Publicado el: Sab, Abr 6th, 2013

Corea del Norte pide a embajadas extranjeras que evacuen a su personal

 Corea del Norte pidió el viernes a embajadas extranjeras que evalúen la posibilidad de evacuar si la tensión en la región crece y advirtió que no puede garantizar la seguridad de los diplomáticos después del 10 de abril, dijo Gran Bretaña, en medio de un alza en las tensiones en la Península de Corea.

El pedido se da poco después de que Pyongyang dijera que podría estallar en cualquier momento un conflicto nuclear en la península por lo que califica de ejercicios “hostiles” del Ejército estadounidense con Corea del Sur y debido a las sanciones impuestas por la ONU por los ensayos nucleares de Corea del Norte.

“La pregunta actualmente no es si va a estallar una guerra en la Península, sino cuándo va a ocurrir” debido a la “creciente amenaza de Estados Unidos”, dijo la agencia de noticias estatal china Xinhua citando al ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte.

Las misiones diplomáticas deberían considerar una evacuación. Corea del Norte proveería lugares seguros para los diplomáticos de acuerdo a las convenciones internacionales, destacó Xinhua citando al ministro.

Gran Bretaña dijo que Corea del Norte le había preguntado si pensaba evacuar su embajada debido a la tensión.

“Creemos que han tomado esta medida como parte de su continua retórica de que Estados Unidos representa una amenaza para ellos. Estamos considerando los próximos pasos, incluyendo un cambio en nuestra advertencia de viaje”, dijo la Secretaría de Asuntos Exteriores británica en un comunicado.

Aseguró que no tenía “planes inmediatos” de evacuar su embajada y acusó al Gobierno de Corea del Norte de elevar las tensiones “a través de una serie de comunicados públicos y otras provocaciones”.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que Moscú estaba en contacto con Estados Unidos, China, Corea del Sur y Japón por un pedido de Corea del Norte de considerar la posibilidad de evacuar las embajadas.

“La propuesta fue hecha a las embajadas en Pyongyang y estamos tratando de aclarar la situación”, dijo Lavrov, según fue citado por la agencia de noticias Interfax.

Moscú dijo que estaba “estudiando con seriedad” el pedido. Un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que Rusia espera que todas las partes muestren control y consideró que “elevar la histeria militar es categóricamente inaceptable”.

COHETES

En las últimas semanas, Corea del Norte amenazó con atacar bases militares estadounidenses en Asia y otras en su propio territorio continental y con cerrar un parque industrial que dirige conjuntamente con Corea del Sur, a la vez que prohibía la entrada al complejo a trabajadores surcoreanos.

Analistas militares dicen que Corea del Norte podría tener la capacidad para impactar alguna parte de Estados Unidos, pero no el continente y mucho menos con un arma nuclear.

Las amenazas contra Estados Unidos de parte del joven líder Kim Jong-un son “probablemente puras fanfarroneadas”, dijo Gary Samore, quien hasta hace poco era el máximo experto en proliferación nuclear del personal de seguridad del presidente Barack Obama.

Los norcoreanos “no son suicidas. Saben que cualquier tipo de ataque directo (a Estados Unidos) sería el final de su país”, agregó.

El viernes, medios surcoreanos informaron que su vecina del norte ha situado dos de sus misiles de mediano alcance en lanzadores móviles y los ha ocultado en la costa este norcoreana, en una iniciativa que podría amenazar a Japón o las bases de Estados Unidos en el Pacífico.

La noticia del despliegue no pudo ser confirmada, pero tal movimiento podría tener como objetivo demostrar que Corea del Norte, enojada por los ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur y la imposición de sanciones por parte de la ONU, está lista para mostrar su capacidad de ataque.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur rechazó hacer comentarios.

Las especulaciones se centraban en dos tipos de misiles, de los que ninguno se conoce que se hayan probado.

Uno es el denominado misil Musudan que el ministerio surcoreano estima que tiene un alcance de hasta 3.000 kilómetros, y el otro es el denominado KN-08, que se cree que es un misil de alcance intercontinental sin probar.

La agencia surcoreana Yonhap, citando a un funcionario militar cercano al asunto, dijo: “Al inicio de esta semana, Corea del Norte movió dos misiles Musudan en el tren y los colocó en lanzaderas móviles”.

Corea del Norte ha condenado agresivamente los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Norte, pero su reacción a los movimientos de este año alcanzó un nivel virulento.

“No creemos que Corea del Norte intente atacar Corea del Sur, preventivamente o de otro modo, dada la proyección del actual ciclo de amenazas”, dijo el grupo estadounidense de expertos Nautilus en un estudio publicado el jueves.

“Esos comunicados son oportunistas y explican su auténtica estrategia, que es extorsionar. Las fuerzas nucleares del norte tratan de instar a sus adversarios a cambiar sus políticas (hacia Corea del Norte), no para disuadir ataques”, añadió.

TENSION EN LOS MERCADOS

La tensión con Corea del Norte ha sacudido los mercados financieros surcoreanos y los principales funcionarios de las finanzas en Seúl advirtieron que podría haber un impacto a largo plazo en los mercados.

Las bolsas surcoreanas bajaron, con los inversores extranjeros realizando las mayores ventas diarias en casi 20 meses, golpeadas tras una relajación monetaria del Banco de Japón y por la tensión con el vecino del norte.

Un alto funcionario de Corea del Sur advirtió el viernes que el impacto en los mercados de las tensiones con Corea del Norte podría ser prolongado, y pidió tomar acciones rápidas y fuertes para lograr una estabilización, en caso de ser necesario.

“En el pasado, (los mercados) se recuperaron con rapidez del impacto de cualquier evento relacionado a Corea del Norte, pero las recientes amenazas (de Pyongyang) son más fuertes y por lo tanto el impacto podría no desaparecer pronto”, dijo el viceministro de Finanzas Choo Kyung-ho.

En Seúl, los responsables de ministerios económicos, el banco central y organismos regulatorios mantuvieron una reunión de emergencia y prometieron una rápida y enérgica acción si los mercados perdían su estabilidad.

En Corea del Norte no hubo nuevas declaraciones sobre una inminente guerra al ser el viernes un día festivo en el país. Algunos analistas dicen que el tono de los últimos comunicados, aunque amargo, estaba dirigido más probablemente a asegurar concesiones y no hacia un conflicto armado.

Las amenazas del líder norcoreano de 30 años Kim Jong-un, aunque no inusuales, han seguido a la imposición de nuevas sanciones de la ONU en respuesta a su tercera prueba nuclear en febrero. La reacción a las amenazas en los mercados hasta ahora era mínima.

El pulso entre las dos Coreas llega en un mal momento para la nueva presidenta del sur, Park Geun-hye, cuyos primeros pasos en el poder han estado marcados por una rebaja de las perspectivas de crecimiento.

Reuters

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>