Publicado el: Mar, Feb 16th, 2016

Cataluña y la economía separan al PSOE, Podemos y Ciudadanos

1455544067_614657_1455544896_noticia_normal_recorte1

Pedro Sánchez inició las negociaciones para ser investido presidente anunciando su intención de llegar a acuerdos “a izquierda y derecha”. Sin embargo, las profundas diferencias programáticas que separan a PSOE, Ciudadanos y Podemos se han puesto de manifiesto este lunes, cuando la formación de Pablo Iglesias ha hecho público su documento negociador. Son tantas las incompatibilidades en aspectos clave como el modelo territorial, la política económica y fiscal, la composición del Ejecutivo o las relaciones con Bruselas, que Antonio Hernando, portavoz parlamentario de los socialistas, se ha declarado “perplejo” ante la oferta de Pablo Iglesias.

Referéndum para Cataluña. Es el principal punto de fricción entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. Iglesias califica de “imprescindible” la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Cataluña y propone crear un Ministerio de Plurinacionalidad. Rivera se opone a las dos propuestas. Ciudadanos pedirá que cualquier acuerdo que le incluya obligue a los firmantes a explicitar su oposición a cualquier tipo de consulta, así como su defensa del artículo uno de la Constitución, que recoge que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español. El PSOE, por su parte, también se ha mostrado en contra de celebrar el referéndum que propone Podemos, aunque no lo recoge en su documento negociador.

Política económica. Podemos no se compromete con la estabilidad presupuestaria, como hacen negro sobre blanco el PSOE y Ciudadanos en sus documentos negociadores. De hecho, Iglesias pide que la política presupuestaria siga “una senda expansiva” y pide una dotación presupuestaria adicional que cifra en 24.000 millones de euros de cada año de la próxima legislatura. Tanto Sánchez como Rivera están de acuerdo en renegociar con Bruselas la fecha de cumplimiento del objetivo del déficit (3% del PIB) retrasándola de 2016 a 2017. Iglesias no encabezaría esa negociación: “No se trata, por tanto, de regatear con las autoridades europeas un (nuevo) aplazamiento para reducir el déficit al 3% un año más tarde; de lo que se trata es de definir una nueva política presupuestaria”. Iglesias quiere posponer el cumplimiento del pacto de estabilidad y crecimiento hasta 2019.

Sistema laboral. Podemos quiere derogar las dos últimas reformas laborales (PSOE y PP). El PSOE, por su parte, coincide solo en su voluntad de derogar la reforma laboral del PP. Ciudadanos, que no la defiende, ofrece una solución que ha sido muy criticada por Iglesias y Sánchez: un contrato único indefinido con indemnizaciones progresivas por despido según la antigüedad. En su documento, los socialistas plantean tres tipos de contrato. Podemos, por su parte, plantea una reforma de la contratación temporal y parcial tendente a aumentar el número de indefinidos. Las diferencias entre los tres partidos en este apartado son múltiples.

Reforma de la Constitución. Los tres partidos recogen en sus documentos negociadores propuestas de reforma constitucional. Estas, sin embargo, son muy distintas. El PSOE no especifica los detalles de la suya. Ciudadanos quiere disolver el Senado, en lo que no coinciden los otros dos partidos, o delimitar las competencias que recoge el Título VIII. Podemos pide que se reconozca en el texto el carácter plurinacional de España, a lo que se opone Rivera. ¿Coinciden en algo? Por ejemplo, en la intención de proteger los derechos sociales recogidos en el texto fundamental; en su interés en reformar la ley electoral; o en su deseo de endurecer y aclarar el régimen de incompatibilidades para impedir las “puertas giratorias”. El PP, en cualquier caso, tiene mayoría absoluta en el Senado, lo que le da capacidad de bloqueo ante cualquier reforma. Podemos propone en su documento que sean los españoles quienes decidan, a través de un referéndum apoyado en el artículo 92 del texto fundamental.

Artículo 135. Podemos propone modificar este artículo de la Constitución española, que consagra la estabilidad presupuestaria y da prioridad al pago de la deuda en los presupuestos. Ni PSOE ni Ciudadanos recogen ese punto en sus documentos negociadores, pero sí se comprometen con la estabilidad presupuestaria.

Sistema electoral. Los tres partidos quieren cambiar la actual ley electoral para que gane en proporcionalidad. Pero no coinciden en el modelo: Ciudadanos quiere un sistema de doble urna y Podemos uno que tenga a las autonomías como circunscripción electoral. El PSOE, por su parte, se limita en su documento negociador a mostrar su buena disposición a mejorar la proporcionalidad del sistema.

Lucha contra la corrupción. Los tres partidos plantean una amplia batería de medidas anticorrupción, lo que incluye, en el caso de Podemos, hasta la creación de una secretaría de Estado para afrontar la lucha contra esta lacra. Coinciden, por ejemplo, en endurecer el régimen de incompatibilidades, en su voluntad de reformar la ley de partidos o en que quieren proteger a los denunciantes. Sin embargo, Podemos no aboga por algunas de las medidas estrella de la propuesta de Ciudadanos, como la de eliminar los aforamientos o expulsar a los imputados de cargos públicos y listas electorales. En ese punto, el PSOE se muestra dispuesto a avanzar “en la adecuación del régimen de aforamientos”.

Política Fiscal. PSOE y Ciudadanos arrancaron sus negociaciones en un punto intermedio y de consenso entre sus posiciones: sus negociadores creen que coinciden en no subir impuestos. Podemos insinúa lo contrario: “El peso fundamental de las medidas de impuestos que impulsará el Gobierno recaerá sobre las rentas más acomodadas y sobre los sectores de población de mayor patrimonio. En total, estas medidas permitirán recaudar, en 2019, 40.000 millones de euros adicionales”. Y añade: “Cualquier estrategia de reducción del déficit debe pasar por reforzar la suficiencia fiscal del Estado, es decir, aumentar el peso de sus ingresos sobre el PIB”.

Los puestos en el Gobierno. Podemos apuesta por un gobierno de coalición, a lo que el PSOE se ha mostrado abierto, y reclama para Iglesias la vicepresidencia. Al tiempo, la formación emergente pide que se funde un Ministerio de plurinacionalidad, Administraciones Públicas y Municipalismo, y define la estructura ministerial. Eso ha provocado la protesta de los socialistas. Ciudadanos no recoge ninguno de estos aspectos en su documento negociador. De hecho, la formación de Rivera ha decidido dejar para la última etapa de la negociación la composición del Gobierno, algo que solo se discutiría en caso de encontrar grandes coincidencias programáticas con el PSOE. Además, por ahora Ciudadanos se mantiene firme en su posición de no entrar en un Ejecutivo que no presida y en no votar a favor de ningún candidato que no sea el suyo. Según fuentes consultadas, intentaría influir en la composición del Gobierno proponiendo ministros independientes.

Salario mínimo interprofesional. Podemos pide que suba de los poco más de 600 euros mensuales actuales a “al menos” 950 euros mensuales al final de la legislatura. Coincide con el PSOE en que debe alcanzar el 60% del salario medio neto. Ciudadanos no se pronuncia en su documento.

Sanidad. PSOE y Podemos piden recuperar el acceso universal a la tarjeta sanitaria. Eso incluiría a los inmigrantes sin papeles. Ciudadanos también aboga por un sistema gratuito y universal en su documento, aunque no especifica su posición en este último punto, al que se ha opuesto en el pasado.

Ley de la segunda oportunidad. Los tres partidos coinciden en una amplia batería de medidas de segunda oportunidad para los emprendedores, los autónomos y las familias.

El papel del PP. Pedro Sánchez y Mariano Rajoy han subrayado que se votarán no mutuamente. Rivera, mientras tanto, insiste en intentar mediar e incorporar al PP al proyecto. Iglesias es tajante: no cuenta con la formación de Génova.

http://politica.elpais.com/

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>