Publicado el: Dom, Ago 25th, 2013

De Bradley a Chelsea, el soldado Manning

 El militar condenado a 35 años de prisión es introvertido y brillante.

Chelsea es un barrio en Nueva York, la hija del expresidente Bill Clinton y un poderoso equipo de fútbol en Inglaterra. Desde este jueves, sin embargo, el nombre ya tiene otro referente.

Un día después de que una jueza lo condenó a 35 años de cárcel por filtrar secretos del gobierno al portal WikiLeaks, el exsoldado Bradley Manning le anunció al mundo que siempre se sintió mujer y que, desde ahora, Chelsea será su nombre de pila.

Más aún, pidió a las autoridades respaldo para iniciar un tratamiento hormonal encaminado al cambio de sexo.

Qué le espera a la soldado Manning es aún incierto. El Ejército ha dicho que pagará su condena en una cárcel para hombres y que no contempla brindarle ayuda en su proceso de transformación. Pero muchos grupos que los respaldan han comenzado a presionar para que se acoja su solicitud. Es un nuevo giro para una saga que lleva ya más de tres años y no deja sorprender.

‘Inteligente y raro’

Ya desde su arresto, en mayo del 2010, era claro que el de Manning no sería un caso cualquiera. Bradley, o Chelsea –como ahora quiere llamarse– nació hace 25 años en Oklahoma, en el seno de una familia marcada por el alcoholismo. De acuerdo con su hermana, su padre, Brian, y su madre, Susan, eran bebedores compulsivos y fue ella, once años mayor que Bradley, quien terminó criándolo.

De hecho, David Moluton, un psiquiatra de la Armada, testificó ante la corte que el rostro de Manning presenta signos de Síndrome Fetal por Alcoholismo, que padecen bebes expuestos al alcohol en el embarazo. Eso explicaría también su contextura física de solo 1,57 m de estatura y 47 kilos de peso.

Manning fue víctima permanente de matoneo durante su paso por la primaria y el bachillerato. En especial tras la separación de sus padres, cuando Susan lo llevó a vivir a Gales.

Denver Nicks, que escribió su biografía, dice que por entonces Manning había comenzado a cuestionar su sexualidad aunque sin confiárselo a nadie. En el colegio, donde era el único estadounidense, se convirtió en blanco de las burlas por su amaneramiento.

En esta misma biografía, varios de sus excompañeros lo describen como “extremadamente raro, pero de una inteligencia sorprendente”. A los 10 años ya había desarrollado su propio sitio web, y ganó por tres años consecutivos el concurso del mejor invento en el colegio.

A los 17 años regresó a EE.UU. a vivir con su padre, que había contraído segundas nupcias. Allí comenzó su caída en espiral. De acuerdo con The Washington Post, su madrastra lo denunció en una ocasión por amenazarla con un cuchillo y lo describió como un “joven explosivo y con serios problemas de personalidad”.

Manning comenzó a dar tumbos de trabajo en trabajo, desde una pizzería hasta una empresa que desarrollaba software. En el 2007 se enlistó en el Ejército en donde, de nuevo, fue víctima permanente de matoneo. “Lo acosaban por pequeño, por amanerado, por raro. Estaba al borde de una crisis emocional”, contó un excompañero a The Guardian, de Londres.

Aun así, Manning perseveró. En octubre del 2009 fue enviado a Irak, donde pronto lo ascendieron a especialista en inteligencia. Fue allí donde tuvo acceso a los cerca de 750 mil documentos que terminó filtrando a WikiLeaks.

Por qué lo hizo sigue siendo otro gran misterio. Algunos de sus allegados sostienen, como lo hizo él en el juicio, que siempre se opuso a la guerra y estaba aterrado por algunas de las cosas que descubrió”. Sin embargo, otros de sus allegados creen que buscaba llamar la atención a toda costa.

De hecho, fue por eso que cayó. Inicialmente Manning acudió a The New York Times y al Post con sus documentos, pero no le prestaron atención. Entonces recurrió a Julian Assange. Pero una vez desatado el escándalo, Manning, incómodo por ver como la gloria se la llevaba Assange, comenzó a compartir en ciertos círculos que él era la fuente original.

Así llegó hasta donde Adrián Lamo, un hacker colombiano que terminó denunciándolo a las autoridades. Según le dijo Lamo a EL TIEMPO lo hizo porque se dio cuenta de que “sus revelaciones estaban poniendo en peligro a cientos de persona en el mundo”.

En mayo del 2010, Manning fue arrestado y su identidad como el filtrador de WikiLeaks fue revelada al mundo. Fue acusado de 22 cargos, condenado por 20 de ellos y podría salir de prisión en el 2021, tras purgar solo un tercio de su condena. Si todo le sale bien, saldrá convertido ya en Chelsea, de los pies a la cabeza.

SERGIO GÓMEZ MASERI
EL TIEMPO

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>