Publicado el: Dom, Sep 3rd, 2017

Corea del Norte dice haber probado con éxito una bomba de hidrógeno


El régimen asegura haber llevado a cabo su sexta prueba nuclear, que provocó un potente temblor

Corea del Norte llevó a cabo este domingo una nueva prueba nuclear, la sexta de su historia, en la que supuestamente detonó una bomba de Hidrógeno que es capaz de equipar en un misil de alcance intercontinental. El ensayo es el más potente hasta la fecha y culmina un verano en el que el régimen ha acelerado considerablemente el desarrollo de su programa de armamento nuclear, una carrera que le ha llevado a entrar en un conflicto verbal directo nunca visto con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Según informó la televisión estatal norcoreana, la prueba fue un “éxito total”. La explosión provocó un potente seísmo, de magnitud entre 5,7 y 6,3, y según las primeras estimaciones fue unas cinco veces más potente que el último ensayo, realizado justamente hace un año.

Los servicios sismológicos de varios países detectaron este domingo un potente temblor en Corea del Norte, una actividad sísmica que según Seúl tuvo un origen “artificial”. China y Estados Unidos aseguraron que el seísmo fue de magnitud 6,3, mientras que Corea del Sur lo rebajó a 5,7. El temblor se detectó sobre las 12:20 hora surcoreana (3.20 horas GMT) en el noreste del país, en una zona cercana a la base nuclear de Punggye-ri, donde se llevaron a cabo las cinco pruebas anteriores.

Ocho minutos después, los sismómetros registraron un segundo terremoto en las mismas coordenadas, de magnitud 4,6. Ambos se detectaron muy cerca de la superficie. Según describió la administración china, el primero sería una “sospecha de explosión”, mientras que el segundo se debería a un “derrumbe”. El mayor temblor se pudo sentir en varias zonas de la provincia china de Jilin, fronteriza con Corea del Norte, y también en la ciudad rusa de Vladivostok.

La prueba “marcó una ocasión muy significativa en la consecución de la meta final de completar la fuerza nuclear del Estado (norcoreano), aseguró la presentadora de la televisión estatal, Ri Chun-hee, que describió la bomba como “un arma termonuclear con una potencia sin precedentes”.

Horas antes de la detonación, la agencia oficial KCNA anunció que el régimen había logrado desarrollar una bomba de hidrógeno lista para ser instalada en un misil balístico intercontinental. El despacho iba acompañado de varias fotos del líder norcoreano, Kim jong-un, inspeccionando un artefacto metálico que, según la propaganda, se trata de “un arma termonuclear de un extraordinario poder explosivo” y de fabricación íntegramente local. Este artefacto sería el que el mismo Kim habría ordenado probar.

Corea del Sur ha puesto en alerta a su Ejército y la oficina presidencial convocó de inmediato una reunión del Consejo de Seguridad Nacional para evaluar la situación, informa la agencia Yonhap.El presidente Moon Jae-in ha pedido una reunión de Naciones Unidas y la aprobación de nuevas sanciones económicas “para aislar completamente” a Corea del Norte. Ante el desarrollo visible del programa de armamento nuclear norcoreano, Seúl no descartó desplegar “los más poderosos activos tácticos estadounidenses” en su territorio.

Pekín, a través de un escueto comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, también ha condenado la prueba. “Corea del Norte ha ignorado la oposición generalizada de la comunidad internacional (…) El Gobierno expresa su decidida oposición y enérgica condena”. El ensayo de Corea del Norte se llevó a cabo momentos antes de que el presidente chino, Xi Jinping, inaugurara en Xiamen la cumbre de los BRICS. Xi no hizo referencia alguna durante su discurso a lo ocurrido.

Sin tener en cuenta este último ensayo, Corea del Norte ha realizado cinco pruebas atómicas, dos el año pasado, que han suscitado el rechazo unánime de la comunidad internacional y provocado la aprobación de varias rondas de sanciones económicas contra el régimen. La última de ellas entró en vigor en agosto, después de que Pyongyang efectuara con éxito dos pruebas de misiles de alcance intercontinental del tipo Hwasong-14, que lanzados en una trayectoria estándar tendrían capacidad de alcanzar territorio continental estadounidense.

En la última prueba, que se realizó hace prácticamente un año, los expertos calculan que Corea del Norte detonó una bomba atómica de diez kilotones que provocó entonces un terremoto de magnitud 5,3. Teniendo en cuenta los parámetros que se conocen hasta el momento, Seúl estima que la explosión esta vez ha sido entre cinco y seis veces mayor. En enero de 2016, Corea del Norte ya aseguró haber probado una bomba de Hidrógeno, aunque entonces los expertos extranjeros acogieron estas proclamas con esceptiscimo.

Fuente:elpais.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>