Published On: sáb, Sep 20th, 2014

Cristina Kirchner se reune nuevamente con el Papa Francisco

La presidente de Argentina, Cristina Kirchner, se reunió este sábado por cuarta vez con su compatriota el papa Francisco, convirtiéndose en la personalidad pública más recibida por el jefe de la Iglesia católica.

Tres de esos encuentros se han celebrado en el Vaticano, mientras sólo uno se realizó en Brasil, en julio de 2013, con ocasión del primer viaje al exterior del papa argentino.

La primera vez que se reunieron fue en el marco de la ceremonia en la que Francisco asumió como pontífice, en marzo de 2013.

Se volvieron a reunir cuatro meses después, el 28 de julio en Río de Janeiro, con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud.

La mandataria argentina fue la primera personalidad en ser recibida por el papa tras su elección así como la primera con la que conmemoró su primer aniversario como líder de la Iglesia, en marzo de este año.

En esa ocasión la presidenta argentina llegó al Vaticano con bota ortopédica tras sufrir la víspera un esguince en el tobillo izquierdo.

La llegada al Vaticano del papa argentino abrió una nueva etapa entre ambos, quienes mantienen una relación amigable tras años de desencuentros cuando el cardenal Jorge Bergoglio lideraba la Iglesia argentina.

El papa Francisco, que ha cosechado en más de un año de papado una enorme popularidad en su país, no ha podido viajar a Argentina y optó por cursarle hace diez días una inédita invitación para este sábado.

“Sé que alrededor del 20 estará cerca de aquí, o al menos más cerca que desde Buenos Aires. Para mí, sería un gusto si aceptara pasar por Santa Marta para el almuerzo del 20”, le escribió en una nota en la que se refiere indirectamente a la participación de la mandataria en la Asamblea de Naciones Unidas que se desarrollará entre el 22 y el 25 de septiembre en Nueva York.

La misiva, escrita con tono familiar e informal, menciona también la salud de la madre de Kirchner y se concluye con un pedido para que recen por él, quien el domingo parte para Albania, donde celebrará una visita relámpago de once horas, que suscita preocupaciones para su seguridad.

Al término del cuarto encuentro a solas, al que la mandataria llegó con una numerosa delegación y cargada de regalos, algunos enviados por amigos y conocidos del papa, Francisco salió a la puerta principal del sobrio hotel-residencia donde se aloja para despedirlos.

El pontífice saludó a cada uno de sus compatriotas, en una imagen que transmite la nostalgia que siente por su país, el cual visitará en 2016, según el padre argentino Guillermo Karcher, entre sus asesores más cercanos.

Tras reunirse con el papa Francisco en el Vaticano, la presidenta argentina Cristina Fernández aseguró el sábado que el pontífice «no está en absoluto» preocupado por la «gobernabilidad del país» y aseguró que, por el contrario, es una inquietud constante del papa el funcionamiento del sistema económico internacional.

«El papa está muy preocupado por la situación del mundo, eso sí lo manifiesta constantemente», dijo la mandataria en declaraciones a periodistas en el aeropuerto romano de Ciampino.

Señaló que le habló de los llamados «fondos buitres» —fondos especulativos que demandaron a Argentina en Estados Unidos para cobrar la deuda en mora desde 2001-, tema que tratará en la Asamblea de Naciones Unidas, sobre lo cual Francisco citó la encíclica Evangelii Gaudium en la que se refiere a la situación de los países endeudados.

Fernández comentó que «parece escrito para la Argentina, pero en realidad está escrito para muchos países. Habla de la deuda de los países, los intereses, el agobio para los pueblos, el crecimiento exponencial de las riquezas».

Dijo además que el pontífice le expresó su complacencia por una declaración recientemente aprobada por la ONU que pide un nuevo tratado para limitar el poder de los fondos especulativos y más en general para una mayor regulación de la reestructuración de la deuda.

Fernández se reunió unas tres horas con Francisco, de origen argentino, en la residencia de Santa Marta en el Vaticano. Posteriormente, abordó un vuelo rumbo a Nueva York, donde participará en la 69a Asamblea General de la ONU.

La mandataria destacó que el papa la recibió «con la calidez de siempre» y que el encuentro fue «con mucha naturalidad».

«Me parece que (la naturalidad) es lo que desacartona a las personas y nos hace de carne y hueso porque no dejamos de ser hombres y mujeres con virtudes, y con más defectos que virtudes», afirmó.

La mandataria resaltó la «emotividad» que marcó el saludo del pontífice con Victoria Montenegro, hija de detenidos desaparecidos e integrante de la comitiva.

«Sabía de su historia y se conmovió mucho. Eso me heló la sangre, sobre todo cuando ella le regaló al papa una foto de sus padres», reveló.

La jefa del Estado fue acompañada por una delegación de 33 personas, entre ellas el embajador argentino en la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, y fue recibida por el prefecto de la Casa Pontificia, George Ganswein.

La comitiva oficial la integraron también el canciller Héctor Timerman; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el titular de la Cámara de Diputados Julián Domí, entre otros.

Este fue el cuarto encuentro de Fernández de Kirchner con el papa.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>