Publicado el: Vie, Ago 7th, 2015

Donald Trump dominó el primer debate presidencial republicano

De 10 precandidatos, apenas cuatro quedaran en la memoria de los electores, en un momento en que el primer recuerdo de un debate suele ser el que prima, todos los demás corren el riesgo de ser paisaje. Son ellos, los recordables: Rand Paul, Marco Rubio, Donald Trump y John Ellis ‘Jeb’ Bush
Trump no descarta presentarse como independiente si no resulta nominado
Un reality show republicano, el primer debate presidencial

Si hace más de una década las convenciones republicanas dejaron de ser un escenario serio de discusión política, al menos lo debates se habían mantenido incólumes hasta anoche, cuando al presentador de FOXNews se le ocurrió preguntar al empresario Donald Trump si se comprometía a no postularse como independiente si el partido no lo nominaba. Y el hombre del peinado más intrigante del país fue diáfano en su respuesta: “No”. Entramos en una nueva era.

Heredero de “Apprentice”, Trump ha establecido una inédita forma de estar en la política que condicionó, desde esos momentos iniciales todos y cada uno de los 120 minutos del debate que se le siguieron. Sin importar la deferencia de los presentadores, todos los demás siguieron un guión preparado en el cual jugaron a la defensiva. Trump los desarmó.

“El problema de este país es lo políticamente correcto. Yo no tengo tiempo para eso y el país tampoco”, ha espetado Trump a una sorprendida audiencia, donde ha sido difícil discernir quien apoyaba a quien porque todas las ovaciones se escucharon por igual. Pero seguimos con el empresario: “Y si no les gusta, me da mucha pena. Hace falta cerebro en este país para darle la vuelta”.

A su lado, el ex gobernador de Florida, Jeb Bush, se mantuvo estático y cuando acudió a hablar. Casi como que pidiendo permiso a los moderadores, ha defendido su historial político a capa, pero sin espada y apelando al sentimiento: “En Florida me dicen Jeb porque lo he ganado”, ha dicho si precisar exactamente qué ganó. Pero ha matizado al recurrir a un juego de palabras: “(En Florida) me dicen Vito Corleone porque (siendo gobernador) he vetado muchas cosas”. No quedó claro, a juzgar por la mueca desplegada por el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, si el electorado mira con simpatía la comparación con un ‘mafiosi’ aunque sea de ficción.

De 10 precandidatos, apenas cuatro quedaran en la memoria de los electores, en un momento en que el primer recuerdo de un debate suele ser el que prima, todos los demás corren el riesgo de ser paisaje. Son ellos, los recordables: Rand Paul, Marco Rubio, Donald Trump y John Ellis ‘Jeb’ Bush.

Con Trump condicionando el debate desde el inicio a una sucesión de consignas, soundbytes y expresiones espectaculares, todos los demás candidatos se limitaron a seguir la ruta. Uno de los momentos más memorables de la noche fue cuando Cris Christie se enfrascó en una discusión sibilina con Rand Paul sobre quien tenia mejor iniciativa al momento de dar mejores abrazos. “Usted ha abrazado a Barack Obama”, le espetó Paul al exgobernador de Nueva Jersey. Pues, le ha contestado sin titubear Christie: “El único abrazo que recuerdo fue a los familiares de las víctimas del 11 de septiembre”. Y en eso estuvieron entretenidos unos minutos.

Trump también tuvo su momento cuando le preguntaron sobre el aborto. Explicó que odia el concepto de la interrupción del embarazo en cualquier de sus formas y, como espectáculo, contó una historia sobre las inesperadas consecuencias de un aborto y como conoció a una joven a la cual convenció a dejar tener a su hijo que es hoy, “un superhombre muy desarrollado”. No aclaró el magnate inmobiliario si estamos hablado de Clark Kent, pero tampoco se explayó sobre si alguna de sus novias de ocasión, ha tenido ese problema y como lo ha resuelto. Ni tampoco nadie se lo preguntó.

El senador Marco Rubio se presentó demasiado rígido. Su discurso estuvo dirigido al público no hispano al que pretendió tranquilizar sobre sus intenciones de limitar el ingreso de inmigrantes. “Hay que hacer de la frontera algo más seguro. Esta filosofía ‘Obama-Clinton’ no ha hecho nada. Apenas ha creado más problemas a los trabajadores estadounidenses”, ha precisado el senador cubanoamericano.

Momentos después, cuando le tocó despedir el debate, Rubio incurrió en una contradicción que puede haber echado a perder los pocos puntos que logró entre la gente del ‘Tea Party’, su electorado natural, al defender la mano de obra nativa. Rubio apeló al ‘sueño americano’ al contar, de nuevo, como sus padres inmigraron a Estados Unidos y lograron dar un paso adelante. El mismo sueño que el joven cubanoamericano negó media hora antes al apelar al cierre de la frontera. “Senador, ¿de verdad?”, le espetó Rand Paul.

Si Rubio intentó jugar la carta cubana en el debate, la perdió. El senador Ted Cruz se la arrebató. Si Rubio mencionó a sus progenitores como inmigrantes, Cruz fue directo al asunto: “Mi familia vino de Cuba y sabe lo que es perder la libertad”, casi gritó al senador nacido en Canadá de padre cubano y madre estadounidense. Pero, hay un pequeño detalle que ha soslayado: a diferencia del padre de Rubio, un inmigrante genuinamente económico, el progenitor de Ted Cruz se escapó de la isla caribeña porque el dictador Fulgencio Batista lo estaba persiguiendo por ayudar a Fidel Castro a tomar el poder. Eso, a Cruz se le escapó, en medio de un reality show que fue perdiendo interés en la medida en que se prolongó.

Es posible que Jeb Bush haya ganado el debate. Fue mucho más articulado, sereno y comedido pero, al no decir nada realmente espectacular, perdió dos grandes oportunidades de lograr una gran ola de apoyo. Cuando Donald Trump felicitó a Jeb Bush por ser sincero en sus sentimientos, el exgobernador de Florida le debería haber exigido que se disculpara ante su mujer mexicana por los insultos a los mexicanos. Además, Bush añadió que jamás ha llamado ‘idiota’ al empresario. Debería haberlo hecho, muchos se lo iban a agradecer y abrir las puertas de la mansión de la puerta 1600 de la Avenida Pensilvania.

Diario Las Américas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>