Published On: Vie, Mar 23rd, 2018

Corte Suprema brasileña extendió salvoconducto al ex presidente Lula da Silva que impide su prisión hasta el 4 de abril


Brasil: la Corte le da “un salvoconducto” a Lula para que no sea arrestado
Es hasta el 4 de abril. Esto ocurre cuando se especulaba con una posible detención del ex presidente en los próximos días

Después de varias horas de deliberación la Corte Suprema brasileña tomó una medida “salomónica”: extendió un salvoconducto al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva que impide su prisión hasta el 4 de abril.

Sin esa decisión del Supremo Tribunal Federal (STF), el juez Sergio Moro de Curitiba podría haber ordenado el encarcelamiento, el próximo lunes, del líder del Partido de los Trabajadores. Después de Semana Santa, los ministros de la Corte volverán a reunirse para debatir un habeas corpus preventivo presentado por la defensa del ex jefe de Estado brasileño, que debería permitirle tramitar apelaciones en libertad.

Todas estas postergaciones, que inhiben los deseos de algunos jueces de colocar a Lula detrás de las rejas, tienen un denominador común: el temor a las reacciones sociales que pueda generar el caso. Las encuestas no admiten dudas: es que una tras otra, estas han demostrado que el dirigente es el favorito para las presidenciales de octubre próximo.

Este jueves, en el que iría a definirse el destino de Lula, una nueva consulta de opinión realizada por el Instituto Ipsis para el diario Estado de Sao Paulo, reveló que el ex mandatario mantiene un claro liderazgo en las encuestas: tiene el 42% de aprobación.

Le sigue la titular del Partido Red Sustentable, Marina Silva, con 30% y luego el ultraderechista Jair Bolsonaro con 24%. Lo notable en Lula es que el único candidato que presenta el nivel más bajo de rechazo de los últimos tiempos: con 57%; mientras que la resistencia a Marina se eleva a 60% y la de Bolsonaro a 66%.

A lo largo del debate en el cuerpo judicial máximo, quien quedó descolocada fue la procuradora general Raquel Dodge. El STF la citó para que expusiera su opinión sobre si el STF debía amparar a Lula de su probable detención. Ella, que tuvo voz pero no voto, se postuló a favor de rechazar inclusive el tratamiento de la cuestión. Si los magistrados hubieran aceptado su criterio, al ex presidente le hubieran quedado tan solo 72 horas en libertad.

Esta fiscal general, muy dura con el líder petista, fue todo lo contrario en el caso del senador José Serra: ella pidió, la semana anterior, que se “archivara” la investigación de la denuncia sobre 52 millones de dólares de coimas, que el dirigente socialdemócrata tendría en sus cuentas en el exterior. La Corte aceptó esa demanda y Serra salvó su vida y su imagen.

Lula habló antes de la decisión de la Corte, que se conoció pasada las 19 horas. Dijo que estaba tranquilo por considerarse “inocente” de la causa por la que Moro primero, y el juzgado de Porto Alegre después, decidieron su condena. Se trata de un departamento en una playa de Guarujá (estado de San Pablo) que, de acuerdo con las sospechas de los fiscales, fue adquirido como parte de pago de coimas. Solo que no es suyo; permanece a la constructora OAS, supuesta coimera.

Hasta ahora no pudieron probar una real pertenencia al acusado. El petista sostuvo: “Ellos deben estar con la intranquilidad de los culpables. Montaron una farsa para condenarme. Lo que están haciendo es en verdad juzgar los gobiernos de Lula y de Dilma” arremetió. Dijo también, sobre uno de los procuradores del grupo de Moro, Deltan Dalagnoll: “Vean aquél muchacho. Tendría que haber sido exonerado cuando contó la mentira de un PowerPoint”.

El tal PowerPoint fue diseñado por los propios fiscales para demostrar que el duplex en cuestión era propiedad de Lula y su familia.

Es bueno mencionar que por una mayoría amplia (7 contra 4), la Corte Suprema decidió la postergación del análisis del habeas corpus preventivo presentado por los abogados del ex presidente. Las razones fueron si se quiere “domésticas” e individuales.

Algunos de los ministros del más alto tribunal brasileño tenían viajes programados para el jueves por la noche y debían retirarse de urgencia. Fue eso lo que justificó que Lula fuera beneficiado por el salvoconducto. “No podemos cargar sobre sus espaldas problemas que son de los jueces” adujeron.

El debate de los magistrados fue menos simple de lo que se puede pensar. Estaba en juego que el máximo tribunal se negara a tratar el habeas corpus. Eso, según el defensor de Lula, es directamente anticonstitucional.

“Cuando en la Constituyente de 1987 y en la Constitución de 1988 escribimos el listado de los derechos que componen el capítulo de derechos y garantías individuales y colectivo. Buscábamos contar con el instrumental necesario par repeler las embestidas del autoritarismo”, dijo.

Según el ministro de la Corte Gilmar Mendes, “no reconocer el habeas corpus es extremadamente grave y serio”. Se interrogó, entonces: “¿De qué vale el discurso de los derechos humanos?” sin ese instrumento. Hizo una crítica feroz contra la fiscal general Raquel Dodge que había abogado por no dar ese derecho a Lula. “Enorgullecerse de desconocer el habeas corpus es un problema grave. Y crear mecanismos de restricción a ese recurso es extremadamente grave” declaró.

fuente:clarin.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>