Publicado el: Vie, Ene 15th, 2016

Donald Trump, Ted Cruz y Jeb Busch chocaron durante el debate presidencial republicano

candidatos republicanos
Trump, Cruz y Bush dominan el último debate republicano
Chocan los dos candidatos principales en las encuestas sobre si Cruz puede convertirse legalmente en presidente
Jeb Bush y Trump también se enfrentan sobre los comentarios del magnate sobre los musulmanes
El debate tuvo lugar a solo 18 días del primer evento electoral del año de campaña presidencial

Donald Trump y Ted Cruz chocaron el jueves durante el debate presidencial republicano cuando el magnate cuestionó más profundamente si el senador texano puede ser presidente de Estados Unidos a pesar de haber nacido en Canadá de padre cubano y madre estadounidense.

“Hay un gran signo de interrogación sobre tu cabeza”, Trump le dijo a Cruz cuando el tema surgió como reflejo de la polémica que se creó luego de que el empresario la desató hace dos semanas en una entrevista con el Washington Post. “Porque no nació en suelo (estadounidense), no puede hacer campaña para el puesto”.

Los desacuerdos entre Trump y Cruz, los dos precandidatos republicanos principales en las encuestas recientes, dominaron el penúltimo debate antes del primer evento electoral en Iowa que tendrá lugar en 18 días. También se destacó en sus intervenciones el senador por la Florida, Marco Rubio, cubanoamericano de West Miami.

Aunque el choque entre Trump y Cruz fue lo que dominó una gran parte del debate, el encuentro entre el ex gobernador de la Florida Jeb Bush y Trump también resaltó porque Bush pareció ser más combativo.

“Cada vez que enviamos señales como estas, enviamos una señal de debilidad, no de fuerza”, Bush le increpó a Trump, pidiéndole que cambie su posición sobre prohibir la entrada de musulmanes. “Por eso le solicito que reconsidere su posición”.

Trump respondio que él quiere seguridad para Estados Unidos, no debilidad.

La primera votación en asambleas o caucus el 1º de febrero en Iowa marca el comienzo de la votación formal por parte de los electores para la campaña presidencial. El último debate antes del caucus será el 28 de enero en Des Moines, Iowa – precisamente cuatro días antes de las asambleas de selección de ese estado, que son la primera prueba de fuego para cada uno de los aspirantes republicanos.

El debate del jueves resultó ser particularmente feroz, quizás porque cada uno de los aspirantes deseaba sobresalir con la esperanza de opacar a los favoritos en las encuestas, Trump y Cruz.

Una encuesta de NBC News y el Wall Street Journal, dada publicada horas antes del debate, mostraba a Trump a la cabeza con 33 por ciento de apoyo seguido por Cruz, con 20; Rubio con 13 y Ben Carson con 12. Por su parte, Jeb Bush y el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie tenían 5 cada uno.

El primer gran choque del debate fue entre Trump y Cruz sobre el hecho de que Cruz había nacido en Calgary, en la provincia canadiense de Alberta, de madre estadounidense y padre cubano.

Cruz se defendió diciendo que bajo la ley sí puede ser presidente porque su madre nació en Estados Unidos. Agregó Cruz que bajo la teoría de Trump, ni Trump ni Rubio pueden ser presidente tampoco porque algunos analistas legales piensan que el presidente debe de haber nacido no solo en suelo estadounidense sino que ambos padres deben haber nacido aquí también, no en el extranjero.

La madre de Trump nació en Escocia y los padres de Rubio nacieron en Cuba. Rubio y Trump nacieron en suelo estadounidense.

Trump insistió en que antes de seguir en campaña, Cruz debe de obtener una declaración legal sobre si es elegible para evitar la posibilidad de una demanda en la corte que le obligaría a correr al tribunal a defenderse, en lugar de hacer campaña.

“He aquí el problema”, dijo Trump, “estamos en campaña. Le va bien. Yo gano y lo seleccionó como mi candidato vicepresidencial y los demócratas presentan una demanda porque no lo podemos llevar en el viaje. No me gusta eso”.

Rubio intervino poco después, diciendo que los candidatos deberían hablar de temas importantes como “la necesidad de revertir todo el daño causado” por el presidente Barack Obama.

“Él erosiona la Constitución”, dijo Rubio refiriéndose a Obama. “Él debilita a América. Cuando yo me convierta en presidente de los Estados Unidos, en mi primer día en en la oficina, vamos a revocar cada una de sus órdenes ejecutivas inconstitucionales, vamos a eliminar el Obamacare”.

En el debate preliminar entre tres de los aspirantes menos populares –el ex gobernador de Arkansas Mike Hukabee, el ex senador por Pennsylvania Rick Santorum y la ex ejecutiva de Hewlett Packard Carly Fiorina– el tema de la inmigración ilegal dominó.

Fiorina dijo que una gran parte del electorado está “enfurecido, frustrado y temeroso porque hemos tenido el problema de inmigración ilegal en este país por 25 años”.

Santorum, por su parte, comparó la idea de deportar a millones de indocumentados a un “regalo” para sus países de origen porque llevarían consigo todo lo que aprendieron en Estados Unidos.

“¿Queremos detener el flujo de inmigrantes?” preguntó Santorum. “Enviemos seis millones de mexicanos, hondureños, guatemaltecos, salvadoreños a sus países, para que puedan iniciar un renacimiento en sus países y no tengan que venir aquí más”.

La frecuencia de los debates aumentará cuando empiece la serie de primarias importantes entre el 9 de febrero y el 14 de junio. Habrá por lo menos cinco debates más entre los precandidatos republicanos.

Luego vienen las convenciones partidistas y los debates entre los candidatos nominados a la presidencia por los republicanos y los demócratas antes de la elección el martes 8 de noviembre.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>