Publicado el: Jue, Ago 18th, 2016

Conflicto en el mar de la China meridional, mantiene en alerta a Washington

China meridional 2

Tensión en Asia: Mientras Pekín y Manila dialogan, Washington se prepara para la guerra

El Pentágono “está absolutamente aterrado” al observar las capacidades de Pekín y el complejo industrial-militar estadounidense predice ya una guerra, sostiene el periodista Pepe Escobar.

Por mucho que moleste a Washington, la realidad es que Pekín y Manila están discutiendo por medios diplomáticos la situación en el mar de la China Meridional, constata en su nuevo artículo para RT el periodista Pepe Escobar.

Escobar subraya que, aunque “las botellas de champán no están apareciendo todavía”, el enviado especial de Filipinas, el expresidente Fidel Ramos, se desplazó la pasada semana a Hong Kong, donde se reunió con la presidenta del Comité parlamentario chino para relaciones exteriores Fu Ying. Durante el encuentro, Ramos aseguró que Manila quiere entablar negociaciones formales con Pekín.

Negociaciones y planes

Según el analista, gracias a esta visita, Pekín y Manila pueden haber iniciado el proceso de apertura del Bajo de Masinloc (Scarborough), en disputa entre ambos países, para los pescadores chinos y filipinos, y puede estar de camino el desarrollo conjunto de las piscifactorías.

Sin embargo, lo que Pekín quiere a largo plazo es una pista de aterrizaje china en el citado banco de arena, cuya aparición allí es “casi inevitable”, en palabras del analista.

Con esta pista y un sistema de alerta temprana en el Banco Macclesfield (un atolón hundido que reclaman China y Taiwán) Pekín será finalmente capaz de ‘observar’ toda la acción, “amable pero sobre todo hostil, procedente de la base naval estadounidense de Guam”, explica el periodista.

Washington se prepara para la guerra

A juicio de Escobar, “el corazón” del problema en el mar de la China Meridional no es la soberanía sobre un grupo de islas, sino el acceso para el Pentágono y la Armada de EE.UU., o más bien el sistema antiacceso y de negación de área (A2/AD, por sus siglas en inglés), desarrollado por Pekín.

Según el analista, el Pentágono “está absolutamente aterrado” al observar las capacidades del sistema antiacceso de China, que incluye el misil DF-16, con un alcance de 1.000 km; el bombardero nuclear H-6K; el misil tierra-aire HQ-12; y el misil chino DF-21D, apodado el ‘asesino de los portaviones’.

“La reacción predecible” del complejo industrial-militar estadounidense ha sido “aventurar la guerra”, según se desprende de un informe de RAND Corporation, que el periodista califica de “una mezcla de recomendación de política, expresión de deseos y belicismo apenas reprimido”.

“El A2/AD de China hará cada vez más difícil a EE.UU. ganar el dominio militar-operativo y la victoria, incluso en una guerra larga”, advierte este informe, que sugiere a Washington varias maneras de prepararse para un eventual conflicto bélico.

“El informe de RAND es solo una prueba de lo que los líderes en Pekín ya dan por sentado: el Imperio del Caos, desesperado, volverá a la guerra sea como sea”, asevera el analista.

Escobar recuerda que la Administración de Obama “ha dictaminado que una base naval china en el Bajo de Scarborough sería una línea roja”. “No duden que esta línea roja será cruzada”, concluye el periodista.

  • El pasado 12 de julio el Tribunal Permanente de Arbitraje de La Haya dictaminó que Pekín no tiene “derecho histórico” sobre los territorios en disputa en el mar de la China Meridional. De esta forma, La Haya falló a favor de Filipinas en su litigio con China sobre las islas Spratly y las Paracelso.
  • Pekín niega que La Haya tenga competencia para dirimir el caso y afirma que, debido a su uso histórico de las aguas y los peñones, tiene derecho a casi el 90% del las aguas del mar de la China Meridional.
  • Para reforzar sus demandas China ha aumentado su presencia militar en la región e incluso ha construido unos islotes artificiales.
  • Fuente: RT

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>