Published On: vie, Jul 20th, 2018

Carles Puigdemont y sus exconsejeros huidos no podrán pisar suelo español en los próximos 20 años

La retirada de la euroorden «condena» a Puigdemont a 20 años sin poder pisar España

El expresidente catalán y los exconsejeros huidos no podrán regresar sin ser detenidos y juzgados por su papel en el 1-O.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena rechazó ayer jueves la entrega a España del expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont en las condiciones acordadas por el Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein (Alemania), es decir, para ser juzgado sólo por un delito de malversación y no por rebelión. En un auto, el magistrado reprochó «la falta de compromiso» del tribunal alemán con unos hechos que podrían haber quebrantado el orden constitucional español, y estimó que con su decisión han anticipado un enjuiciamiento para el cual no tienen cobertura normativa, sin sujetarse ni a los preceptos de la Decisión Marco sobre la Orden de Detención Europea (OED), ni a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ni al Manual sobre la euroorden elaborado por la Comisión Europea.

El proceso sigue adelante en España

El juicio a los procesados por el 1-O que sí están a disposición de la justicia (18) sigue adelante conforme a lo previsto. Nueve de ellos fueron procesados por rebelión. En total fueron 25 los encausados a los que Llarena propuso sentar en el banquillo. Siete huyeron, entre ellos el expresidente Puigdemont, y se libraron las respectivas órdenes de detención internacional. Desde ayer ya no están vigentes.

Sin poder pisar suelo español

La orden de detención nacional e ingreso en prisión sigue activa. Esto significa que ninguno de los siete huidos (Puigdemont, Lluis Puig, Toni Comin, Meritxell Serret, Clara Ponsatí, Marta Rovira y Anna Gabriel) puede poner un pie en España sin ser detenidos y juzgados por su participación en el 1-O. Otra posibilidad para eludir la acción de la justicia sería volver a España con el delito ya prescrito, lo que en el caso de la rebelión se sitúa en un horizonte de 20 años.

La Fiscalía, una pieza clave

En todo momento ha ido de la mano del juez Llarena y ha colaborado activamente en la tramitación de la euroorden y en la aportación de información a las fiscalías vecinas. Ayer mismo, en el escrito en el que se opuso a la libertad de los presos procesados, avaló la actuación de Llarena al denunciar también la «indebida intromisión» del tribunal regional alemán: valoró aspectos que correspondían al Tribunal Supremo.

«Una nueva victoria»

El independentismo vendió la retirada de las euroórdenes como una absolución judicial. Para el presidente de la Generalitat, Quim Torra, es una «nueva victoria». Para Puigdemont, un gesto que demuestra la «debilidad inmensa de la causa judicial». El «expresident» tiene previsto volver a su casa de Waterloo (Bélgica) para poner en marcha el Consejo de la República, una de las estructuras en el «exterior» con las que pretende seguir tutelando la política catalana e internacionalizando el «procés».

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>