Publicado el: Mar, May 9th, 2017

Con récord de participación, el progresista Moon Jae-in se perfila como contundente vencedor en las elecciones de Corea del Sur

El progresista Moon Jae-in se perfila como ganador en las elecciones surcoreanas

Los sondeos a pie de urna le otorgan el 41,4% de los votos, frente al 23,3% de su rival conservador.

El candidato progresista  Moon Jae-in, del Partido Democrático, se perfila como el contundente vencedor las elecciones en Corea del Sur. Un sondeo a pie de urna de las tres principales cadenas de televisión del país le concede el 41,4% de los votos, mientras que su rival conservador, Hong Jong-pyo, tendría que conformarse con el 23,3%. El tercero en discordia, el centrista AhnCheol-soo, recibiría un 21,8%.

La participación ha sido enorme en unos comicios que buscan pasar página tras el escándalo de corrupción que causó la destitución de la presidenta Park Geun-hye, la primera en la historia del país. Una hora antes del cierre de los colegios ya habían acudido a las urnas el 75% de los votantes, y la Comisión Electoral Nacional calculaba que podría sobrepasarse la barrera del 80%.

En una intervención en directo a través de YouTube, este aspirante presidencial reiteró este martes su opinión de que Seúl debe marcar más el paso en el desarrollo de la crisis norcoreana y no dejar la voz cantante a Washington y Pekín: “Lo que es importante en este proceso es que Corea del Sur debería liderar esta nueva corriente de acontecimientos; no deberíamos ser simplemente un espectador que presencia las conversaciones entre EE UU y China”.

Hong, el principal candidato conservador, apuntó por su parte al acudir a votar que “estas elecciones representan una guerra para elegir un régimen en el que la gente acepte una administración izquierdista y pronorcoreana, o un gobierno que defenderá una Corea del Sur libre”.

Se espera que el ganador jure el cargo este mismo miércoles. Una vez en la Casa Azul, la residencia presidencial surcoreana, una de sus primeras tareas será el nombramiento de primer ministro, que tendrá que ser ratificado por el parlamento.

Tendrá que ponerse manos a la obra de inmediato a la hora de gobernar. Corea del Sur lleva cinco meses bajo un gobierno provisional, algo que le ha dejado en desventaja a la hora de tomar decisiones en el tablero internacional.

El nuevo presidente no solo tendrá que modelar la relación con una Corea del Norte que no da visos de ceder en su programa de armamento. También con un Estados Unidos en el que el presidente Donald Trump ha apuntado que quiere renegociar el tratado de libre comercio con Corea del Sur, que considera desventajoso para su país, y que exige que Seúl pague el coste de mil millones de dólares del THAAD, el polémico escudo antimisiles estadounidense recién desplegado en su territorio.

No solo eso: también tendrá que gestionar la delicada relación con China, su principal socio comercial y que ha impuesto un boicot no declarado a los productos surcoreanos como protesta por el despliegue del THAAD. Pekín considera que ese escudo puede emplearse para espiar territorio chino.

En el terreno interno los desafíos no son mucho menores: el nuevo presidente tendrá que intentar cerrar las divisiones creadas por el escándalo en torno a la expresidenta Park, que hoy día se encuentra en prisión preventiva a la espera de juicio.

Los votantes surcoreanos también anhelan un cambio en el terreno económico, que reduzca la visible desigualdad social. Todos los candidatos han prometido reformar los chaebol, los poderosos conglomerados empresariales en manos de un puñado de familias que controlan la mayor parte de la economía del país. Estos conglomerados se han visto también implicados en la trama de corrupción de Park.

Aunque en este caso, del dicho al hecho puede haber más de un trecho. Otros gobiernos previos llegaron al poder con una promesa similar. Ninguno lo ha conseguido.

Fuente: El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>