Published On: mié, Jun 5th, 2019

DE NUESTRA CONDICIÓN HUMANISTICA: CREYENTE O NO, DEPÈNDE VENEZUELA, por Rafael Tobías Blanco Vilariño

Las irracionales conductas observadas como ciudadano y como profesor universitario, sobre la situación actual del país, producto de la descomunal conducta irracional asumida por los Fracasados de esta Revolución Socialista del S.XXI y, de los errores cometidos por los opositores al RÉGIMEN, me han permitido hacer una valuación de los principios religiosos católicos que predominan en Venezuela (Cristianismo 90%); donde lejos de ser un Teólogo, me estoy basando en mi sólida formación Lasallista y en los brillantes sacerdotes jesuitas que seleccioné en mi juventud como mis consejeros; los cuales deseo compartir con los ciudadanos creyentes y no creyentes.

Convencido estoy, de que los adelantos científicos, políticos y sociológicos producto de la capacidad creativa del humano o Humanismo, los cuales nos han traído a los grandes adelantos del S.XXI, también se han sucedido en la Religión Cristiana; de lo contrario, estaríamos aun, en el fanatismo religioso e irracional que predominó en la Edad Media. Este desconocimiento evolutivo entre la Teocracia y el Humanismo, es lo que ha permitido el que existan seres con fanatismo religioso y el adormilamiento analítico de muchos llamados Cristianos, ante la situación actual del país.

Nuestro objetivo, es el de impedir el que el catastrófico presente venezolano se nos lastre y que el futuro inmediato, no se nos torne en inalcanzable. Y, para ello, es en este catastrófico presente, donde debemos concentrarnos. Recordemos el que una humilde vivienda con libros, es mas digna y mas hermosa, que un suntuoso Palacio carente de libros y por ende de cultura; ese palacio es el actual Palacio de Miraflores; que se ha querido comportar como el Imperio Romano pagano y/o politeísta, donde sus dioses han sido la Lujuria, el Dolo. La Vanidad, el Odio, los Falsos Testimonios, el terror, el Rencor y el asesinato indolente.
Es casualmente aquí, donde debemos muy bien recordar algunos conceptos Histórico- Bíblicos; como el de comprender el que por “Profeta” se entiende, en el campo de la fe cristiana, como al hombre que habla por inspiración de Dios a través de una manifestación, conocida como Epifanía. O, del hombre creyente o no, que por determinadas señales o cálculos predice acontecimientos Futuros; el que por “MESIAS” se entiende, al verdadero hijo de Dios, prometido por los Profetas como salvador de la Humanidad, el cual es aun negado por el pueblo hebreo al no creer en Jesucristo como el verdadero Mesías; mas sí en el pueblo Cristiano..

Por ello, es prudente recordar que el que Jesús convivió con el hombre en la Edad de Hierro, naciendo en la ciudad de Belén, cuando la tierra prometida de la Palestina, había sido invadida despóticamente por el Imperio Romano, donde no existía un código moral, y donde predominaban el politeísmo en los falsos dioses que ya describí anteriormente. Fue este el motivo por el cual, Jesús quiso recordar el que si esa sociedad cumplía con el Decálogo, que él le había entregado a Moisés en el Monte Sinaí: No matar, no robar, no levantar falsos testimonios, amar a padre y a tu madre y a tu prójimo etc, la humanidad pudiera convivir en una tierra donde se compartiera el pan, donde la palabra sea libre, donde se cultive un pueblo sin odio, donde la justicia y la paz rompan con las guerras, ello fue el motivo por el cual nos dijo “Yo soy el camino de la vida”, mas” mi reino no es de este mundo, al que solo he venido a decirle la verdad”; en ello, fue un verdadero demócrata, al dejarnos el libre albedrio de cumplirlas y el que las violares sufriría sus consecuencias. De igual forma entendamos el que muchos de sus apóstoles creyeron que Jesús los libraría de la dominación Romana y luego sería su Rey, tal como lo demuestran los dos Apóstoles, que después que vieron su muerte por Crucifixión, se retiraron muy tristes a Emaús, al ver perdido a su salvador terrenal como libertador de los Romanos; momento en que Jesús se les une y les demuestra que ha resucitado, momento en que ellos comprenden que Jesús era el verdadero Mesías.

Esto es lo que nos está pasando en la actual sociedad venezolana y por ello, debemos mantener nuestra Unidad Nacional en torno al actual presidente de nuestra Asamblea Nacional; no permitamos que el Caifás de la írrita constituyente lo sacrifique como a Jesús, por el solo hecho de que cuando él y el Obrero de Miraflores lo saquemos de ese templo, tal como Jesús expulsó de su templo a los mercaderes a fuerza de latigazos, todos ellos y sus adláteres pasaran de inmediato a formar las filas de los delincuentes y de narcotraficantes, violadores de nuestra Constitución y culpables directos de daños de lesa humanidad; ese es el verdadero temor de su destino y la tozudez de no admitir un armisticio que permita una salida democrática .

Por ello, los Opositores, con nuestra Unidad Nacional, debemos ser los Apóstoles de la Libertad y de la Constancia, para conducir a nuestro pueblo sin distingo de raza, religión o agrupación social hacia la LUZ de nuestra Libertad Democrática y para ello debemos hacerle entender que debemos cubrirnos de Sentido Común y de Paciencia, para poder entrar triunfalmente y Democráticamente en Miraflores, tal como Jesús lo hizo en su humilde entrada triunfal en Jerusalén, montado sobre una borrica; ya que de haberla realizado cabalgando sobre un hermoso solípedo, ello fuera sido el equivalente de haberla sobrevolado manejando un Fantom o un F-16. Nosotros lo haremos pacífica y democráticamente cabalgando sobre nuestra Constitución Nacional. ¡Voilá¡

Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.
Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>