Published On: mar, Ene 7th, 2014

La Autoridad del Canal de Panama garantiza terminación de la obra

Panamá intenta calmar a la comunidad marítima mundial ante la crisis del canal

La autoridad canalera transmite un mensaje de tranquilidad y garantiza que la expansión de la vía está garantizadas

El úCanal de Panamá liga un anticipo a que Sacyr retire el aviso de parar obras

La Autoridad panameña condiciona un aporte de 134 millones a que GUPC cancele la amenaza

Exige que el consorcio ponga otros 74 millones para pagar a subcontratistas y proveedores

Panamá se anticipó a la onda expansiva de los conflictos financieros que amenazan con paralizar las obras de ampliación del canal panameño y desplegó una estrategia de prevención de daños para garantizar a sus clientes la conclusión de la obra.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) notificó a la comunidad marítima mundial que aunque persiste el impasse por la advertencia lanzada la semana anterior por la constructora multinacional Grupo Unidos por el Canal (GUPC), de suspender los trabajos de expansión de la vía interoceánica y exigir que se le paguen 1.600 millones de dólares por sobrecoste o gastos adicionales, la culminación “con éxito” de las obras está garantizada para “ofrecer una nueva era de oportunidades” al comercio marítimo internacional.

Panamá sabe que las industrias mundiales de transporte marítimo y de desarrollo portuario tienen su atención concentrada en el conflicto que podría paralizar la ampliación, a partir del 20 de enero próximo. Numerosos puertos de la costa este de Estados Unidos han ampliado y modernizado su capacidad, para recibir a los buques Post Panamax que, por ser de mayor tamaño, podrán transitar por las nuevas esclusas del Canal y atracar en las instalaciones portuarias estadounidenses.

La expansión general de la ruta acuática tiene un avance total de un 72%

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, explicó este lunes que “se está construyendo una enorme cantidad de barcos de mayor capacidad para poder pasar por el Canal y se está aumentando el dragado de los puertos para que puedan recibir estos barcos”.

Los nuevos barcos y las nuevas instalaciones portuarias tienen su futuro anclado al desarrollo de la ampliación canalera, y en particular de las nuevas esclusas que, con una licitación que GUPC ganó en 2009 con una oferta de 3.118 millones de dólares, deberán estar finalizadas en junio de 2015. El total de la ampliación está presupuesto en 5.250 millones de dólares, por lo que las esclusas son el trecho clave.

Pese a que se mantiene la advertencia de suspensión, GUPC —formado por Sacyr Vallehermoso, de España, e Impregilo, de Italia, como socios mayoritarios, y por Jan de Nul, de Bélgica, y Constructora Urbana, de Panamá, como minoritarios— y la ACP acordaron el lunes regresar este martes a la mesa de negociaciones para encontrar un arreglo al conflicto financiero, pero apegados al contrato bilateral rubricado en 2009. La ACP ha dicho que la única solución está en las opciones que el contrato ofrece y que los argumentos del contratista “para advertir la suspensión de labores carecen de sustento legal y no son claros, por lo que no dan al contratista motivos para suspender la obra”.

El caso pareció destrabarse luego de una serie de gestiones realizadas este lunes en esta ciudad por la ministra de Fomento de España, Ana Pastor, en encuentros—por separado—con Martinelli, GUPC y ACP. Pastor anunció que el conglomerado constructor se comprometió a que “todas las reclamaciones van a ir por la vía del contrato” de 2009. La ACP le dijo a la ministra que la única solución es seguir ajustados al contrato.

“El acuerdo será bueno para todos, especialmente para Panamá y para todos los panameños y para todo el tráfico internacional y para la riqueza de todo el mundo que significa que haya buques Post Panamax en el mundo”, aseveró Pastor.

En este escenario, la Autoridad asumió una estrategia proactiva y en prevención a las reacciones de la industria marítima mundial por la posibilidad de la suspensión de las obras y de que la ampliación sufra un retraso.

La Autoridad informó que “reafirmó” su compromiso “con la comunidad marítima internacional y sus clientes” para completar con éxito la ampliación, “cumpliendo con su objetivo de ofrecer una nueva era de oportunidades para el comercio marítimo mundial”.

En una “comunicación” enviada a sus clientes y a la comunidad marítima, el panameño Jorge Quijano, administrador del Canal, les transmitió un mensaje para calmarlos.

“Nos gustaría asegurar a nuestros clientes que la ACP ha trabajado siempre con la mejor voluntad para que el contratista complete el proyecto; igualmente que el contrato incluye garantías y alternativas que permitan a la institución desarrollar con éxito el proyecto. Nuestros clientes son nuestra prioridad número uno y estamos trabajando en resolver este impasse de la mejor manera posible en el marco jurídico del contrato” para que el proyecto “sea completado”, precisó Quijano en su mensaje.

La expansión general de la ruta acuática tiene un avance total de un 72% y la construcción de las nuevas esclusas registra un 65% de adelanto, añadió. “La ACP confía en que el contratista tenga la capacidad de cumplir los compromisos pactados. De no ser así, la ACP pondrá en acción los mecanismos del contrato que le permiten completar la obra”, subrayó la Autoridad.

El Canal de Panamá liga un anticipo a que Sacyr retire el aviso de parar obras. La Autoridad panameña condiciona un aporte de 134 millones a que GUPC cancele la amenaza

Exige que el consorcio ponga otros 74 millones para pagar a subcontratistas y proveedores

En el inicio de una “dura” negociación bilateral, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) condicionó este martes la entrega de 183 millones de dólares (134 millones de euros) para reforzar la tesorería del Grupo Unidos por el Canal (GUPC) a que el consorcio liderado por la españolaSacyr cancele la amenaza de paralizar las obras de ampliación de la vía interoceánica a partir del 20 de enero. Exigió además que GUPC aporte otros 100 millones de dólares (74 millones de euros), y que estas aportaciones extraordinarias se destinen a pagar a subcontratistas y proveedores. Pero el consorcio ni aceptó ni rechazó la propuesta y se reservó una respuesta definitiva.

Tras una primera ronda de conversaciones a puertas cerradas, que se prolongó durante dos horas y media, y se desarrolló en la sede de la ACP, el panameño Jorge Quijano, administrador del Canal, informó que los representantes del consorcio “no han aceptado ni rechazado” la propuesta. «Por lo menos estamos hablando”, dijo, tras valorar la cita como «algo positiva».

Del total del aporte, 100 millones de dólares serían entregados por la agencia estatal como adelanto a GUPC, pero deberán quedar garantizados con una carta de crédito, y a cambio de que los restantes 100 millones de dólares sean entregados por el consorcio que lidera Sacyr y depositados en un fideicomiso, lo que permitiría mantener un seguimiento de gastos. Asimismo, la ACP extendería una moratoria al Grupo y le suspendería, de diciembre de 2013 a febrero de 2014, el cobro de 83 millones de dólares que la firma constructora adeuda a la Autoridad.

Quijano dijo en conferencia de prensa que “son suficientes fondos” para que el consorcio prosiga ininterrumpidamente con la expansión de la vía. El consorcio, explicó, tiene “problemas de flujo de caja”, por lo que con los recursos nuevos—que sumarían 283 millones de dólares (208 millones de euros) y se añadirían a otras moratorias otorgadas por la ACP por 784 millones de dólares—se ”permitiría la continuación regular de los trabajos”.

La comitiva de GUPC fue encabezada por el español Manuel Manrique, presidente de Sacyr Vallehermoso, que con Impregilo, de Italia, Jan de Nul, de Bélgica, y Constructora Urbana, de Panamá, forman la compañía constructora.

Sin fecha ni hora de un próximo encuentro, las negociaciones quedaron abiertas a que la contratista convoque a una nueva reunión para conocer su respuesta a la oferta de ACP. La contratista advirtió la semana pasada que paralizará las obras si no le pagan 1.600 millones de dólares (1.200 millones de euros) de gastos adicionales por sobrecostos que atribuyó a información imprecisa que le suministró la Autoridad para diseñar el proyecto.

Quijano exigió que se levante la amenaza de suspensión de los trabajos y explicó que el reclamo de 1.600 millones de dólares “ni siquiera” ha sido considerado por la Autoridad y advirtió que el Canal “no puede ver que las obras” se paralicen y quedarse sin “mover nada”.

Cualquier exigencia, añadió, debe apegarse al contrato que ambas partes firmaron en 2009 por 3.118 millones de dólares ofrecidos por el Grupo al ganar ese año una licitación para edificar un nuevo juego de esclusas, en un trabajo que inicialmente concluiría en 2014 pero que se atrasó a 2015. Las obras son la parte principal de la expansión, valorada en 5.250 millones de dólares e iniciada en 2007.

La ACP también solicitó en las negociaciones que cuatro compuertas que están en Italia listas para ser embarcadas, sean traídas lo antes posibles a Panamá. En una reciente entrevista, Quijano contó que en Italia están las cuatro compuertas, otras cuatro adicionales “a punto de terminarse, dos más en construcción y faltan dos por construir”, aparte de cuatro que están en suelo panameño.

Sin eliminar la amenaza, GUPC y la ACP acordaron el pasado lunes regresar ayer a la mesa de negociaciones para encontrar un arreglo a las diferencias según lo que estipula el contrato. El caso se desbloqueó tras una serie de gestiones realizadas el lunes en esta ciudad por la ministra de Fomento española, Ana Pastor, en citas—por separado—con GUPC, ACP y el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli. Pastor, quien este martes viajó de regreso a Madrid, anunció que la contratista se comprometió a que “todas las reclamaciones van a ir por la vía del contrato” de 2009, clave para la ampliación de la ruta inaugura en 1914.

Dl Pais

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>