Publicado el: Sab, Dic 12th, 2015

Diario Las Américas: Venezuela frente a un conflicto de poderes

36562Maduro
Un conflicto de poderes es lo que pareciera estar buscando el Gobierno venezolano, que aunque en un primer momento, después del resultado de los comicios parlamentarios del 6 de diciembre, reconoció su derrota, ya ha anunciado que no aceptará algunas de las decisiones que la oposición, con su amplia mayoría, espera aprobar en la Asamblea Nacional.

“Como jefe de Estado, no aceptaré ninguna Ley de Amnistía. Porque se violaron los Derechos Humanos y así lo digo y así me planto. Me podrán enviar mil leyes, pero los asesinos de un pueblo tienen que ser juzgados y tienen que pagar”, afirmó esta semana el presidente Nicolás Maduro en su programa televisivo.

Desde de la oposición, la respuesta no se hizo esperar. “La ley va porque va”, le replicó la diputada recién electa Delsa Solórzano, quien recordó que aunque el mandatario vete una norma, los legisladores pueden terminar aprobándola.

Pero, de acuerdo con el abogado constitucionalista Carlos Ayala Corao, “en el sistema constitucional venezolano cuando una ley es sancionada, pasa al Ejecutivo para que en los 10 días siguientes ponga el ‘ejecútese’ y se imprima en la Gaceta Oficial y así entre en vigencia. Si el Presidente devuelve a la Asamblea una ley solicitando que se levante total o parcialmente la sanción la Asamblea puede, con mayoría simple, insistir, en cuyo caso el Presidente debe publicarla y si se niega, la Asamblea puede publicarla”.

Ayala, quien fue presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), recordó que la Amnistía es potestad del Legislativo y que la única limitación que tiene es que la misma no permita que delitos contra los Derechos Humanos, crímenes de guerra o de lesa humanidad queden impunes.

¿Pero si el Gobierno insiste en bloquear estas u otras decisiones del Parlamento qué se puede hacer, a dónde se puede acudir? “Los conflictos entre el Ejecutivo y el Legislativo que tengan fundamento jurídico deben ser resueltos por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia”, respondió el jurista, quien admitió que en la actualidad hay riesgo de que esa instancia en lugar de resolver complique más aún la situación, debido a su alineación con el Gobierno. Esto podría ser resuelto por los legisladores al reestructurar ese organismo.

En similares términos se pronunció el también constitucionalista Luis Herrera Orellana, quien propuso no recurrir a la destitución de los magistrados, por cuanto para ello es necesario tener el visto bueno de la Fiscal, el Defensor y el Contralor.

“La vía no puede ser la remoción o destitución porque, según la Ley Orgánica del Poder Ciudadano, para que esto ocurra el Consejo Moral Republicano tendría que autorizar dicho procedimiento. La AN podría revisar las designaciones hechas y declararía la nulidad absoluta de esas designaciones y procedería de inmediato a iniciar procedimientos de renovación de esos cargos”, explicó.

Conflicto cantado

Al sociólogo e investigador del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello, Daniel Fermín, las palabras de Maduro ni del saliente presidente de la AN, Diosdado Cabello, le sorprenden, pues “lo previsible era que se produjera un conflicto de poderes, lo que pasa es que el Gobierno no contaba que el resultado fuera tan malo para él y por ello creo que adelantó el conflicto, para enviarle un mensaje a sus seguidores”.

Para el catedrático, la agresividad exhibida por el mandatario lo que busca es evitar que se abra un debate sobre la responsabilidad de la debacle. Sin embargo, cree que este objetivo no se alcanzará. “Las fisuras ya estaban presentes antes de la campaña y yo creo que este resultado las hará más evidentes”, dijo.

El miércoles los exministros de Planificación y de Educación de los gobiernos de Hugo Chávez, Jorge Giordani y Héctor Navarro, ya salieron a señalar que la derrota en las parlamentarias fue responsabilidad de la “inacción gubernamental” ante los problemas económicos.

“¿Qué vamos a seguir esperando? Ya el pueblo habló (…) Antes de que surja un (Augusto) Pinochet a nombre de (Simón) Bolívar”, soltó Giordani, quien demandó del Jefe del Estado que tomé medidas en diciembre mismo para combatir la escasez y la inflación.

Ahora Fermín no cree que el conflicto entre el Gobierno y el nuevo Parlamento llegue hasta tal punto que el Estado se divida en dos o exista una parálisis. “Deseos no empreñan. Al Gobierno no le gustará la Ley de Amnistía, pero la Constitución es clara y a menos que quiera saltársela tendrá que aceptarla”, dijo, al tiempo que agregó: “El Gobierno y la oposición tienen que buscar cohabitar; y el primer responsable para que eso se dé es el Gobierno, el cual tiene que entender que el domingo Venezuela le dijo que está harto de un estilo soberbio y de la pelea; y si sigue así no hará más que perder más apoyos”.

En similares términos se pronunció el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, quien afirmó: “La peor estrategia es reafirmar prepotentemente aquello que te llevó a perder tu conexión. La humildad puede ser un gran activo post derrota” y advirtió: “Nada unirá más a la oposición internamente y con el país que el intento de bloquear las funciones constitucionales para las que fue elegida”.

Diario Las Américas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>