Published On: dom, Nov 18th, 2012
Sin categoría | By

Colombia frente a los paraísos fiscales

Por: Héctor Sandoval Duarte

Con el desplome de la comisionista Interbolsa, un malestar en el ambiente y muchas dudas por responder acerca de quiénes fueron los responsables de la caída, en el Congreso de la República se está buscando por segunda vez convertir en ley un proyecto que pretende que las compañías foráneas presentes en Colombia revelen sus controlantes en el extranjero, para así evitar la fuga de impuestos a paraísos fiscales como Panamá, Delaware, Islas Mann, Bahamas, Islas Caimán, entre otros.
La hipótesis de que un fondo de inversión que está en Curazao y se llama Premium Capital Funds —que tiene como corresponsal a Interbolsa en Colombia, Brasil y Panamá— habría evadido US$50 millones de impuestos que debieron ir al fisco colombiano, fue una de las razones que, según el senador Juan Mario Laserna, llevó a que en el Congreso se esté “pedaleando” para convertir este proyecto en ley de la República.
“Si se hunde la reforma tributaria, el proyecto de ley 143 de Senado —al que se le quitaron 33 artículos— es fundamental para que se conozcan los beneficiarios reales. Lo de Premium Capital es apenas una gota de una cosa grande”, aseguró Laserna. Si las cosas salen bien en el Congreso, donde esta iniciativa se había hundido en medio de la tormenta causada por la fallida reforma a la justicia, quedaría sólo un cuarto debate para que se convierta en ley de la República en un par de semanas.
Según una fuente consultada por este diario, esa iniciativa se hundió durante su primer trámite cuando el representante a la Cámara Simón Gaviria le quitó los “dientes” al proyecto para que pusiera lupa sobre los beneficiarios y las firmas controlantes.
“Esta evasión puede ser un problema de unos US$5.000 millones e implica al sector real y a todo lo que tiene que ver con inversiones costa afuera (off shore)”, comentó Laserna. Pese a que el estatuto tributario tiene procedimientos para gravar los dineros que se van de Colombia a paraísos fiscales, dice el congresista, “ese mecanismo y esa evasión nunca se ha podido controlar porque la Cancillería no ha dado su visto bueno”.
Un aparte de la propuesta, modificada en Cámara en junio de este año, establece que “una entidad será controlada cuando su poder de decisión se encuentre sometido a la voluntad de una o varias personas naturales o jurídicas que serán su matriz o controlante”.
También, la iniciativa propone que “con el fin de recuperar activos indebidamente sustraídos del patrimonio del Estado, la Contraloría General de la República podrá levantar el velo corporativo y perseguir a los beneficiarios reales siempre que haya sentencia ejecutoriada”. Esto significa darles “dientes” a las autoridades para controlar el hecho de que las personas naturales o jurídicas se lleven sus recursos y ganancias sin reportarlos al Estado.
Del proyecto original que contenía 47 artículos se eliminaron propuestas como la creación de un registro nacional de grupos empresariales para que las sociedades extranjeras estén en obligación de inscribir la situación de control. También se quedó por fuera la idea de poner en marcha un registro nacional de socios o accionistas para “almacenar la información relativa a la identificación de los inversionistas en todas las sociedades domiciliadas en el país, así como de las sociedades extranjeras que tengan o incorporen sucursales en Colombia”.
“Hay que entender si la gente está declarando o no esos patrimonios. Sabemos de unos casos donde no”, manifestó el jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), Juan Ricardo Ortega López, quien aseguró que la entidad está comenzando a indagar acerca de un fondo que tiene la holding Interbolsa en Luxemburgo (Europa). “Es una cosa complicada que no se entiende todavía. Era difícil saber qué era Premium Capital y conseguir información era muy difícil. Cuando nadie pierde, nadie habla”.
En cuanto a la iniciativa —que de ser aprobada sería una de las soluciones para controlar la evasión—, Ortega manifestó que “ayudaría muchísimo. No me cabe la menor duda, aunque es una discusión difícil”. Según un estudio que conoció el jefe de la DIAN, los recursos que han salido del país con rumbo a paraísos fiscales en los últimos años ascienden aproximadamente a US$50.000 millones.
En medio del debate generado por la caída de la comisionista Interbolsa, ¿por qué la gente sigue poniendo sus recursos en estos fondos costa afuera? Para el director de la DIAN, “el mensaje de fondo de todo esto es que la misma gente, por desconfianza de las autoridades fiscales o porque le parecen malas las normas, saca la plata y es muy vulnerable a que se la roben. Es como guardar la plata debajo del colchón”. Añadió que la desaparición de un líder del mercado como la comisionista Interbolsa “refleja una pérdida de valor para la sociedad”.
Para Horacio Ayala Vela, exdirector de la DIAN, en Colombia existe “una verdadera libertad cambiaria” que no prohíbe la recepción ni la salida de dineros del país. “La reforma tributaria está poniendo mayores controles. Hay una preocupación real por eso. ¿Cómo hace la gente para mandar plata? Debe haber múltiples maneras de hacerlo. Son dineros que están fuera del sistema”.
De acuerdo con estimaciones de la Red para la Justicia de Tasación Global (de la que forman parte ONG, académicos y abogados de varios países), los activos que están en el exterior huyendo de los gravámenes en diferentes naciones “equivalen a un tercio de los activos totales en el mundo. Más de la mitad del comercio mundial pasa por los paraísos fiscales”.
“Estimamos que el monto que tienen los individuos en fondos costa afuera es cercano a US$11,5 trillones”, asegura la organización. Esta cifra es cinco veces la que necesitaría Naciones Unidas para cumplir las metas de reducción de la pobreza en el mundo dentro de los Objetivos del Milenio. Además, con el equivalente de todo este dinero que está en paraísos en el mundo, se hubiera podido transformar la infraestructura energética mundial para contrarrestar el impacto del cambio climático.
Según la organización, en 2007 el Banco Mundial estimó que el flujo transfronterizo de capitales procedentes de actividades criminales, corrupción y evasión de impuestos en el mundo alcanzó los US$1,6 trillones por año. “En 2009, se estimó que el flujo osciló entre US$850.000 millones y $1,1 trillones”.
El Espectador

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>