Publicado el: Vie, Abr 12th, 2013

Capriles depende del voto de los indecisos y los independientes

  Encuestas privadas a las que  ha tenido acceso Impacto CNA Agency,  ratifican la existencia de un virtual empate tecnico. Las posibilidades de Capriles descansan en el comportamiento de  los llamados ni-ni y el voto de los independientes; estos representan cerca de un 17% que tienen el poder de decision final. Maduro con un 52% de preferencia y Capriles con un 39% pueden ver modificadas su votacion final si ese porcentaje se inclina preferentemente  hacia uno u otro candidato. Pero la continuada caida en la aceptacion de Maduro que se viene registrando indica que el grupo de votantes independientes al sufragar por Capriles hacen factible la victoria de este en la votacion del venidero 14 de abril. El estrecho margen de victoria y lo que pueda acontecer en el conteo final de los votos hacen que este virtual empate tecnico pueda determinar una alta conflictividad si el gobierno venezolano aplica alguna tactica  ventajista como en pasadas elecciones.

Por su parte, el  diario El Nuevo Herald de Miami, Florida, report que la intención de voto a favor del presidente encargado de Venezuela Nicolás Maduro –que lucía inalcanzable hace solo un mes– seguía cayendo estrepitosamente a una semana de las elecciones presidenciales, según una encuesta publicada el miércoles que coloca al líder bolivariano en un empate técnico con el opositor Henrique Capriles.

Segun un  sondeo de opinión, elaborado por la firma Datin Corp y publicado por la firma de asesores Política America Group en su sitio de internet www.politicaamerica.com, co Maduro tiene una ventaja de apenas un punto porcentual frente a Capriles, con una relación de 44 por ciento a 43 por ciento respectivamente.

El resultado, con una fecha de corte del domingo, contrasta con los números que la misma encuestadora brindaba a mediados de marzo, cuando el nuevo líder de la Revolución Bolivariana contaba con una ventaja de ocho puntos frente al candidato único de la oposición.

Las encuestas de Datin Corp durante las elecciones presidenciales de octubre del 2012 fueron las más acertadas, pronosticando correctamente que el presidente Hugo Chávez derrotaría a Capriles por una proporción de nueve puntos porcuentuales.

Ese grado de precisión es inusual en un país donde los sondeos de opinión suelen mostrar grandes diferencias en los números que brindan, con algunas de ellas siendo usadas como herramientas para inflar artificialmente los prospectos de triunfo de sus clientes.

Algo de esto puede verse por ejemplo en los números divulgados por la campaña de Maduro, que otorgan al candidato del oficialismo una ventaja de más de 15 puntos, duplicando el margen obtenido por Chávez en octubre.

La encuesta de Datin Corp, que brinda una fotografía del escenario electoral al fin de semana pasado, muestra que Maduro continuaba perdiendo terreno y Capriles ganándolo, en una tendencia que posiblemente ya habría alcanzado su punto de cruce hace unos días para darle la delantera al candidato de la oposición.

Es un escenario que lucía improbable hace solo unas semanas.

“Vemos a un Maduro que comenzó esta campaña con cerca del 60 por ciento, siendo visto entonces como un candidato potencialmente invencible. Pero las tácticas y estrategias del gobierno no han salido como esperaba y vemos como Nicolás comienza a caer en picada”, dijo Marcos Hernández López, presidente de la encuestadora Hernández Hercón.

“Hoy tenemos a un gobierno fatigado que tiene a un candidato que no tiene imagen, un gobierno que está en crisis y que no cuenta con la cantidad de dólares o de dinero que necesita para hacer aquel populismo que hacía el presidente Chávez en tiempos electorales”, agregó.

Según los estudios de Hernández Hercón, Maduro ha estado perdiendo entre un punto y un punto y medio cada dos días.

Los números de Datin Corp son algo más conservadores –mostrando que Maduro ha perdido en promedio cerca de 2.66 puntos por semana y Capriles subiendo dos puntos en el mismo tiempo.

Pero ambas encuestadoras resaltan que la campaña de Maduro ha sido una hilera de desaciertos y que el candidato no ha logrado superar la desconfianza que gira a su alrededor.

“En el estudio anterior, nosotros detectamos que muchos chavistas no confían en Maduro, que no lo ven igual que Chávez y que hay mucha incertidumbre y mucha ansiedad entre ellos”, comentó Jesús Seguías, presidente de Datin Corp.

La información que está siendo obtenida entre los electores chavistas es que Maduro no ha logrado cambiar esa situación, dijo.

“Te cuentan, por ejemplo, ‘yo soy chavista pero a mí no me gusta Maduro y voy a votar por Capriles’. Te dicen que el tema del pajarito no les gustó, muchos de ellos preguntándose qué fue eso”, comentó Seguías en referencia a un extraño comentario pronunciado por el presidente encargado en el que dejó entrever que Chávez se le apareció en forma de un pajarito y que se comunicó con él a través de silbidos.

Además del comentario sobre el pajarito las apariciones en público de Maduro han sido más bien torpes y han servido para mostrar su falta de carisma y sus lagunas de formación académica, confundiendo, por ejemplo, los nombres de los estados con sus capitales en las localidades que visita.

Pero estos deslices no son las mayores fallas.

“Yo creo que Maduro pudo haber ganado ampliamente de haber tenido una estrategia de campaña mucho mas correcta. Su campaña ha sido muy errática y muy mal concebida, llevando al terreno de la campaña temas que no lo ayudan a conquistar nuevos votos o conservar los suyos nuevamente”, comentó el encuestador.

“Maduro parece ignorar que apenas el 12 por ciento de los chavistas, lo son por razones política o ideológicas y que el restante 88 por ciento no tiene nada que ver ni con el socialismo, ni con el anticapitalismo; ni con Marx, Lenin y Fidel Castro, y mucho menos Cuba”.

Pero Maduro ha politizado la campaña, incluyendo en ellas temas que más bien provoca rechazo entre sus seguidores, como salir a defender a Cuba, acusando a la oposición de querer agredir a “nuestros hermanos cubanos”, llegando incluso a cantar en un evento el himno nacional de la isla, cuando la presencia de los cubanos en Venezuela es causa de resentimiento.

“La mayoría de los chavistas lo eran porque consideraban que Chávez era bueno y los ayudaba, les daba trabajo, les daba grandes beneficios económicos. Cuando murió el mandatario, muchos de sus seguidores comenzaron sentir ansiedad sobre su futuro y la propuesta de Maduro no hace nada para aliviar ese sentimiento”, dijo.

Según Seguías, los chavistas ven eso y luego ven a un Capriles que tiene un discurso distinto, un discurso que es contundente y lleno de promesas, con una oratoria mucho más firme, y no pueden evitar hacer comparaciones.

También ven en las calles los niveles de concentración, ven que Capriles cuentan con niveles de convocatoria mayores que las de Maduro. Son situaciones que les lleva a preguntarse si realmente no se encuentran frente al tiempo de un cambio.

“Eso es lo que se percibe en la calle”, resaltó Seguías.

Del lado opositor, la dinámica es radicalmente opuesta.

“Sentimos en el campo opositor una euforia muy grande. Cuidado si no votan los mismos que votaron en octubre o más porque al no estar Chávez en el escenario, el opositor siente renovadas esperanzas”, comentó.

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>