendaron a alguna arrancada de Pogba o de Morata, y también al marcaje sobre el colegiado turco tras algunos incidentes no pitados, como el que protagonizaron el propio Pogba y Alba en la frontal del área azulgrana. Sin argumentos en ataque, salvo algún disparo lejano de Marchisio, alcanzaron el descanso sin más daños porque Luis Suárez no afinó ante Buffon.

En sus vis a vis con el uruguayo, el veterano guardameta estuvo especialmente inspirado en un contragolpe de cinco contra tres nada más arrancar la segunda mitad: consiguió desviar a córner el punterazo del delantero. Fue el preludio de una deliciosa combinación del tridente azulgrana que acabó con un disparo de Messi que se fue alto. Ley del fútbol: estaba la final a punto de caramelo para el Barça cuando una jugada aislada de la Juventus igualó la contienda. Taconazo de Marchisio para Lichtsteiner, que centró raso para Tévez. El argentino giró sobre sí mismo burlando a Piqué, remató, detuvo Ter Stegen sin blocar, y Morata no desaprovechó la ocasión.

El partido adquirió un punto de locura, de golpes y contragolpes, un desorden que podía desequilibrar el debate a favor de cualquiera. En este río revuelto estuvo a punto de pescar la Juventus, incluso hubo un agarrón de Alves a Pogba en el área que el colegiado no vio. Entonces Messi se lanzó a la aventura por el costado izquierdo, disparó raso, y el rechace de Buffon lo aprovechó, al fin, Suárez. Pudo el Barça sentenciar con un gol anulado por mano de Neymar.

En medio del toma y daca se produjo un relevo lleno de emoción, casi de melancolía: Xavi salió por Iniesta y ambos se llevaron una gran ovación, también por parte de la hinchada de la Juventus. Último servicio del extraordinario centrocampista al campeón de Europa. Pero no último capítulo de la final: ese se lo reservaba también el Barça ante una Juve descosida, que recibió la puntilla en un contraataque que culminó Neymar.

Ficha del partido
Juventus: Buffon, Lichtsteiner, Barzagli, Bonucci, Evra (Coman, m. 88), Marchisio, Pirlo, Pogba, Vidal, Tévez y Morata (Llorente, m. 85).
Barcelona: Ter Stegen, Alves, Piqué, Mascherano, Alba, Busquets, Rakitic (Mathieu, m. 90), Iniesta (Xavi, m. 77), Messi, Luis Suárez (Pedro, m. 95) y Neymar.
Goles: 0-1, m. 4: Rakitic. 1-1, m. 55: Morata. 1-2, m. 68: Luis Suárez. 1-3, m. 96: Neymar.
Árbitro: Cüneyt Çakir (Turquía). Amonestó a Vidal, Pogba, Luis Suárez, Barzagli.

ABC

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>