Publicado el: Dom, Dic 29th, 2013

Buenos Aires sin luz y con mucho calor

Buenos Aires decreta la emergencia energética tras los cortes de luz

Las oficinas públicas permanecerán cerradas el lunes y se apagarán algunos carteles publicitarios

Los cortes de luz han cumplido ya dos semanas en Argentina. Ante la mayor demanda eléctrica por la ola de calor más extensa desde 1906, las interrupciones del servicio aparecen aquí y se solucionan allá en el centro y norte del país, no son masivas, no hay apagones generalizados, pero hay manzanas de Buenos Aires y otras ciudades que llevan hasta diez días sin conexión. Decenas de miles de usuarios están afectados y muchos de ellos en la capital han optado por manifestar su bronca montando más de 40 piquetes en calles, autopistas y vías de tren en la capital. El tránsito se complica porque en algunas esquinas aparecen fogatas de neumáticos y madera que bloquean la circulación. Ante semejante situación, la ciudad autónoma de Buenos Aires decretó este sábado la emergencia energética.

El alcalde porteño, el conservador Mauricio Macri, enfrentado al Gobierno de la peronista Cristina Fernández de Kirchner, explicó en una rueda de prensa que la medida implica que la administración pública de la capital no trabajará el próximo lunes, de modo de ahorrar energía. De este modo, las oficinas de la ciudad autónoma permanecerán cerradas desde el pasado viernes hasta el próximo jueves, dado que el 31 de diciembre y el 1 de enero no son laborables. Macri, que aspira a la presidencia argentina en 2015, no ha explicado qué otras disposiciones ha ordenado a partir de la emergencia energética. Se ha limitado a decir que “se han comprometido también las empresas de publicidad en vía pública a apagar la mayor cantidad de carteles posibles para ahorrar energía”.El alcalde y líder de Propuesta Republicana (PRO) aprovechó para criticar al Gobierno de Fernández: “La gente se siente abandonada, no sabe si el corte es preventivo ni cuánto va a durar. Tenemos un Gobierno que en vez de construir soluciones, siempre busca responsables”.

El Ejecutivo nacional ha culpado de la crisis energética a las dos distribuidoras de Buenos Aires, Edenor, de capital argentino, y Edesur, filial de la española Endesa (controlada, a su vez, por la italiana ENEL). “Tenemos empresas y un Gobierno (nacional) sin capacidad de respuesta”, atacó Macri también a las distribuidoras. La filial de Endesa ha responsabilizado de la calidad del servicio a las reducidas tarifas, que llevan 11 años sin aumentar para los hogares de clases medias y bajas. En otras ciudades de Argentina, donde las tarifas son cuatro veces mayores que en Buenos Aires, también se ha cortado la electricidad en determinados barrios.

En medio de las protestas de los vecinos afectados, otros opositores también han atacado al Gobierno de Fernández. El diputado peronista Sergio Massa, que dejó el kirchnerismo hace solo seis meses y que también podría aspirar a la jefatura de Estado, sentenció: “Los cortes son sinónimo de fracaso”. Massa añadió que “es el Gobierno nacional el que tiene que dar respuestas porque es el que controla los concesionarios (del servicio)”. En la alianza de centroizquierda Unen, el senador Fernando Pino Solanas pidió la renuncia del encargado de la política energética en los diez años de gobiernos kirchneristas, el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio de Vido. Desde 2011, Argentina ha perdido el autoabastecimiento energético por la insuficiente inversión y ésa ha sido una de las razones por las que el Gobierno de Fernández optó en 2012, después de nueve años de kirchnerismo en el poder, por nacionalizar el 51% que Repsol tenía en YPF.El jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, justificó las interrupciones del suministro porque cada día se baten marcas históricas de consumo eléctrico.

“En el día de hoy el sistema argentino de interconexión batió el récord de demanda de potencia para un día sábado”, explicó Capitanich, que también podría ser un eventual presidenciable, pero antes debe superar diversos escollos en el cargo que asumió hace poco más de un mes. El ministro De Vido dijo que las distribuidoras de Buenos Aires “no estuvieron a la altura del crecimiento” de la economía argentina desde 2003. El Gobierno nacional ha anunciado este sábado que las fuerzas de seguridad llevarán agua a los vecinos de la capital y su periferia que hayan perdido también ese servicio por la ausencia de electricidad, en medio de temperatura que rozan los 40 grados. También atenderán a personas mayores en situaciones de riesgo.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>