Published On: Sab, Ene 13th, 2018

Cataluña: Los constitucionalistas apelan a los letrados del Parlament para impedir una investidura ilegal

Después de semanas contemplando cómo el independentismo explora fórmulas tan imaginativas como irregulares para investir a Carles Puigdemont, los partidos constitucionalistas pasaron ayer a la acción para impedir que el candidato de Junts per Catalunya pueda ser reelegido presidente de la Generalitat desde su refugio belga.

Ciudadanos y el PSC registraron ayer sendas peticiones en el Parlament para que su todavía presidenta, Carme Forcadell, requiera a los servicios jurídicos elaborar y publicar un dictamen sobre los límites del Reglamento de la Cámara y evidenciar así que Puigdemont tendría que pronunciar su discurso de investidura desde el hemiciclo si quiere aspirar a volver al cargo que ostentaba antes de ser cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución.Los letrados del Parlament ya se han reunido a lo largo de la semana para discutir sobre la cuestión, después de que el lunes ERC avisara a JxCaT que sólo aceptaría investir telemáticamente a Puigdemont si los servicios jurídicos de la Cámara avalaban antes la maniobra.

Según fuentes parlamentarias, existe unanimidad entre los expertos legales del Parlament sobre la imposibilidad de pronunciar un discurso de investidura por videoconferencia o por lectura delegada a través de otro diputado presente en el hemiciclo. Sin embargo, para que plasmen su opinión en un informe oficial y lo hagan público es necesario que se lo demande la Mesa del Parlament o la propia presidenta de la Cámara. Los letrados no pueden actuar a petición de los grupos parlamentarios, de ahí que los escritos de Ciudadanos y el PSC vayan dirigidos a Forcadell, a quien piden que ponga a trabajar a los letrados.

El PP tiene previsto unirse a la petición.La todavía presidenta del Parlament tiene la última palabra, pero parece lógico que acceda a las peticiones de los grupos parlamentarios liderados por Inés Arrimadas y Miquel Iceta teniendo en cuenta que la primera interesada en que los letrados rechacen la investidura telemática es ERC, formación de la que Forcadell es candidata electa.Cabe recordar, en este sentido, que el propio presidente de los republicanos, Oriol Junqueras, pidió al Tribunal Supremo un permiso penitenciario para poder acudir a la sesión de investidura alegando que su presencia y voto son “indelegables” e “insustituibles”, al contrario de lo que defienden Puigdemont y los suyos.

Tanto Ciudadanos como el PSC reclaman que los letrados aclaren las fronteras del Reglamento en lo referido a la delegación del voto y a la posibilidad de investidura de un candidato ausente. Asimismo, exigen que los letrados adviertan de los “efectos jurídicos” de que el presidente del Parlament decida “proponer a un aspirante a la Presidencia que no se encuentre en ese momento físicamente en el hemiciclo”.

En concreto, Ciudadanos insiste en la necesidad de conocer la opinión de los letrados antes de que el Parlament se constituya el próximo miércoles porque miembros de las candidaturas de JxCaT y ERC “incumplirán por causas exclusivamente atribuibles a sus acciones y decisiones su deber de asistencia a las sesiones” y porque diputados de esas mismas candidaturas han manifestado la “aparente voluntad” de que parlamentarios que no se encuentren en la Cámara “participen en las sesiones y debates al margen de toda conformidad con el reglamento del Parlament”.Arrimadas demostró ayer su confianza en que el criterio de los servicios jurídicos de la Cámara catalana coincidirá con el de su partido y advirtió de que “no reconocerá a un presidente que no se someta a una investidura correctamente” y estando “huido de la justicia con graves cargos”.

También Iceta avisó de que los diputados socialistas no asistirán a una investidura telemática y que, en caso de producirse, el PSC la impugnaría ante el Tribunal Constitucional.Mientras los partidos constitucionalistas unen fuerzas desde el Parlament, el Gobierno también tiene todo dispuesto para “recurrir de inmediato” cualquier maniobra de modificación del Reglamento del Parlament que tenga por objeto permitir la investidura del fugado Carles Puigdemont por vía telemática o por persona delegada.

Así lo confirmó ayer el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, tras calificar la hipótesis de investidura a distancia que pretende promover JxCaT de “pura falacia contraria al sentido común”, informa Marisa Cruz.

El actual Reglamento, tal y como interpretan los juristas del Estado, no contempla la posibilidad de que el candidato a presidir la Generalitat presente su programa de gobierno ante el Pleno de forma distinta a la presencial.”Puede hablar desde la tribuna o desde su escaño, pero no desde el plasma”, advirtió el ministro antes de asegurar que el Gobierno no dudará en hacer que se cumpla la ley poniendo en marcha automáticamente el mecanismo del recurso ante el Tribunal Constitucional para impedir “cualquier añagaza”.

Fuente:elmundo.es

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>