Published On: lun, Feb 11th, 2013

Ecoanalítica: La crónica de una devaluación anunciada

  Tal como lo anunciamos a lo largo de los últimos meses, un entorno cambiario “estancado” así como unas cuentas fiscales comprometidas –y por lo tanto la necesidad de hacer ajustes en el gasto o incrementar los ingresos- han llevado al Gobierno a tomar la decisión de devaluar el tipo de cambio desde VEB 4,3/US$ llevándolo hasta VEB 6,3/US$ (un 46,5%), en línea con nuestro estimado.

Las autoridades también anunciaron cambios en el manejo de las divisas de los exportadores de productos no tradicionales. Bajo las nuevas reglas, los exportadores pueden retener el 40% del valor de sus exportaciones, en lugar del 30% que se permitía anteriormente.

Las liquidaciones de divisas para los sectores de alimentos, comercio, comunicaciones, prensa, electrodomésticos y salud, solicitadas tres meses antes del 15 de enero mantendrán una tasa de cambio de VEB 4,3/US$. Por su parte para los sectores automotriz, caucho y plásticos, construcción, gráfico, librería, papel, carbón, madera y textil las solicitudes hechas 6 meses antes del 15 de enero se mantendrán la tasa de cambio de VEB 4,3/US$.

¿Qué significa esta nueva devaluación?

La decisión significaría un alivio para las cuentas fiscales al otorgarle al Estado unos 3,9 puntos del PIB en ingresos netos (US$12.953 millones al nuevo tipo de cambio), permitiendo al mismo tiempo recoger liquidez por VEB 95.414 millonese incrementar la competitividad de la industria nacional, al reducir la sobrevaluación de la moneda de 52,8% a 38,3%. La devaluación al mismo tiempo se traducirá en una importante presión inflacionaria, puesto que el 35% de la demanda de bienes finales es cubierta con importaciones, y del restante 65%, un 52% requiere para la elaboración de los productos.

El gran ganador termina siendo el Estado, el ajuste cambiario permitirá reducir el valor en divisas de la deuda interna del Gobierno Central de US$42.922 millones a US$29.295 millones (un 31,7%) y con ello mejorar su calificación crediticia, por lo que esperamos ver un aumento en los precios de la deuda en dólares y una reducción en las tasas que se pagan por concepto de endeudamiento externo.

Las grandes afectadas, además de los consumidores, son las empresas multinacionales que no pudieron repatriar capitales, y que terminan perdiendo de la noche a la mañana un 46,5% de los fondos que mantenían acumulados en bolívares a la espera de una autorización para repatriar.

Adiós al Sitme

Luego de terminada la campaña electoral el Gobierno empezó a frenar la colocación de nueva deuda en dólares para alimentar el Sitme, dado el elevado costo de mantener el sistema lo que evidentemente llevaría el sistema a un colapso. En Ecoanalítica apuntábamos que la banca pública aún contaba con un stock significativo de bonos (cerca de US$2.000 millones) que pudieran ser vendidos al Sitme y permitirle al sistema su funcionamiento por un par de meses, por lo que la disminución en la oferta del Sitme fue un hecho deliberado del Ejecutivo Nacional.

La eliminación del Sitme es un duro golpe para las empresas con retrasos de más de 90 días en la autorización de adquisición de divisas Cadivi, las cuales representaban alrededor del 60,3% de la demanda de dicho sistema en 2012, y también deja en el aire a personas naturales que utilizaban dicho mecanismo para obtener divisas luego de haber utilizado los fondos disponibles a través de Cadivi.

No descartamos que a futuro se de la apertura de un sistema de permuta de bonos a través de la Bolsa Pública de Valores Bicentenaria, que permita cubrir este nicho de demanda y al mismo tiempo estabilizar la cotización de las divisasen el mercado paralelo. En Ecoanalítica somos de la opinión que el tipo de cambio no oficial se estabilizará en la medida en que se restablezca una oferta permanente desde el sector público. Mientras esto no suceda, la presión al alza continuará presente.

¿Una nueva institucionalidad cambiaria?

A la par de la devaluación, el Gabinete económico ha anunciado la creación de un Órgano Superior de Optimización del Sistema Cambiario, que contará con la participación del ministerio de Petróleo y Minería, el ministerio de Planificación y

Finanzas y el Banco Central de Venezuela.

El nuevo organismo será el encargado de, entre otras cosas, hacer un mayor seguimiento al uso de las divisas asignadas por Cadivi, fijar las prioridades para la asignación de divisas, y por último, y más importante, coordinará el flujo de divisas que vengan tanto del sector de los hidrocarburos así como de otras fuentes.

Aún no queda clara la estructura y la normativa legal por la que se regirá la nueva autoridad, cuyas decisiones sin duda serán determinantes de la oferta complementaria de divisas dirigida al sector privado.

Al final del día el problema sigue siendo la oferta

Si bien el ajuste realizado es un paso importante para corregir parte importante de las distorsiones tanto en materia cambiaria como fiscal, y al eliminar parte del subsidio a las importaciones desincentiva las compras en el extranjero, no termina solucionando el problema base, pues aún existe una brecha entre la oferta de divisas y la necesidad de las mismas.

En Ecoanalítica estimamos que el precio del barril de petróleo no sufrirá alzas considerables con respecto al 2012, por lo que si las importaciones públicas muestran un comportamiento similar al del año pasado veremos un mercado de divisas reducido para el sector privado, lo que generará una presión importante para la apertura de nuevos mecanismos que incentiven la oferta de divisas por parte de agentes privados.

Un primer paso ha sido permitir la movilización de fondos entre cuentas en bancos nacionales denominadas en dólares, tanto a otras cuentas en Venezuela, como a cuentas en el extranjero y viceversa, lo que facilitaría de alguna manera las transacciones realizadas en el mercado paralelo, y constituye una plataforma importante para la apertura de un sistema de permuta, donde se incentive la oferta de divisas a tasas superiores a la oficial.

Analitica.com

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>