Publicado el: Mie, Oct 7th, 2015

Daniel Ortega: Acusado de tener relaciones con niña de 15 años

Daniel Ortega
Reportaje del Diario Las Améericas: Denuncian que Daniel Ortega tuvo relaciones con una menor
Un hermano de la víctima, que ahora tiene 25 años, denuncia el hecho en una carta desde la cárcel. Otros cinco hermanos de la joven buscan refugio en Miami por temor a represalias del presidente sandinista

El presidente nicaragüense Daniel Ortega sostuvo una relación extramarital con una menor de 15 años en 2005 y de esa unión nació una niña, quien ahora tiene 4 años y no fue reconocida por el mandatario sandinista, denunció en Miami un hermano de la joven.

Otro hermano, que cumple prisión en Nicaragua, confirmó la relación de Ortega con la joven, que ahora tiene 25 años, en una carta escrita desde su celda y afirmó que el presidente sandinista lo tiene preso en represalia por haber denunciado el hecho.

Cinco hermanos de la joven, cuyo nombre es Elvia Junieth Flores Castillo, buscan asilo político en Miami y el sexto hermano, que se encuentra detenido en Nicaragua, cumple 15 años, acusado de violación. Sin embargo, sus familiares aseguran que es víctima de la persecución de Ortega por haberse opuesto a la relación con la muchacha.

DIARIO LAS AMÉRICAS llamó al Consulado de Nicaragua en Miami para obtener sus comentarios pero no recibió respuesta.

No es la primera vez que Ortega es señalado por abusos sexuales: en 1998 su hijastra, Zoilamérica Narváez Murillo, le acusó de haberla abusado sexualmente desde que era una niña de 11 años. El caso no prosperó porque la jueza Juana Méndez, a quien fue presentada la causa, alegó que la acusación había prescrito. Años más tarde, Zoilamérica retiró la demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Santos Sebastián Flores Castillo, de 42 años, el hermano mayor de Elvia Junieth, que se encuentra preso desde el 2013, fue procesado y condenado en tiempo récord. El caso ya es del conocimiento de la Comisión Mundial Contra la Tortura (OMCT), debido a que Flores ha sido torturado, según investigaciones realizadas por la Asociación Pro Derechos Humanos (ANPDH), de Nicaragua.

El detenido asegura que le dijo a Ortega que iba a denunciarlo por haber seducido a su hermana cuando era una adolescente. “Estoy encarcelado injustamente porque Daniel Ortega Saavedra me odia de gusto, sólo porque no estuve de acuerdo con la relación de pareja que sostuvo con mi hermana Elvia Junieth; él la convirtió en su mujer cuando ella tenía 15 años”, escribió Santos Sebastián en una misiva que envió desde la cárcel.

En la carta pide a organismos de Derechos Humanos que le ayuden “por el amor de Dios”. “Ya no aguanto estas torturas y este encarcelamiento injusto (…) Responsabilizo a Daniel Ortega, de cualquier cosa que me suceda en esta prisión o en cualquier lugar de Nicaragua”, suplica en el texto.

Vicente Flores Castillo, Martha Urania Flores Castillo, Santos Mauricio Flores Castillo, César Flores Castillo y Byron Flores Castillo son cinco de los miembros de la familia que realizan trámites para solicitar asilo político en EEUU con el apoyo del Departamento Jurídico de la Arquidiócesis de Miami.

El conflicto entre la familia Flores Castillo y Ortega se habría agudizado cuando el presidente sandinista no admitió la paternidad de la hija que supuestamente tuvo con Elvia Junieth, en el 2011.

Néstor Moncada Lau, el secretario personal de Ortega, aparece en los documentos legales como el padre de la menor, según consta en los registros públicos en Nicaragua. La niña tiene el mismo nombre de Camila, una de las hijas de Ortega con su actual esposa Rosario Murillo, cuya imagen utilizó en la campaña electoral en 1990, cuando era una bebé.

La familia de Elvia Junieth alega que es objeto de persecución por parte de Ortega. Según ellos, Santos Sebastián, el hermano mayor de la joven, ha llevado la peor parte. Fue condenado en tiempo récord, de acuerdo con pesquisas de ANPDH, tras ser acusado de la violación de una mujer llamada Lucila Narcisa Cortez García, según la sentencia de la jueza Aleyda Irías Mairena, del Segundo de Distrito Especializado en Violencia, con el expediente 002248 ORM4 2013, sentencia número 166.

La familia sostiene que se trata de una artimaña de Ortega para silenciar a Santos Sebastián, quien desde el 2010 enviaba cartas al gobernante nicaragüense, en las que lo cuestionaba a Ortega por haber tenido una relación íntima con su hermana menor.

Las cartas fueron recibidas en la Secretaria del FSLN, en El Carmen, donde el presidente también reside y despacha los asuntos de Gobierno. Las copias de esas cartas tienen sello y fecha de recibido.

Los detalles

Vicente Flores, de 40 años, hermano de Elvia Junieth, logró huir de Nicaragua con su esposa y dos hijas tras expedida una orden de captura en su contra.

La familia Flores Castillo buscó explicaciones a la detención de su hermano en los círculos presidenciales. “Siempre nos han dicho que son órdenes superiores, órdenes de la Secretaría y del presidente. Una vez que fui con mi mamá a la Secretaría, nos dijeron que no teníamos nada que hacer ahí, nos expulsaron escoltados“, dijo Vicente Flores.

La historia de Elvia Junieth con Ortega comenzó en la ciudad de Ocotal, en el norte del país, en el 2005, durante una actividad política del partido sandinista. La menor estaba en primera fila por ser parte de la Juventud Sandinista y estaba acompañaba de su hermana Deysi Sugey Flores Castillo, quien aún se encuentra en Nicaragua.

“Ella estaba cerca de la tarima. Él [Ortega] la vio y la llamó para que subiera, la saludó, estuvo hablando con ella y después le pidió su número de teléfono. Terminada la actividad política, la llamó varias veces por teléfono y le dijo que le gustaría que fuera a la Secretaría del Frente, que quería conocerla y a nuestra familia y que él podía enviar por ella”, reveló Vicente Flores.

Luego la menor le contó a su familia que conoció al “comandante”, que la invitó a ir a Managua, le prometió ayudar en los estudios y a su familia. La invitación fue motivo de alegría para los Flores Castillo.

Eran los tiempos en que Daniel Ortega recorría el país vestido de blanco, haciendo campaña para las elecciones del 2006, convenciendo a la población para que le diera una oportunidad porque había “cambiado” y quería volver a la presidencia. Fue la época en que contrajo nupcias por la Iglesia con Murillo y quería demostrar que ya no era marxista y se había convertido en cristiano.

“Al inicio cuando ella [Elvia Junieth] iba [a la Secretaría] nosotros creíamos que era una amistad pura y sincera“, afirmó Vicente Flores. Supuestamente, Ortega les pidió los números de cuentas bancarias a varios de los miembros de la familia, quienes aparentemente recibían mesadas mensuales que podían oscilar entre 2.000 y 4.000 dólares“.

Todo cambió cuando la adolescente le confesó a la familia que Ortega la había enamorado y que tenía una relación con él. “Nuestra respuesta fue que eso no podía ser porque era una menor de 15 años, la familia rechazó esa situación, no lo veíamos correcto”, relató Vicente Flores.

Ortega tenía 60 años de edad cuando se acercó a la adolescente. “Era una niña de 15 años, con facilidad de engañarla”, comentó Vicente Flores.

El hermano sostuvo que cuando su hermana le contó a Ortega que la familia se oponía a la relación, el presidente se la llevó a Managua y le compró una casa en Villa Fontana Sur, una zona residencial de Managua, ubicada en la dirección Polizal de la UNAN, 3 cuadras al sur, 1 y media abajo.

“Con el consenso de toda la familia, mi hermano mayor Santos Sebastián le comenzó a enviar cartas [a Ortega] para que desistiera de esa situación porque mi hermana era menor de edad. Ortega, nunca respondió las cartas”, añadió Vicente Flores.

“Cuando se da cuenta [Ortega] que la familia está influyendo en mi hermana [para que lo abandone], empezó la presión hacia nosotros, nos mandó a decir que no nos metiéramos y que no éramos nadie para opinar de la vida de ella”, amplió.

“Así comenzó la persecución contra nuestra familia y las amenazas. No podíamos acercarnos a nuestra hermana menor, nos estaba era prohibido. Tenían la casa bien vigilada con gente de seguridad y nos prohibieron la llegada. En abril de este año, mi mamá, Elpidia Castillo, cansada de tantas restricciones se fue a visitarla porque es su hija. Cuando ella llegó a la casa llamaron a la Policía e inmediatamente se la llevaron presa“, relató Vicente Flores hermano. La señora estuvo detenida durante dos días, según Vicente Flores.

La ayuda

Según una fuente con conocimiento del caso, los Flores Castillo fueron beneficiados con empleos en el Gobierno, tenían vehículos de lujo y casas en zonas ricas en Villa Fontana Sur, Las Palmas y Reparto San Juan, en Managua. De esta última, Elpidia Castillo fue desalojada junto a su hija Daysi Sugey en agosto, cuando sus otros hijos viajaron a EEUU en busca de asilo. La familia fue poco a poco despojada de todos sus bienes desde abril.

En Miami

Antes de ser detenido Santos Sebastián, estuvo en EEUU, presuntamente para denunciar el caso de su hermana. Aparentemente le tendieron una celada para que retornara al país, donde fue acusado y condenado por violación.

Elvia Junieth ha abogado por su hermano preso pero recibe como respuesta que es un asunto de la Policía Nacional y que no pueden hacer nada, aseguró Vicente Flores.

DIARIO LAS AMÉRICAS no pudo conversar con Elvia Junieth para recabar sus comentarios a pesar de hacer varias llamadas a su celular.

“Ortega la tiene completamente aislada. No permiten que nos acerquemos, no hay comunicación, le tienen estricta vigilancia”. 

Fuentes cercanas al caso aseguran que Elvia Junieth no puede salir del país porque ha recibido amenazas de que le quitarían a la niña.  

“Para nosotros es algo que no tiene nombre, nos ha dolido tanto, nos ha afectado física, psicológica y económicamente. Ha sido tanta la represión que nos han mandado a decir hablen y en cinco minutos tienen la respuesta”, afirmó el hermano.

No todos los hermanos Flores Castillo están dispuestos a hablar, sólo Vicente Flores accedió y aseguró que él no obtuvo ningún beneficio de Ortega.

Afirman que reo permanece en condiciones inhumanas.

La Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) solicitó información sobre la detención, proceso judicial, y condiciones inhumanas en las que el Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, mantiene a Santos Sebastián Flores Castillo, en las celdas del Sistema Penitenciario Nacional, de acuerdo con documentos en poder de DIARIO LAS AMÉRICAS.

La OMCT solicitó la información al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH, y a la familia del detenido. En la carta la madre del detenido especificó que su hijo presenta lesiones en su cuerpo que parecen ser de lepra, debido a la falta de condiciones higiénicas y sanitarias en que permanece.

El detenido es hermano de la presunta víctima de Ortega, Elvia Junieth Flores Castillo, la menor que supuestamente fue seducida por el mandatario cuando ella apenas tenía 15 años, en el 2005.

Elpidia Castillo, la madre del reo, ha recorrido todos los organismos de derechos humanos de Nicaragua para que alguien escuche sobre las condiciones de detención de su hijo.

Flores, quien cumple una pena de 15 años por el delito de violación, es uno de los más de 300 reos que alberga la Galería 300, de máxima seguridad, diseñada para recluir a personas ligadas a delitos del crimen organizado.

Castillo denunció que teme que su hijo se suicide en la cárcel, tras el aislamiento y supuesta tortura a la que ha sido sometido. “Un oficial le ordenó colocarse boca abajo y le obligó beber agua con excremento”, relató el hecho sucedió mientras el oficial estaba parado sobre la espalda del detenido.

La representante de las mujeres parientes de reos, Blanca Guillén, respalda lo aseverado por Castillo.

“Él está desnudo encadenado, tiene delirios extremos”, amplió Castillo.

Helena Sola Martín, consejera de Derechos Humanos y Coordinadora de Región América Latina de la OMCT, recomendó informar del caso al relator especial sobre la Tortura y al Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias. Al mismo tiempo, solicitó mayor información acerca de la detención y del proceso judicial en contra de Flores Castillo.

En una carta enviada al director de la OMCT, Eric Sottas, la madre del detenido relató que logró ver a su hijo en la cárcel el pasado 15 de junio a través de una ventana de vidrio. “La comunicación se hizo por teléfono y constaté que lo continúan torturando, lo tienen aislado, encadenado las 24 horas; le impiden el ingreso de sus artículos de aseo personal; tiene un solo uniforme cuando todos los internos cuentan con dos o más; no ve la luz del día y en castigo a nuestro reclamo el pasado mes de mayo lo sacaron a la hora que el sol es más ardiente y se desmayó de tanta presión”, aseguró Castillo.

“Le niegan el derecho a recibir alimentos, carece de un ambiente digno de la persona humana porque la celda es pequeña y no puede caminar. Con las actuales lluvias, la celda se inunda y el agua le llega hasta las rodillas. Todos los familiares [de los detenidos] tienen derecho a tener contacto físico con un detenido por 15 minutos, pero ese derecho se lo niegan a mi hijo, así como el derecho conyugal con su esposa”, asegura la carta enviada a la OMCT por Castillo.

Sottas expresó que la falta de respeto a los derechos más fundamentales y la negación a aceptar el monitoreo de las instancias internacionales de parte de las autoridades [del gobierno de Nicaragua] limitan las posibilidades de acciones judiciales. “Por lo tanto, el único medio que nos queda es ejercer presión a través de diversas instituciones que tengan influencia”, indicó Sottas en la misiva.

Obispo afirma que Diócesis conoce de acusaciones contra Ortega

El obispo de la Diócesis de Estelí y presidente de la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos (ANPDH), Juan Abelardo Mata, confirmó que ese organismo conoce desde hace año y medio el caso de Santos Sebastián Flores Castillo quien, según su familia, permanece en la cárcel por oponerse a la supuesta relación íntima entre el presidente Daniel Ortega y su hermana, Elvia Junieth Flores Castillo, quien supuestamente fue seducida por el mandatario cuando era menor de edad.
Durante las investigaciones, la ANPDH obtuvo testimonios de la familia y de la propia Elvia Junieth.

“Le he dicho a la familia que cómo fue posible que aceptaran esa situación de desafuero jurídico, en la que un testaferro [Néstor Moncada Lau, secretario privado de Daniel Ortega] asume la paternidad de la niña, según el testimonio de la familia y de la mamá de la bebé, con quienes hablé hace un tiempo”, afirmó el obispo Mata.

“Hablé con el mismo Moncada Lau hace poco por teléfono y sostuvo abiertamente que esa niña es su hija y que son abusos de parte de la familia que andan diciendo lo que no es”, relató el prelado.

Las investigaciones de la ANPDH, indican que la joven víctima de Ortega calla por miedo. “Miedo, mucho miedo, ella también está prisionera, no como su hermano pero está prisionera en una jaula de oro, no puede moverse libremente dentro de la casa, tiene asistentes que le pone el Estado. Cuando sale hay una guardia policial en la salida de su casa y tiene que reportar adónde va y qué va a hacer, prácticamente está como secuestrada”, subrayó.

Las torturas

El obispo dijo que conocieron del caso a través de los mismos detenidos de la penitenciaria. “Nos notificaron que había un reo al que todas las noches torturaban. Fue así que supimos por primera vez del caso de Santos Flores Castillo, investigamos y dimos con el origen del problema que lo mantiene en la cárcel”, explicó.

“El muchacho pretendió ganar algún beneficio, no lo consiguió, vino a poner una denuncia en EEUU. Yo creo que cometió el error de regresar [a Nicaragua]. Cayó preso luego de que le tendieran una trampa por un delito de [violación] que el detenido niega y que la familia asegura que no cometió, pero fue condenado en una forma rápida. [El proceso] no demoró ni un mes como he visto en el expediente y fue sentenciado a 15 años de cárcel”, comentó.

El obispo Mata aseguró que la ANPDH confirmó que el Gobierno viola los derechos humanos de Santos Flores Castillo. Al mismo tiempo exhortó a los familiares del joven que han logrado salir de Nicaragua a denunciar los abusos de Ortega.

Según el prelado, aunque la familia estuvo cercana al Gobierno sandinista, ahora sus miembros tienen miedo porque “sufren la ira del mandatario al ser considerados traidores a la causa del partido Sandinista y a la confianza que se les brindó”.

“He elevado este caso a la Junta Directiva, tenemos año y medio de conocer este problema. Otras organizaciones como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos y la Comisión Permanente de Derechos Humanos conocen hace mucho tiempo la situación de esta familia, pensamos que es una injusticia y prueba del caudillismo que se vive en Nicaragua, en donde el que maneja las riendas del poder piensa que el país es su finca y que puede hacer con él y sus ciudadanos lo que él quiere”.

Mas información en el Diario Las Americas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>