Publicado el: Vie, Sep 15th, 2017

“Dreamers” podrían tener una solución próxima

Trump y los demócratas se acercan a un pacto para proteger a los 800.000 ‘dreamers’
En un vertiginoso tira y afloja de declaraciones, el presidente admite que “está próximo” a un acuerdo

Los dreamers han perdido el control de su suerte. Donald Trump ha decidido utilizarlos como moneda de cambio para lograr que los demócratas apoyen con su voto un endurecimiento de la seguridad fronteriza. La negociación, que ha devenido en las últimas horas en un vertiginoso tira y afloja de declaraciones, va por buen camino. La oposición asegura que ha cerrado un principio de acuerdo, y el presidente que el pacto anda cerca. Con la cuenta atrás en marcha, esos 800.000 inmigrantes que llegaron de niños a EEUU y sobre los que se cierne la sombra de la deportación, son ahora rehenes del juego político de Washington.

La confusión es un arma en manos de Trump. En menos de 12 horas, el presidente manejó el destino de los dreamers como si fuera una pelota de ping-pong. Primero recibió a los líderes demócratas en la Casa Blanca; luego dejó que la oposición lanzará un comunicado anunciando un principio de acuerdo para regularizar a este colectivo, al amanecer lo desmintió en Twitter, y al cabo de dos horas, antes de subir al avión que le debía llevar a Florida, afirmó que el “acuerdo estaba bastante próximo” y lo desligó de la construcción del muro, un anatema para los progresistas. “Eso vendrá después”, remachó.

Aunque ha enfurecido a sus bases ultras y al propio presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, el acercamiento a la oposición le está dando frutos a Trump. Los republicanos cuentan con mayoría en ambas Cámaras, pero su incapacidad para el consenso, y sobre todo su dispersión ideológica obstaculizan un voto uniforme. Humillado por sus continuos fracasos en el Congreso, Trump ha emprendido un viraje y la semana pasada sorprendió al país cuando, gracias a los demócratas, consiguió superar el bloqueo al techo de deuda. Este primer acuerdo, que dejó en ridículo a los líderes conservadores en el Congreso, le mostró una vía para maniobrar en aguas parlamentarias y evitar nuevos batacazos.

Ahora, en su intento de endurecer la política migratoria, ha vuelto a aproximarse al líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, un viejo conocido de Nueva York, y a su homóloga en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Con ellos se garantiza una mayoría suficiente para sacar adelante al menos parte de sus planes. A cambio les ofrece la regularización de los dreamers, un colectivo al que él mismo arrojó a los infiernos al firmar la liquidación del programa que les deba cobertura legal, el conocido DACA.

Fuente: elpias,com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>