Published On: Vie, Oct 4th, 2013

Cuba continùa restringiendo el uso de la internet

-Internet en Cuba, una de las menos libres del mundo
 -Aùn con el regalo del cable submarino hecho por Venezuela

La Internet de Cuba sigue siendo una de las menos libres del mundo, sufriendo bajo “ingente regulación gubernamental” que no permite acceso a casi nada excepto al correo electrónico, reportó el jueves la organizacion de derechos Freedom House.

El número de websites bloqueados por los censores se ha mantenido más o menos igual desde el año pasado, y el gobierno sigue usando una “ciber-milicia” para atacar a disidentes, señaló el grupo sin afán de lucro radicada en Washington en su informe Freedom on the Net (“Libertad en la red”) para el 2013.

Señalando a Cuba como “no libre”, el capítulo sobre la isla de 14 páginas le dio una evaluación de 86 (en una escala en que cero es lo mejor y 100 lo peor). En la lista de “no libres” estaban además: China, Vietnam, Siria, Belarús, Sudán y Etiopía, Burma y Pakistán.

Cuba “ha sido considerada durante mucho tiempo como uno de los ambientes más represivos del mundo en cuanto a las tecnologías de la información y las telecomunicaciones”, dijo el informe. “Los altos precios, la conectividad excepcionalmente lenta y la ingente regulación gubernamental han resultado en una pronunciada falta de acceso a aplicaciones y servicios que no sean el correo electrónico”.

Sólo selectas entidades gubernamentales se han beneficiado del cable de fibra óptica ALBA-1 que fue puesto a funcionar meses atrás, según el informe, aunque se esperaba que el cable de velocidad súper alta permitiera un acceso a la Red mucho más amplio, más barato y más rápido.

Al menos una docena de blogueros disidentes fueron detenidos, y un periodista independiente, Calixto Martínez, cuyos reportajes aparecen publicados en varios websites, permaneció detenido sin cargos formales durante seis meses. Incluso blogs generalmente progubernamentales fueron bloqueados cuando cruzaron la línea oficial de la crítica aceptable, según el informe.

Freedom House reportó además que los censores gubernamentales bloquearon el acceso de los cubanos a números de teléfono en el extranjero de sistemas tales como Dígalo sin Miedo, radicado en EEUU, y que fuera usado ampliamente por activistas para dar publicidad a los abusos.

El sistema permitía a los cubanos llamar a un número en EEUU y grabar una queja breve. Una computadora enviaba entonces un alerta a aquellos que se habían inscrito en el servicio, tales como exiliados que apoyan a los disidentes o periodistas que reportan sobre Cuba.

Los censores gubernamentales reforzaron además los controles del acceso a Internet en los centros de trabajo — la vasta mayoría de los cubanos con conexión a Internet la tienen a través de sus trabajos en agencias y empresas estatales — y continuaron usando a expertos en informática como soldados en una “guerra cibernética” contra disidentes, de acuerdo con el informe.

La “ciber milicia”, por ejemplo, usa blogs o mensajes de Twitter para acusar a disidentes de engañar a sus cónyuges o de embolsarse dinero destinado a otros, y envía mensajes de correo electrónico a periodistas en el extranjero en pro de la línea del gobierno cubano pero haciéndose pasar por ciudadanos comunes.

“La vigilancia continúa siendo extensiva, y se extiende a software instalado por el gobierno y diseñado para vigilar y controlar las cuentas de correo electrónico de las oficinas así como muchos de los puntos de acceso público a Internet de la isla”, añadió el informe.

La mayoría de los teléfonos celulares en Cuba no tienen acceso a Internet, según Freedom House, fundada en 1941 para abogar por la democracia, la libertad y los derechos humanos en todo el mundo.

El informe señaló además que la Constitución de la era comunista de Cuba “subordina explícitamente la libertad de expresión a los objetivos de la sociedad socialista, y la libertad de expresión cultural se garantiza solamente si dicha expresión no es contraria a la Revolución”.

En uno de los pocos aspectos positivos mencionados, el informe señaló que el gobierno cubano había relajado las restricciones a los viajes al exterior en enero, y había permitido a algunos blogueros críticos, tales como Yoani Sánchez, a salir de la isla por primera vez en años.

El capítulo dedicado a Cuba del informe, el cual cubre lo sucedido hasta el mes de abril, fue escrito por Ernesto Hernández Busto, autor nacido en Cuba que vive en España y edita el blog Penúltimos Días.
El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>