Publicado el: Jue, Sep 21st, 2017

Caracas: Numerosas estaciones de servicio cerradas por falta de combustible crean largas filas de vehículos buscando abastecerse

Segundo día de colas en estaciones de servicio en Caracas este #20Sep

La escasez de gasolina alcanzó a Caracas. Por segundo día consecutivo, muchas estaciones de servicio se quedaron sin combustible este 20 de septiembre en la ciudad, lo que obligó a numerosos conductores a buscar en diferentes sectores de la capital alguna bomba donde surtirse.

A la 1:00 pm la gasolinera de la avenida principal de Maripérez, en el municipio Libertador, estaba abarrotada. La cola era tan larga que obstaculizaba la circulación de otros vehículos en esa vía. Debido a la situación, dos funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ordenaron a la gerencia de la estación que cerrara una de las entradas para que la fila solo estuviera por la avenida Andrés Bello.

Los funcionarios dirigieron a los automóviles para que la cola corriera rápidamente. Sin embargo, la cantidad de vehículos hizo imposible que lograran ese objetivo. Para las 5:30 pm, los efectivos se habían retirado sin que la fila menguara. Quienes esperaban llenar los tanques de sus carros esperaron hasta 40 minutos para lograrlo.

En la avenida Baralt, la estación Avilago también estaba repleta de vehículos; la seguidilla vehicular alcanzaba casi una cuadra de longitud. “No es normal está cantidad de personas haciendo cola aquí a esta hora”, destacó un bombero, José Barrera, quien dijo que solo tenían gasolina de 91 octanos.

De las tres bombas en los alrededores del  terminal La Bandera, una no funcionaba, mientras que en las otras dos se formaron colas vehículos para abastecerse de combustible. Jhony Salas, conductor de una unidad de transporte público comentó lo inusual  de la situación, aunque le parecía “lógico” luego de ver varias estaciones cerradas. Kleiber Fernández, un técnico en refrigeración, coincidió con el transportista y afirmó haber visto ocho gasolineras que estaban cerradas.

La bomba en la esquina Avilanes estuvo sin funcionar durante todo el día, la cisterna que debía llegar en la mañana nunca apareció. “Aquí hubo gasolina hasta ayer, no sabemos cuándo vendrá la gandola, ya hoy no creo”, expresó Roswar Tejada, empleado del lugar.

En Baruta y Chacao persiste la escasez de gasolina

La estación de servicio de la primera transversal de Los Palos Grandes empezó a vender gasolina a las 10 de la mañana; inmediatamente, se formaron largas colas de vehículos, que persistieron hasta la hora de cierre en la noche. “Pasé por tres estaciones antes de venir aquí y no conseguí abiertas”, comentó a Efecto Cocuyo Vladimir Savalier en horas de la tarde.

Más largas filas de carros se observaron también en una gasolinera en la av. Francisco de Miranda, donde un administrador de empresas, Samuel Dávila, fue a parar luego de recorrer varias estaciones. “En Santa Fe ninguna está abierta y aquí tendré que echar gasolina de 91 octanos”, señaló.

En otra estación de la avenida Arturo Uslar Pietri con Blandín, a la 12:00 pm había más vehículos en espera de surtirse. María Lopez era una de ellas. “Una amiga me dijo que había aquí y vine”, dijo tras asegurar que le habían dicho que en otras bombas de las cercanías no había gasolina. Para las 3 de la tarde ya no quedaba combustible en esta estación.

A dos cuadras, otra gasolinera se mantuvo cerrada hasta que a las 2:00 pm llegó una gandola con gasolina únicamente de 91 octanos. Para las 5:00 pm había muchos más carros, por lo que se generó un congestionamiento vehicular en los alrededores. “No hay gasolina en las tres estaciones a las que fui”, señaló una persona que hacía cola en el lugar.

La bomba de las Mercedes, que el pasado martes 19 de abril estuvo cerrada por falta de gasolina, estaba colmada de vehículos para el final de tarde de este miércoles. La fila de carros que produjo en la avenida principal de las Mercedes una cola que llegaba hasta Chacaíto, puesto que el tráfico habitual en el sector se unió con los carros que esperaban entrar a la estación de servicio. Allí un conductor, Antonio Gutiérrez, afirmó que recorrió seis otras estaciones sin tener suerte.

En la otra gasolinera de las Mercedes también había cola. Toda la mañana estuvo sin combustible, hasta que a la 1 de la tarde llegó una cisterna y empezaron a vender, pero, como en otras bombas, solo gasolina de 91 octanos.

Fuente: Efecto Cocuyo

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>