Publicado el: Dom, Abr 17th, 2016

Cámara de Diputados inicia la sesión que definirá el futuro de Dilma Rousseff

9c203af1f0e313adc25446dcb2f2b25f (1)

La Cámara de Diputados de Brasil inició hoy la sesión en la que sus 513 miembros decidirán si el proceso que puede llevar a la destitución de la presidenta Dilma Rousseff avanza al Senado o termina en los archivos del Parlamento.

El presidente de la Cámara baja, Eduardo Cunha, declaró la sesión abierta “sobre la protección de Dios y en nombre del pueblo brasileño”, en medio de gritos de “Fuera Dilma”, coreados por los promotores del proceso, y del “no habrá golpe” del oficialismo.

Cunha pasó la palabra al diputado Jovair Arantes, quien como instructor de una comisión especial que analizó el mérito de las acusaciones se inclinó por recomendar que el proceso continúe.

La votación se hará en forma nominal y cada uno de los 513 diputados será llamado a manifestarse frente a un micrófono, según un orden geográfico determinado por los 27 estados del país.

Las previsiones de la Cámara baja dicen que cada diputado no se tomará más que 30 segundos para votar, por lo que el trámite debería durar al menos unas cuatro horas y media.

Esta sesión fue precedida por debates que comenzaron la mañana del viernes, se prolongaron en forma ininterrumpida durante casi 43 horas, en las que intervinieron 389 diputados.

Para que el proceso llegue al Senado, que tendrá la palabra final sobre la eventual apertura de un juicio político contra Rousseff, la oposición necesita una mayoría calificada de 342 votos entre los 513 posibles.

Frente a la sede del Congreso se han concentrado decenas de miles de personas, tanto contrarios al proceso como favorables a una posible destitución de la mandataria.

En el lado izquierdo, mirando hacia el Congreso, se ubicaron los movimientos sociales y sindicatos favorables a Rousseff, mientras que el derecho ha sido ocupado por quienes promueven la destitución.

La seguridad en esa zona ha sido reforzada por unos 4.000 agentes de la Policía, aunque las autoridades aseguran que otros 7.000 han sido acuartelados y estarán listos para “entrar en acción” si fuera necesario.

Si el proceso avanza, el Senado deberá pronunciarse y decidir si acepta las acusaciones e instaura el juicio político.

En ese caso, Rousseff sería separada del poder durante 180 días, que sería el plazo que el Senado tendría para realizar el trámite que pudiera concluir con su destitución.

Durante ese período, el lugar de Rousseff sería ocupado por el vicepresidente Michel Temer, quien rompió sus relaciones con la mandataria y ha dedicado las últimas semanas a consultas sobre lo que sería su posible Gobierno, pues si se llega a la destitución le tocará completar el mandato que acaba el 1 de enero de 2019.

2016-04-17

http://www.2001.com.ve/

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>