Published On: lun, Ago 27th, 2018

CALIGULA vs MADURO, por Dr. Rafael Tobías Blanco Vilariño


Calígula, conocido también como Cayo Cesar, fue un “hijo adoptivo” del emperador Tiberio, quien fue un oscuro y sombrío gobernante, motivo por el cual Plinio el Viejo lo describió como “tristissimus hominum” o “el mas triste de los hombres”, quien al morir, lego por herencia a su putativo hijo el trono imperial, al cual gobernó por unos 1400 días (37 al 31 DC), quien inició su política con apoyo popular mediante festivales públicos y quiso que el Senado hiciera su voluntad, lo cual fracasó, debido a su incompetencia, aunado a una serie de errores administrativos que derivaron en una grave crisis económica y en una hambruna social; por lo que emprendió un conjunto de demenciales reformas públicas y urbanísticas que acabaron por vaciar el tesoro; aunque hizo las delicias de la plebe, no era un actor sensato, pues las oficinas volverían a caer una vez más en manos de muchos codiciosos, haciendo que los fondos se emplearan para fines privados en lugar de obtener ingresos, de lo que derivarían muchos desastres para el pueblo Romano. (Qué similitud con la Venezuela del 2018).

La política de Calígula, marcada por la falsa generosidad y la extravagancia, agotó las reservas financieras del Imperio; por lo que reaccionó acusando falsamente a algunos senadores para multarlos e incluso ejecutarlos con el propósito de apoderarse de su patrimonio, con el objeto de hacer frente a la crisis, yendo mucho mas allá, al obligar al Senado y al pueblo a rendirle culto en vida.
Acuciado por las deudas, puso en marcha una serie de medidas desesperadas para restablecer las finanzas imperiales, entre las que destacó la de pedir dinero a la plebe mediante el terror, diciendo descaradamente:”Que me odien, con tal que me teman” y como acto sublime de su irrespeto a los Senadores, tuvo la osadía de nombrar a su caballo “incitatus” Cónsul de Britania (territorio al norte de Turquía).

Los venezolanos, hemos tenido la desgracia de ver emular en nosotros una copia de esta desafortunada historia entre el Tiberio Chávez y el Calígula Maduro, con quien ya llevamos mas de 1400 días (5 años) viendo como este hijo putativo, ha vaciado lo que nos quedaba del tesoro nacional, condicionando una grave crisis política, económica y una hambruna, las cuales ha querido paliar mediante una serie de erráticas y demenciales reformas publicas y administrativas y para colmo se puso a jugar con su mágico Cono monetario, creando un grave confucionismo en la colectividad, al no haber monedas de menor valor para el llamado “Vuelto” o “Cambio”. ¿Qué ignorancia monetaria? Él mismo decretó el cierre del país, de la industria y del comercio” le pasó lo de Chacumbele: “el mismito se mató”
Ceo que es tiempo suficiente para impedir que a este Calígula contemporáneo, se le ocurra nombrar a un “Burro” no como Cónsul, sino como Administrador del Banco Central de Venezuela.

Por ello, los venezolanos unidos en forma monolítica, debemos iniciar sin temor alguno, una verdadera y contundente Campaña Admirable a la brevedad posible; para poder salir de estos “Burrocratas” socialistas del S.XXI y rescatar nuestra soberanía y dignidad con nuestros Tecnócratas. ¡VOILÁ¡

Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.
Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>