Publicado el: Jue, Dic 17th, 2015

Conoce a los ‘Dukha’, el último pueblo mongol cuya supervivencia depende de los renos

(CNN) – Durante miles de años, el pueblo Dukha, también conocido como los Tsaatans, ha vivido en el profundo bosque remoto del norte de Mongolia.

Esta pequeña comunidad nómada de pastores de renos es una de las pocas tribus de su tipo que quedan y la cual se trasladan de pastos en pastos cada siete o diez semanas.

Nativos de la Siberia rusa y de la provincia de Khovsgol en la parte más septentrional de Mongolia, los pastores Dukha dependen de sus renos en casi todos los aspectos de supervivencia, además de su identidad cultural y espiritual.

Pero a medida que la evolución moderna se abre camino hasta su remoto hábitat, sus antiguas tradiciones están ahora en riesgo de desaparecer.

Una cultura moribunda

Los Dukha, o “el pueblo de renos”, son los últimos de su tipo en Mongolia.

Animal sagrado – Los renos desempeñan un papel importante en la tradición chamanista de los Dukha. El reno blanco es considerado sagrado.

“Ellos ciertamente son una cultura en extinción”, dice el antropólogo Hamid Sardar-Afkhami, quien se preparó en Harvard.

Sardar, quien pasó años viviendo con los Dukha y documentando su modo de vida, cree que una vez hubo alrededor de 200 familias que vivían en esta remota parte de Mongolia.

En la actualidad, él piensa que probablemente quedan solo 40 familias y alrededor de 1.000 renos.

“La cantidad de familias ha disminuido porque muchas de ellas se han sintetizado con la comunidad de corriente dominante”, dice él. “Muchas de ellas se han trasladado a los pueblos e incluso a las ciudades capitales”.

La mayor amenaza desde el punto de vista de Sardar-Afkhami es la deserción de la generación joven de los Dukha, la cual no quiere vivir en las duras condiciones de la taiga (o “bosque nevado”).

“Ellos quieren bajar y permanecer en cálidas cabañas durante el invierno, quizás comprar un auto y manejar”, dice.

“Hay un gran atractivo en la vida moderna. Las dificultades de la vida tradicional como un pastor de renos sin duda son un factor importante”.

El aumento de la minería de oro en el área, así como las medidas del gobierno para restringir el suelo de caza Tsaatan, también han acelerado el declive.

“El gobierno declaró el suelo de caza de los Tsaatan como una parte de los parques nacionales protegidos. Ahora este está fuera de sus límites, por lo que ya no pueden cazar más”, dice.

Como compensación, según Sardar-Afkhami, a cada familia le pagaron aproximadamente 150 dólares.

“Es un poco triste porque estos son cazadores tradicionales y los renos tienen que moverse”.

“Cuando les pagas por algo así, estás destrozando una parte de su cultura”.

Para agregarles problemas a los Dukha, la cantidad de renos de los que dependen ha menguado dramáticamente debido a las enfermedades y la carencia de tratamientos disponibles.

Sobrevivencia a través del turismo

Turismo: una espada de doble filo – Los Dukha que viajan a lago Ubsugul se han enfrentado a las críticas de que la región es demasiado cálida para los renos.

Un puñado de los Dukha migran hacia el sur en el verano por razones prácticas y económicas. El clima es mejor y pueden ganar dinero a través del turismo.

Todos estos factores han forzado a algunos Dukha a confiar en el dinero del turismo para sobrevivir.

“El turismo es una gran fuente de ingresos hoy en día”, dice Sardar-Afkhami. “Ellos están ganando una considerable cantidad de dinero con los turistas”.

Ya desde hace algunos años las agencias de viajes han estado ofreciendo regularmente la opción de visitar una comunidad Dukha como parte del itinerario por Mongolia.

Pero llegar a su remoto hábitat requiere de una avanzada habilidad de equitación, así como días de viaje en auto por caminos desiguales para los que muchos visitantes no están preparados o equipados.

Esto ha dado lugar para que un pequeño grupo de pastores de renos bajen desde su área tradicional y establezcan un campamento cerca de las populares áreas turísticas del lago Ubsugul.

Guiado por Enkhatuya, quien es también la chamán principal, un clan de aproximadamente una docena de familiares le ofrece a los turistas un vistazo del estilo de vida Dukha sin tener que viajar hasta las profundidades del bosque de alerces.

Enkhatuya admite que la vida se ha hecho más difícil para su pueblo.

“Esta es la razón principal por la cual nosotros bajamos al lago Ubsugu cada verano”, explica ella. “Necesitamos ganar suficiente dinero para sobrevivir en el invierno”.

Controversia

Los renos, en particular, han demostrado ser un gran éxito entre los visitantes, quienes felizmente pagan 5.000 tugriks mongoles (2,50 dólares) por la oportunidad de tomarse una foto.

A juzgar por la cantidad de autobuses que van y vienen, el clan fácilmente podría estar ganando un promedio de aproximadamente 200 dólares al día.

Esto es mucho dinero para los estándares mongoles, donde un trabajador promedio gana un estimado de 330 dólares al mes.

Pero sus esfuerzos también han atraído el escrutinio de algunos viajeros que se preocupan que los renos estén siendo usados para atraer a los turistas.

Tanto así, que algunas agencias de viajes, como Intrepid Travel, con sede en Melbourne, Australia, ahora disuaden a las personas de visitar a la tribu.

Algunos han acusado a los Dukha de abusar de los renos para sacar provecho.

“Muchos viajeros tienen la opinión de que esta área no es el mejor ambiente para los renos pues son originarios de climas mucho más fríos y los traen al lago Ubsugu para que los pastores puedan beneficiarse del turismo”, dice Timur Yadamsuren, guía local y director nacional para Intrepid Travel en Mongolia.

“Por estas razones, Intrepid Travel no recomienda esta actividad”.

Enkhatuya desestima las acusaciones y dice: “Como cultura, tenemos profundas conexiones con nuestros renos. Son como nuestra familia”.

“Nunca abusaríamos de ellos por definición. Te puedo asegurar que no están sufriendo”.

A pesar de la disminución de su población, ella cree que la cultura Dukha seguirá floreciendo.

“Nuestros jóvenes están regresando para continuar con nuestra tradición ancestral”, dice ella. “Están más cerca de la tribu y de la cultura de lo que jamás lo han estado. Ellos continúan hablando nuestra lengua natal”.

De hecho, la nieta de Enkhatuya ha seguido sus pasos y se ha convertido en chamán.

Aun así, Sardar-Afkhami cree que su antigua forma de vida está en camino a la extinción.

“Son los últimos de su especie”, dice Sardar.

“Incluso si sobreviven, si ellos dejan la cultura de pastoreo de renos que los distingue, su cultura morirá”.

Nila Sweeney es escritora y fotógrafa con residencia en Sídney. Sweeney, antigua productora de CNN, ha escrito sobre una variedad de temas, entre ellos finanzas personales, estilo de vida y temas de actualidad.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>