El hombre –camisa roja, pantalones y zapatos deportivos– se abrió paso entre concejales y diputados hasta llegar al presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, con quien cruzó unas breves palabras.

Esperaba en la plaza Sucre de Petare, donde Primero Justicia renovaba a su militancia, desde la mañana y quería apoyo económico para comprar comida, aclaró más tarde el concejal del municipio Sucre, Andrés Schloeter.

Minutos después del incidente, Schloeter atendió a una mujer que también pedía ayuda sosteniendo una orden médica entre las manos. Era la tercera petición que recibía el concejal.

En la plaza El Cristo, segundo punto de validación de PJ en Petare, también llovieron las solicitudes de ayuda este sábado 18 de marzo. El diputado de la Asamblea Nacional Miguel Pizarro comentó que a primera hora de la mañana atendieron a familias que pedían alimentos.

Según relató el parlamentario, a las 4:00 de la mañana también vieron a personas escarbar entre residuos de comida en la redoma del populoso barrio.

Las colas se desbordaban en algunos puntos de la avenida Francisco de Miranda a la altura de la salida del metro La California pasadas las 11:00 de la mañana. La manifestación de necesidad contrastaba con los esfuerzos políticos de la organización que se afanaba en explicar cómo renovar su tarjeta a menos de una cuadra.

En el primer día de renovación, el secretario nacional de organización Edinson Ferrer denunció fallas en máquinas e intentos de “saboteo” en el proceso.

El dirigente informó que en el punto ubicado en San Bernardino motorizados identificados como colectivos atracaron a electores que esperan para renovar y dispararon al aire cerca del medio día.

Y el gobernador de Miranda Henrique Capriles denunció que PJ es el partido que ha tenido menos máquinas para validarse.

Fuente: Efecto Cocuyo