Publicado el: Jue, Ago 31st, 2017

Venezuela: Cerca de 40 funcionarios gubernamentales firmaron contratos con Odebrecht y deberían presentar resultados de sus gestiones

Cabello no es el único funcionario que debe responder por Odebrecht

Casi una cuarentena de ministros, exministros y de presidentes y expresidentes de organismos y empresas del Estado firmaron contratos con la constructora brasileña o durante su gestión se debieron ejecutar las obras.

Diosdado Cabello Rondón, el hombre fuerte del chavismo, vuelve a estar en la mira de la justicia estadounidense, pero esta vez por el caso Odebrecht, el escándalo de corrupción que sacude a la política de medio continente. ¿La razón? La removida fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, decidió entregar a los fiscales de ese país las pruebas que demostrarían que recibió unos 100 millones de dólares en sobornos por parte de la constructora brasileña.

 “Tengo muchas pruebas del último escándalo de corrupción que afecta no solo a Venezuela sino a toda la región: Odebrecht. Hay unas pruebas que involucran a un miembro de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello. Yo me reuní con unos fiscales de los Estados Unidos y esas pruebas fueron entregadas”, afirmó este lunes desde Costa Rica, el segundo país que la funcionaria visitó desde que el pasado 18 de agosto debió abandonar Venezuela tras haber sido destituida por la cuestionada Constituyente impulsada por el gobernante Nicolás Maduro.

Cabello fue ministro de Infraestructura entre 2003 y 2004 y posteriormente fue ministro de Obras Públicas entre 2009 y 2010, período durante el cual fueron adjudicadas algunas de las once obras que hoy se encuentran paralizadas, pese a que el Estado canceló parte o casi la totalidad de las mismas.

Sin embargo, el considerado delfín de Hugo Chávez no sería el único que tendría que explicar su actuación en este caso, pues unos 36 ministros, exministros y presidentes y expresidentes de institutos y empresas del Estado deberían hacer lo mismo, de acuerdo con un informe elaborado por la organización Transparencia Venezuela, en el que se señala a las máximas autoridades que suscribieron contratos con la constructora o debieron velar por su ejecución.

“Hay que hacer las investigaciones con respecto a Diosdado pero no es el único hay muchos otros responsables, porque la corrupción no se paraba con la firma del contrato. Ese es un primer pago. El proceso, por la información obtenida de Brasil, era que primero se pagaba por la asignación de la obra, luego a la firma del contrato y después durante los pagos”, afirmó la directora de la organización Transparencia Venezuela, Mercedes De Freitas, quien recordó que entre 2003 y hasta 2013 se entregaron contratos a Odebrecht, lo cual aumenta la lista de posibles involucrados.

Entre los señalados figura el propio hermano de Cabello, José David, quien fue uno de los diez titulares del despacho de Infraestructura. En el grupo también hay varios civiles y militares que ocuparon la presidencia del Metro de Caracas o de la estatal Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

El actual ministro de Educación, Elías Jaua, igualmente aparece señalado porque durante su paso por el Ministerio de Tierras debió haberse asegurado de la ejecución de contratos como el proyecto agrario José Abreu e Lima, que todavía no se culmina en el estado Anzoátegui.

Y por supuesto está el actual diputado Haiman El Troudi, quien no solo fue presidente del Metro de Caracas y además ministro de Transportes durante el tiempo que se acordaron prórrogas para algunas obras las relacionadas con la construcción de la línea III y línea II del subterráneo.

La esposa y la suegra de El Troudi, actual diputado a la Asamblea Nacional, fueron citadas por el Ministerio Público para ser imputadas por este caso, pero no atendieron las convocatorias. Fuentes del organismo durante la gestión de Ortega Díaz afirmaron que tenían elementos para procesar al legislador, sin embargo, por gozar del privilegio del antejuicio de mérito habían preferido no actuar.

Totalmente paralizadas

Respecto al estado de las once obras inconclusas que los gobiernos de Chávez y Maduro encargaron a Odebrecht, la Procuraduría General de la República con ayuda de varios tribunales constató durante los últimos meses que algunas de ellas se encuentran muy lejos de la finalización de las obras.

Uno de los casos más graves es el de la construcción de la línea 5 del Metro de Caracas, la cual debería ir en paralelo a la 1 y terminar empalmando con el Metro Guarenas-Guatire. El organismo encargado de velar por los intereses patrimoniales de la República y el Juzgado 4 de Municipio Ordinario y Ejecutor de Medidas de Caracas verificaron, en una inspección realizada el pasado 2 de mayo, que dicho proyecto apenas presenta un 3% de avance, por lo que “tiene pendiente ejecutar un porcentaje equivalente al 96,92% de las labores requieras para el culminación del contrato número MC4893 y se encuentra paralizada, sin que se desprenda de la información contenida en autos, la existencia de causal alguna que justifique tales hechos”.

Una situación aún peor presenta el Metrocable La Dolorita, un funicular que debería estar operando en el barrio petareño La Dolorita, al este de la capital venezolana; y que fue encargado a Odebrecht en diciembre de 2008 y cual, tras dos prórrogas, debía estar listo a finales de 2015. No obstante, la Procuraduría y otro tribunal constataron en marzo pasado que “no presenta avance físico alguno”

Las obras que muestran un mayor avance son las relacionadas con el III puente sobre el río Orinoco o la central hidroléctrica Manuel Piar (Tocoma). De acuerdo a las inspecciones judiciales solicitada por la Procuraduría ambas se encuentra a medio camino, pese a que el primero debía estar listo en 2010 y la segunda en 2013.

Esta información figura en la sentencia número 598 que la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo emitió el pasado 9 de agosto y en la cual sustentó su decisión de prohibirle a Odebrecht mover un saco de cemento, una viga, un camión o una grúa de algunos de los once campamentos de construcción que tiene en el país. El juzgado le ordenó a la Guardia Nacional velar por el cumplimiento de su mandato.

Antes de ser removida por la Constituyente, Ortega Díaz aseguró que el Gobierno pagó a la constructora brasileña 30 millardos de dólares por las obras inconclusas. Este monto es tres veces superior a lo que en la actualidad hay en las bóvedas del Banco Central de Venezuela (BCV) por concepto de reservas internacionales.

La cifra de sobornos que supuestamente habría recibido Cabello supera a la que el presidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, admitió que se pagaron en Venezuela para hacerse con contratos y la cual fue de 98 milllones de dólares.

Cabello, como no podía ser distinto, ha negado los señalamientos. “La señora llega y dice que no sé quién me depositó a mí en una cuenta 100 millones de dólares. Te los regalo mamá, que además no cuadran esas cuentas. ¿No? Porque según yo escuché el presidente de Odebrecht dijo (…) que en Venezuela se habían otorgado sobornos por 98 millones de dólares”, replicó. El tiempo dirá quién dice la verdad.

Fuente: Diario Las Américas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>