Published On: Vie, Oct 11th, 2013

Chavismo piensa suspender elecciones a como de lugar

-Temen que Maduro suspenda las elecciones de diciembre

Dirigentes de la oposición venezolana expresaron el jueves temor de que el régimen de Nicolás Maduro opte por suspender las elecciones municipales de diciembre ante pronósticos de que sufrirían una aplastante derrota.

Los pronunciamientos se producen en momentos en que el país se ve inmerso en rumores de que el chavismo ya ha decidido internamente que no puede competir en la cita electoral, y que para evitar una humillante paliza, no tendría más opción que suspender los comicios.

“El gobierno sabe que va a perder las mayoría de las ciudades e inclusive, las alcaldías que ellos tenían dentro de su pronósticos como seguras”, dijo el diputado William Barrientos desde Caracas.

“Hay un descontento generalizado que se va a traducir en un voto castigo y ante esa situación se juega un esquema para ver cómo hace para suspender el evento electoral”, agregó.

Fuentes cercanas a la situación dijeron a El Nuevo Herald que la suspensión de las elecciones es una alternativa que está siendo considerada seriamente dentro del chavismo.

Y la posibilidad de que lo intente está siendo debatida internamente dentro de la coalición de partidos de la oposición congregada bajo la Mesa de la Unidad Democrática, explicó el diputado William Dávila.

“Esa es una posibilidad que nosotros no podemos ignorar. Este es un régimen que pretende consolidarse en el poder, consolidar su hegemonía política a costa de lo que sea necesario. Y si dentro de ese escenario está la suspensión de las elecciones de cara a una debacle electoral que Maduro podría tener, esa suspensión podría ser muy posible”, dijo Dávila.

Las elecciones habían cobrado una gran importancia en medio de los esfuerzos del chavismo y de la oposición de convertirlos en la demostración concluyente sobre cual de los dos bandos cuenta realmente con el respaldo de la mayoría en el país, y en especial, de quien ganó los pasados comicios presidenciales de abril.

En la pasada contienda, un chavista Consejo Nacional Electoral le otorgó a Maduro la victoria, por un margen de 1.5 puntos porcentuales, pero el opositor Henrique Capriles impugnó los resultados diciendo que miles de irregularidades detectadas alteraron el verdadero resultado.

Según cálculos de la oposición, Capriles ganó la elección por un margen mayor al medio millón de votos.

Pero ese margen sería mucho mayor en una nueva elección ante el acelerado deterioro de la popularidad del chavismo registrado en los últimos meses en medio de la agudización de la crisis económica que atraviesa el país.

“Todas las encuestas reflejan que Maduro tiene entre el 61 por ciento y el 64 por ciento de impopularidad. Más de un 50 por ciento considera que la gestión del gobierno muy mala”, comentó Barrientos.

“Ellos saben que de las 335 alcaldías que se están disputando, el gobierno estaría perdiendo más de 240. Eso es muy peligroso para ellos”, comentó.

La caída en popularidad se produce en el marco de una feroz crisis económica que se traduce en una alta inflación, con proyecciones de que podría convertirse este año en la más alta del mundo con una tasa superior al 50 por ciento, y agudos problemas de desabastecimiento que mantienen los anaqueles vacíos y están llevando a los venezolanos a pelearse en los supermercados.

Por otro lado, la falta de recursos del gobierno ha llevado al chavismo a abandonar los programas sociales, conocidos como Grandes Misiones, que previamente favorecían a los electores chavistas dentro de los sectores populares.

Y lo que es peor, el chavismo también está registrando deserciones dentro del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que alejan aún más sus opciones de triunfo.

El dirigente opositor Pablo Medina dijo recientemente en una entrevista que las deserciones fueron provocadas por el favoritismo y arbitrariedad con que Maduro designó a sus candidatos municipales para las elecciones..

“Hay una rebelión nacional de militantes del PSUV que están en descontento por el dedazo de Maduro y de su cogollo, cuando impusieron a dedo más de 47 por ciento de los candidatos a alcalde de toda Venezuela”, explicó Medina.

“No respetaron la decisión de las bases. Y pasaron por encima de lo que ellos llaman la democracia participativa. Demostraron a sus bases que lo de la democracia protagónica era un gran fraude”, agregó.

La decisión de Maduro impulsó a decenas de sus dirigentes comunales a separarse del movimiento creado por el fallecido Hugo Chávez y competir contra los candidatos del PSUV.

Según Medina, cerca de 126 dirigentes chavistas de importancia a nivel municipal han decidido romper filas con el PSUV y el también oficialista Polo Patriótico para competir directamente contra los candidatos impuestos por la máxima cúpula revolucionaria.
El Nuevo Herald/Antonio María Delgado

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>