Publicado el: Dom, Sep 25th, 2016

Crece la polémica: Policía de Charlotte publica video sobre la muerte de Keith Scott

charlotte-disturbios

La policía de Charlotte publica el vídeo de la muerte de Keith Scott

El vídeo no esclarece si la víctima, un afroamericano de 43 años, portaba en ese momento un arma como alegaron los agentes.

El Departamento de Policía de Charlotte (Carolina de Norte) reveló este sábado las imágenes de la muerte de Keith Scott un hombre afroamericano por los disparos de los agentes. El incidente, ocurrido el pasado martes, ha desatado violentas protestas en la ciudad en las que numerosos manifestantes reivindicaron que se hiciera pública la grabación de las cámaras de los coches y los agentes implicados en el suceso.

Las autoridades locales se habían negado hasta este fin de semana a poner las imágenes a disposición del público porque alegaban que ese paso pondría en peligro la investigación. El jefe de la policía local, Kerr Putney, declaró el sábado sin embargo en una rueda de prensa que “ahora es adecuado” compartir los vídeos.

En las imágenes se observa cómo Scott abandona su vehículo de espaldas a los agentes que le habían rodeado y con las manos bajadas. La víctima solo había caminado hacia atrás unos segundos, mirándoles con apariencia de estar aturdido, cuando uno de los policías le dispara cuatro veces y cae abatido. Las imágenes no permiten ver si en una de sus manos portaba un arma como argumentó la policía, aunque los agentes han hecho públicas imágenes de una pistola y un cigarrillo de marihuana que recuperaron en el suceso.

“La cuestión es si esas acciones justificaban la acción de la policía”, declaró el abogado de la familia, Justin Bamberg. El letrado insistió en que Scott se estaba alejando de los agentes, no caminando hacia ellos, y que actuaron en apenas unos segundos. “Desafortunadamente, ahora tenemos más preguntas sin respuesta que antes”, añadió el cuñado de la víctima, David Dotch. “Él era un ciudadano americano que se merecía algo mejor”.

En una segunda grabación, obtenida esta vez de la cámara que portaba en el chaleco uno de los agentes que acudió a la escena, se observa cómo rodean el vehículo apuntándole con sus pistolas hasta que él abre la puerta. Estas imágenes no muestran el instante en que es disparado, aunque sí se ve que los agentes procedieron a esposarle una vez que estaba abatido en el suelo y que uno de ellos pide que le traigan su equipo para tratar las heridas.

El equipo de abogados de la víctima aseguró en rueda de prensa este sábado que Scott era un veterano del Ejército y que había sufrido lesiones cerebrales durante su servicio. “Los agentes escalaron la tensión cuando su labor era lo contrario”, declaró Charles Monnett minutos después de que saliera a la luz el vídeo. “Yo no veo nada en las imágenes que suponga que Scott debía perder la vida”.

El jefe de la policía, Putney, había reconocido el pasado jueves que “los vídeos no dan ninguna prueba absoluta y definitiva que demostraría que esa persona estaba apuntando un arma”, en referencia a las dos grabaciones. A pesar de las reticencias iniciales de las autoridades, la alcaldesa de la ciudad de Charlotte, Jennifer Roberts, prometió “utilizar todos los recursos a nuestra disposición para informar al público lo antes posible”.

Los agentes han defendido hasta ahora que Scott iba armado. Sin embargo, sus familiares siempre han mantenido que el hombre no tenía un arma y que no amenazó a los agentes. En las imágenes se ve que no apuntó el supuesto arma contra ellos, como ha defendido hasta ahora la familia Scott, que tuvo acceso a los vídeos esta semana.

El desacuerdo entre una y otra versión se hizo aún más evidente tras la publicación este viernes de un vídeo grabado por la esposa de la víctima, que incrementó aún más la presión para que la policía sea transparente en el caso. En la grabación Rakeyia Scott registró con su teléfono móvil cómo avisaba a los agentes que habían rodeado el coche de su marido, de 43 años y padre de siete hijos, de que no iba armado y estaba enfermo.

“No le disparen”, se le oye decir en varias ocasiones. El vídeo de apenas dos minutos no muestra exactamente el momento en el que Scott recibió varios disparos de los agentes porque su esposa había bajado el teléfono hacia el suelo en ese instante. Tampoco se aprecia si iba armado. Las televisiones estadounidenses que este viernes analizaron las imágenes sí mostraron a uno de los policías moviendo un objeto que cayó junto al cadáver de Scott y que no parecía un arma sino unos guantes.

La muerte de Scott es la última en una serie de incidentes en los que vídeos grabados por testigos muestran el desenlace mortal de un encuentro entre un afroamericano y varios agentes de policía. La crudeza de las imágenes ha contribuido a alimentar un debate nacional sobre la discriminación contra los afroamericanos y otras minorías, así como el trato que reciben tanto de la policía como del sistema judicial.

Fuente: El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>