Published On: vie, Feb 8th, 2013

Degradación y destrucción de la república

Por: Fernando Facchin B.

 
Venezuela vive uno de los momentos más peligrosos de su historia. La destrucción de la república avanza y todo parece anunciar que en poco tiempo el deterioro será irreversible. Los políticos psicópatas necesitan crear crisis para mantenerse en el poder, son los elementos más corrosivos del tejido social, así lo manifestaron en el “reality show” del  martes en la AN, donde desarrollaron una persecución política armada de mentiras, medias verdades y un verdadero linchamiento moral de tres diputados quienes ya ese encuentran enjuiciados y condenados por la justicia roja extra judicial, con el amparo de todos los poderes serviles a unos usurpadores del poder ejecutivo.
El mecanismo de linchamiento moral se repite desde hace 14 años y aún, no deja margen para el asombro. Otra vez se asume la función extrajudicial para condenar sin formula de juicio a los ciudadanos disidentes que se interpongan a los macabros planes de la psicopatía política de turno. Es política de estado la venganza, la descalificación y el linchamiento moral, la ira y el odio en los jerarcas en la AN parece ser infinito y para satisfacerla utilizan todo el aparato y la  verdad legal en sus manos. Cuando se miente descaradamente no sólo se esconce la verdad y violan los derechos humanos, también se esconde la cobardía. Es evidente que cuando en un estado de derecho el poder político, el poder judicial y el poder ejecutivo, los tres poderes solidariamente consienten que haya ciudadanos de ese estado en la más absoluta indefensión y consienten que esa situación cuente con toda clase de apoyos políticos, económicos, sociales, judiciales; cuando eso ocurre en un estado de derecho, los responsables incurren en la más vil y despreciable de las cobardías. 
Lo de la AN fue un torneo de cinismo,  uno de los episodios más monstruosos de la política nacional: un vulgar terrorismo de estado.   Lo que pasa en la política nacional es algo reprobable. Busquemos otro nombre para describir la disposición de la clase política oficialista a transgredir la ley para colgarle al otro la medalla del desprestigio. Bajo un régimen de responsabilidad, la experiencia genera prudencia. Bajo el imperio de la impunidad, la experiencia aconseja cinismo.
La política de estado está basada, sin ninguna duda, en la radicalización ramplona, confrontación, persecución y descalificación de la sociedad venezolana en su amplio contexto, lo que pone en juego peligroso al futuro de la nación misma y la viabilidad de la república; en consecuencia, eso es lo que debiera estar en el centro del debate es el país. Es por esta razón que el contenido y la forma en la que se trasmite el discurso político adquieren relevancia especial.Definitivamente, cuando se tiene miedo político el raciocinio político se estremece y busca explicaciones que no encuentra. Lo que vimos el martes en la AN fue sorprendente oír lo que dijeron los diputados “mujiquitas” del oficialismo, nos indica, sin lugar a dudas, que se está llegando a una pérdida total de la capacidad de raciocinio político, se presenta la degradación y destrucción de la república.  Nicolás de Maquiavelo dijo que la ética no iba con la política.   
ffacchinb@gmail.com

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>