Publicado el: Dom, Jun 26th, 2016

Consecuencias del referendo en Reino Unido: Desilusión, miedo y tristeza

Brexit

Desilusion, tristeza y miedo frente al Brexit en Reino Unido.

Los niños en el patio de la escuela corretean indiferentes a las caras largas y preocupadas de sus padres. Las madres se preguntan entre ellas qué va a pasar ahora. Y los hombres, pegados a sus celulares, todavía no han superado el shock. Son las 8:20 de la mañana del viernes 25 de junio y el Reino Unido despierta para enfrentar uno de sus mayores retos políticos de los últimos tiempos. Su salida de la Unión Europea y la renuncia del primer ministro, David Cameron.

El acostumbrado tráfico de la mañana escolar era inexistente. Twickenham, una localidad perteneciente a la alcaldía de Richmond upon Thames, estaba en silencio. La mayoría de los ciudadanos se mantuvo despierta hasta altas horas de la madrugada esperando por los resultados del referendo.

El triunfo del voto por el Brexit dejó a los trasnochados ingleses en un estado inicial de estupor y parálisis, tanto a los que sufragaron por quedarse en la UE como a los que lo hicieron por abandonarla. A pesar de la fuerte campaña propagandística en favor y en contra del Brexit, ninguno de los dos bandos pronosticó los efectos de este resultado. Hacia el mediodía, el miedo dejó atrás la parálisis y ya se percibía un estado de pánico entre el común de las personas, alimentado por una incesante cobertura periodística.

Medios, políticos y el público en general inundaron las plataformas de las redes sociales con mensajes donde expresaban sus tristezas y temores sobre el futuro económico del Reino Unido, así como de las nuevas generaciones, en una Europa dividida.

Manuela, una de las madres de la escuela, es italiana y su esposo es Finlandés. La pareja tiene dos hijos que nacieron en Inglaterra. Manuela nunca se preocupó por sacarles el pasaporte inglés porque no lo consideraba necesario. Al conocer el resultado del referendo, Manuela comenta que sintió que el mundo se le abrió bajo sus pies. No porque ahora tuviera que hacer un trámite burocrático, sino porque siente que el país en el que lleva viviendo desde hace 11 años, la rechaza a ella y a su familia. “Yo no quiero que mis hijos crezcan en un lugar donde los traten de un modo diferente porque no llevan un apellido inglés”, confiesa con pesar.

Pero Manuela es solo un ejemplo de las miles de parejas mixtas que habitan en el Reino Unido, principalmente en lo que se denomina el gran Londres. La reacción de Manuela, quizás excesiva, es natural.

La sobreinformación sobre el tema irónicamente ha generado una gran desinformación. Para personas como Manuela, el triunfo del Brexit es una declaración de división del país y de rechazo al resto de los europeos que disfrutan del privilegio de trabajar y estudiar en el Reino Unido bajo los mismos beneficios de los locales.

La campaña sobre el referendo se concentró principalmente en impartir el miedo sobre la victoria de una alternativa ante la otra. El Brexit se convirtió en una pelea electoral cuyo resultado ha dejado a los ciudadanos preocupados por los cambios que inevitablemente se van a generar debido a este resultado.

Liderazgo fresco

Cameron, durante su mensaje de renuncia, aseguró que se mantendrá en el poder hasta el otoño para garantizar que el país continúe estable hasta la próxima conferencia del Partido Conservador en octubre, cuando escogerán a su sucesor. El premier inglés, sugirió que el país necesita un liderazgo fresco para conducir los retos que enfrentará al separarse de la UE.

Por su parte, los miembros fundadores de la UE, desde ya, presionan al Reino Unido para que abandone la comunidad lo antes posible, mientras que seis ministros de relaciones exteriores de la UE dijeron que hay que moverse rápido para evitar un vacío político.

La atmósfera post referendo no se ha disipado, especialmente después de las declaraciones del presidente de la Comision de la Union Europea, Jean-Claude Junker, quien expresó que no espera “un divorcio amigable”.

Las preocupaciones de la UE sobre los resultados del Brexit eran de esperarse. El Reino Unido no es solo un miembro más sino uno de los más poderosos y de gran influencia, y es el primero en abandonar la unión de esta manera. La posibilidad de resultados exitosos para los ingleses podría motivar la salida de otros miembros e iniciar la desintegración de la UE.

Los jóvenes los más desilusionados

Más de 30 millones de personas acudieron a las urnas electorales el pasado 23 de junio para tomar parte del referendo. Esta cantidad representa el 72% de la población electoral. Las regiones donde se impuso el quedarse fueron Londres, Escocia e Irlanda del Norte.

De acuerdo a la encuestadora YouGov, 75% de los jóvenes entre 18 y 24 años votó por permanecer en la CEE pero el viernes el Reino Unido decidió a favor del Brexit, 52% contra 48%.

El diario The Guardian tuiteó a los lectores más jóvenes para conocer sus reacciones y nunca se imaginó que  solo después de media hora, recibirían más 200 correos. Algunos de los mensajes eran a favor del Brexit pero la basta mayoría reflejaba una generación enfurecida sobre el camino que el Reino Unido ha tomado. Esta reacción no se limitó a los jóvenes con edad para votar sino que también cubrió el segmento de 16 y 17 años.

Fuente: Efecto Cocuyo

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>